Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
21 10 07 CLAVES DE ACTUALIDAD Karachi, doce millones l terrorismo como peor de los males busca truncar en Pakistán una operación política proyectada para un menor de los males. Con el regreso de la excorrupta Benazir Bhutto, el dictador incruento Musharraf iba a obtener perspectiva democrática y sedimentar estabilidad en la zona. Para el mundo, es bueno que el Pakistán nuclear no esté en manos fundamentalistas mientras Afganistán busca librarse de unos talibanes que tienen tratos con Bin Laden. Talibanes y Bin Laden se echan una mano para desestabilizar Pakistán con la muerte. Europa sigue empeñada en no reconocer al enemigo. E Deborah y el rey El presidente del Gobierno durante su intervención en el Foro de ABC esta semana ERNEASTO AGUDO M LA SEMANA EN UN BLOC La humildad según ZP abla Zapatero en el foro de ABC y algún ilustre superviviente felipista le escucha con la cabeza medio gacha y la mirada fija entre el plato y la cubertería. En Zapatero lo discursivo se desprende de perspectiva, como la pintura naif Al lanzar un misil- -contra Rato, o contra la oposición- -tiene un brillo destellante en las pupilas, el tintineo inexorable de una máquina tragamonedas cuando proclama un premio. Luego se espesa criticando a quienes presumen de algo: los que presumen de saber- -por ejemplo- -son los que menos saben. Está pues definiéndose como alguien dotado de humildad. Bienaventurado. Del mismo modo, el nuevo estatuto de Cataluña es una mera reforma. En los salones del Casino de Madrid, los asistentes escuchan a su presidente de Gobierno. Quién sabe hasta qué profundidad puede conducir la dialéctica de lo superficial. Por ahora nos lleva a una polarización algo irreal de la política, incentivada por el efecto de hurgar de forma innecesaria o excesiva en asuntos de orden simbólico o de alto voltaje emocional. ZP levanta la ceja y ahí aparece un águila lanzándose al vuelo. H sidente de los Estados Unidos condecora al Dalai Lama ante el Congreso en pie. Después de asolar el legado tibetano, China está convirtiendo el país del Dalai Lama en un parque temático para turistas. Ningún país libre puede someterse a la presión del postcomunismo chino si desea homenajear al Dalai Lama, ese hombre de paz, partidario de negociar razonablemente la autonomía tibetana. Es hombre de humor genial, admirado por los grandes y los humildes, la figura ideal para presidir la abertura de los Juegos Olímpicos en China. uere Deborah Kerr, actriz ilimitadamente sutil, de facciones finísimas y con esa inteligencia en la mirada que pasa de la comedia a la tragedia con la sombra de un parpadeo. Fue la abadesa de Narciso negro vio las tribus más remotas en Las minas del Rey Salomón asomó en La noche de la iguana en Tú y yo tuvo una cita fallida en lo alto del Empire State Building y en El rey y yo fue la institutriz que bailaba con Yul Brynner una de las escenas más felizmente eróticas- -y apta para menores- -de la historia del cine, con libreto de Rodgers y Hammerstein. Social- liberalismo VALENTÍ PUIG Fármaco postmoderno intetizar era un esfuerzo mental que hasta ahora era de agradecer. Desde hace un tiempo, lo más aplaudido es el mix Del mismo modo que los chefs comenzaron por introducir la crema de nata y luego el chocolate, los intelectuales postmodernos aportan un menú de sincretismos imposibles. Un poco de estructuralismo, algo de Carl añádanse unas cucharadas de pensamiento minimalista, tres gotas de Jung y agítese. Sirve como crece- pelo, vigorizante sexual, para contrarrestar la tenia que nuestro chucho pilló en el Retiro y sobre todo para ir escribiendo libros y artículos. Todo eso algo tiene que ver con la Unión Europea, con la tradición de la logomaquia y con el espíritu indómito de aquellos vendedores de corbatas que sugestionaban a los paletos en las esquinas de la posguerra. A S Honor al Dalai Lama L a paranoia del régimen chino- -ese híbrido marxista- capitalista- -con el Tibet le lleva a perseguir monjes incluso cuando van de discotecas. A pesar de la inmensa presión de Pekín, el pre- falta del progre con limusina, tenemos el progre con Harley Davidson Cuando lleva el casco bajo el brazo tiene algo de caballero andante del nuevo Camelot, un híbrido de broker y aspirante peso pluma a liberal- socialista. Está fascinado por la pesca del pez- espada, el oro como valor- refugio y los masajes- -terapéuticos- -tailandeses. Han cambiado mucho las cosas desde que los socialistas llegaron al poder con las elecciones de 1982. Pisaban de forma entre paquidérmica y furtiva los reservados de los restaurantes y llevaban americanas de mezclilla o de pana, como si fuesen todos concejales de cultura dispuestos a amalgamar lo lúdico con la ruptura. Fue el gobierno largo del felipismo. Ahora andamos por el tercer año de zapaterismo. Al progre reciclado le va más la economía que la política, la microeconomía que la macro, la mercadotecnia que la ideología. vpuig abc. es