Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
28 10 07 MOTOR A pesar de mantener los rasgos de solidez, la apariencia del Audi A 4 es mucho más dinámica, estilizada y deportiva Audi A 4 Mismo nombre para un coche nuevo En los primeros días de noviembre comienza la venta de la nueva generación del Audi A 4, que se completará en enero de 2008 con una gama de precios a partir de 31.800 euros POR FRANCISCO DEL BRÍO FOTO ABC uando comentamos la aparición de un nuevo modelo que mantiene la misma denominación, decimos que estamos ante una nueva generación, pero no siempre los cambios son tan sólidos como en el caso del nuevo Audi A 4. Prácticamente estamos ante un coche completamente nuevo, en apariencia, tamaño, tecnología y comportamiento. La nueva apariencia del A 4, a pesar de mantener los rasgos que C pueden definirle como coche sólido, es ahora mucho más dinámica y estilizada, para dotarle de una imagen más deportiva, con el voladizo delantero más recortado, que contribuye a que sus nuevas dimensiones sean aún más notables. Porque una de las mayo- Podemos conducirlo a la carta gracias a un sistema que permite ajustar la línea característica del motor, la caja de cambios automática, la dirección y la amortiguación res diferencias del nuevo A 4 es precisamente el tamaño, con un incremento de longitud de 12 centímetros, 6 en anchura y hasta 17 en la batalla, que le sitúa entre los mayores del segmento, aunque superado por el enorme Ford Mondeo. Estas nuevas dimensiones sirven sobre todo para reubicar la posición del motor, de forma que queda por delante del diferencial, con lo que se gana en seguridad de marcha y una conducción más placentera, en el aspecto de sentir una mayor confianza en el volante. En el habitáculo se aprecia- -y es real- -un mayor espacio, en especial en las plazas delanteras, pero no tanto en las traseras, con un incremento de 20 litros en la capacidad del maletero (480 litros en total) Los apartados de tecnología y comportamiento son también parte de las novedades del A 4, porque es algo que se sentimos desde el primer momento que nos pusimos al volante. La conducción es mucho más sólida y proporciona la enorme garantía de que en cualquier circunstancia el coche obedece a nuestros requerimientos. Pero lo innovador es que este coche podemos conducirlo en la situación que podríamos llamar prêt- à- porter pero también podemos hacerlo a la carta o a la medida de nuestras preferencias, gracias al sistema de regulación denominado Audi drive select