Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
30- 31 D 7 LOS DOMINGOS DE ROSA BELMONTE Expediente Ñ Casi todos eran valientes omo lo único que tengo claro son las dudas (y quizá las deudas) me pasmo con la seguridad ajena. Es fascinante cómo tanta gente ha puesto de vuelta y media al maniquí del tren, también llamado el cobarde del tren (dudo que hubiera cambiado nada de la situación concreta si se atreve a intervenir) Es un gallina que mantiene una inactividad escandalosa, dicen. Quizá un cobarde, como decía Ambrose Bierce, es una persona en la que el instinto de conservación todavía funciona con normalidad. Parece que estemos en una película de John Ford. Vamos de Maureen O Hara (pelirroja pero poco neardental) reprochando a John Wayne su pasividad en El hombre tranquilo en lugar de enfrentarse a su hermano, que no quiere darle la dote (luego la arrastraría del brazo para que viera la pelea) O vamos de Dolores Ibárruri prefiriendo ser la viuda de un héroe que la mujer de un cobarde. Teniendo en cuenta que la dirigente comunista también prefería que se condenara a cien inocentes antes de que se absolviera a un solo culpable, tampoco hay que tenerla como referencia sensata (pero yo me sigo emocionando cada vez que la veo bajando las escaleras camino de la presidencia del Congreso de los Diputados) Lo más curioso de todo el asunto del tren es que el chico pusilánime del vagón sabe que hay una cámara grabando lo que pasa en el interior del compartimento y, por tanto, que lo van a retratar e inmortalizar como el pasmarote del año. Un artista secundario en la trama pero con papel principal por omisión. Aunque quizá nunca llegara a imaginar la que se iba a montar. Ni que lo fueran a enseñar en España y en América. Y mucho menos que le iban a re- C Bimba Bosé, espectacular con sus modelos de Davidelfín, estuvo en la fiesta que se celebró en Las Ventas para presentar el festival Rock in Rio También un lujo visual fue ver en perfecta armonía a los modelos Andrés Valencoso, Oriol Elcacho y Jon Cortajarena que han plasmado su rostro en las camisetas que lanza Mango, cuyos beneficios serán destinados íntegramente a la ONG Happy Hearts, fundada por Petra Nemcova, la top checa que sobrevivió al tsunami de Tailandia en la Navidad de 2004. Los tres demostraron que además de guapos son tres modelos solidarios, generosos y dispuestos a prestar su imagen para aquellas causas que lo justifiquen. Sorpresa de las buenas fue la que dio el cantante Camilo Sesto cuando apareció sobre el escenario de Hoy no me puedo levantar el musical de Nacho Cano en el teatro Movistar. Camilo interpretó la canción Hosana y arrancó el aplauso de un público que tenía que frotarse los ojos para comprobar lo que estaba viendo y escuchando. Cano le acompañó en el escenario y juntos revivieron un momento único que fue todo un regalo prenavideño para los asistentes. También en formato regalo fue la macrofiesta que se celebró en Las Ventas para presentar el festival Rock in Rio que celebrará su primera edición en Madrid en la ciudad de rock que se prepara en Arganda del Rey. Una carpa transparente fue el mejor cobijo para los invitados que pudieron ver tranquilamente el espectáculo de fuegos artificiales que inauguró la fiesta mientras se deleitaban con el catering servido por El Bulli de Ferrán Adriá. Las caipiriñas con nitrógeno líquido o su famosa tortilla siglo XXI en vaso fueron algunas de las exquisiteces que se degustaron. Para animar el ambiente no faltó el consabido ramillete de famosos que siempre alegran estas fiestas. Entre las primeras vi a Marisa Jara tan espectacular como acostumbra y asegurando que lo suyo con Joaquín Cortés es pura amistad. Por si las moscas, el bailarín finalmente decidió no acudir al evento en el último minuto. Sí lo hizo el encantador Colate Vallejo Nájera en compañía de su hermana Mafalda. A mitad de la fiesta Colate y su esmoquin a juego de camisa negra desaparecieron puesto que salía su avión rumbo a México para reencontrarse con su esposa Paulina Rubio con quien pasará unos días de sol y playa en la Rivera Maya antes de empezar la gira por México. Colate me comentó que está feliz con su vida, que aún es pronto para los hijos, y que no saben dónde estarán en Navidad puesto que este año les tocaría quedarse en México dado que la última vez la vivieron en Pedraza (Segovia) con las dos familias juntas. Bimba Bosé, espectacular con sus modelos de Davidelfín, y las mises María José Suárez y Raquel Rodríguez (se han hecho inseparables tras la separación matrimonial de Raquel) fueron algunos de los invitados de la gala. cordar hasta el principio del nazismo. Sapristi. Eso sin exagerar, señora Aguirre. Vale, pero si nos vamos hasta el nazismo también deberíamos irnos al Experimento Milgram con el que Stanley Milgram, intrigado tras el juicio al plano Eichmann en Jerusalén (un tipo normal) demostró que la mayoría de la gente es capaz de hacer daño si se le obliga. Capaz de dar descargas eléctricas a alguien si se le obliga. La serie de televisión Héroes está protagonizada, según la publicidad de la exitosa (y sobrevalorada) producción norteamericana de ciencia- ficción, por personas corrientes que un día descubren que poseen poderes extraordinarios. Y tienen que salvar el mundo (ahí está la heroicidad, no en los poderes) Sería interesante, pero nadie se atreve a hacer una serie llamada Cobardes Es lógico, ni vuelan ni se hacen invisibles ni leen el pensamiento ni dibujan el futuro ni viajan en el tiempo (si acaso, en tren o en metro) Para qué vamos a andarnos con tonterías, no sería interesante, sería un rollazo gafapasta de estética cinematográfica entre nórdica e iraní (y seguramente nos sacaría los colores porque nos veríamos reflejados en la pantalla) De la misma forma que esos héroes televisivos, los cobardes también pueden descubrir un día que lo son. De pronto. Zas. Como el que se descubre invisible o una cana donde no se la esperaba. Y si lo sacan cobardeando en la tele cada diez minutos, como si de un boletín de 24 horas se tratara, para qué quieres más. La conciencia de su cobardía le perseguirá. Al parecer, tenemos una sociedad extraordinaria. De héroes, no de cobardes. Ni de resignados. También me sorprende cuando una mujer (sobre las palizas a otra por parte de algún animal) dice aquello de ¡a mí me iba a poner una mano encima! Nunca he tenido un novio o un marido que me pegara pero, desde luego, no tengo ni idea de si me dejaría zurrar o sacaría el hacha para averiguar en cuántas partes se puede dividir el cerebro de un hombre (tampoco tengo ganas de averiguarlo) Ponerse en el lugar de otro es tan fácil como adornarse de virtudes puramente virtuales. A lo mejor son reales, vale, pero no deja de resultar extraño que adornen a tanta gente. A Borges también le habría gustado ser valiente pero, según confesaba, su dentista le decía que no lo era. Me quedo más tranquila al pensar que habría tantos voluntarios para intervenir ante las injusticias. Pero no nos engañemos, cualquiera sabe que para escapar de un tigre sólo hay que correr más que el pardillo que tengas al lado.