Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
2- 3 D 7 LOS DOMINGOS DE La prosperidad de Madrid es impulsada por la confianza económica y la ausencia de políticas estériles sobre identidades ligüísticas o nacionales. En la imagen, el nudo Norte to de Madrid y las aspiraciones de los madrileños nos exigen afirma la presidenta. La región florece De esta forma, en materia de infraestructuras, es una realidad que, pese a la reducción evidente de las inversiones estatales, la Comunidad no sólo no se ha parado, sino que ha florecido durante los últimos años. El Metro de Madrid se ha disparado: de sus 317 kilómetros actuales, casi 180 se han construido en los últimos doce años. El Gobierno regional ha invertido, sólo en la última legislatura, 4.400 millones de euros en ampliar siete líneas, crear cinco nuevas y poner en marcha tres trenes ligeros. La misma renovación se ha producido en las carreteras de competencia regional: merced a acuerdos con las concesionarias se han construido autopistas radiales de peaje, paralelas a cuatro de las seis vías de acceso a Madrid: la carretera de Barcelona- -A- 2- la de Valencia- -A- 3- la de Andalucía- -A- 4- -y Extremadura- -A- 5- Faltan en la de Burgos- -que acaba de licitar Fomento- -y la que actuará como variante de la A- 6, que, a falta de planes del Gobierno Central al respecto, se ha comprometido a construir Esperanza Aguirre. En la capital, el Ayuntamiento ha acometido durante el pasado mandato una reforma de la M- 30, faraónica para algunos, pero im- Lo que Madrid aporta a la Seguridad Social Los madrileños aportan el 18 por ciento de los ingresos por cotizaciones a la Seguridad Social y, sin embargo, reciben el 11 por ciento de las prestaciones en las pensiones, afirman desde la Comunidad. Esto quiere decir que en cifras, la región aporta a la Seguridad Social un superávit de 5.000 millones de euros que permiten dotar de un fondo de garantía o de reserva, y que hace que el índice de cobertura que tiene Madrid en materia de Seguridad Social sea del 158 por ciento: es decir, por cada 100 euros que reciben los madrileños, éstos pagan 158, o dicho de otro modo, que aportan un 58 por ciento más de lo que reciben. Aguirre: Aunque no haya inversión del Estado, estamos dispuestos a acometer las obras que el crecimiento de la región y las aspiraciones de los madrileños nos exigen Ruiz- Gallardón: Madrid ha generado un tejido social capaz de lograr sus objetivos sin el apoyo de la Administración Central: no somos dependientes del poder público presionante como obra civil. Más de 3.500 millones de inversión pagaderos a 30 años, que han elevado la deuda municipal hasta los 6.000 millones de euros, y a la vez han enterrado 7,5 kilómetros de autovía, liberando ese mismo espacio en superficie. Llegar a Madrid por aire ofrece también novedades: hace apenas un año y medio- -en febrero de 2006- -se inauguró la nueva terminal T- 4, que ha incrementado la capacidad del aeropuerto madrileño hasta los 70 millones de viajeros al año. Una inversión multimillonaria- -de 6.200 millones de euros- -que ha situado a Barajas como el cuarto aeropuerto de Europa. Hay un hecho objetivo, y es la reducción de la inversión del Estado en Madrid ratifica el alcalde Alberto Ruiz- Gallardón. No obstante, indica, siendo eso así, creo que la actitud de la ciudad y del gobierno de la ciudad debe ser la de constatarlo y criticarlo, pero sin caer en la resignación y el lamento ¿Cómo se consigue, por tanto, seguir liderando la economía del país desde esa situación? Con el esfuerzo inversor de la ciudad y de la Comunidad: no hay en España ningún ayuntamiento que haya realizado inversiones como las que hicimos durante los cuatro años anteriores, y eso indudablemente tiene un retorno Y algo aun más importante: Madrid, a diferencia de lo que pasaba hace 15 años, ha generado un tejido social y un movimiento empresarial muy fuerte, capaz de conseguir los objetivos que se marca incluso aunque no cuente con el apoyo de la Administración General del Estado. No somos una sociedad dependiente del poder público La atracción de la capital es tal que traspasa nuestras fronteras, liderando tanto la inversión bruta recibida del exterior como la inversión que España realiza fuera de ellas. De este modo, se puede comprobar cómo en 2006- -últimos datos de ejercicio completo de los que se dispone- -Madrid atrae el 43,52 de dicha inversión, mientras que la segunda Comunidad, Cataluña, queda muy lejos, con un 26,12 En estos índices influye a su vez, según fuentes consultadas, un clima de confianza económica y política, y el no estar perdidos en políticas estériles sobre identidades lingüísticas o nacionalidades. Si unimos a esto las políticas fiscales puestas en marcha tenemos que se provoca un aumento en la renta disponible, que se traduce en más dinero en el bolsillo, en un incremento del consumo y en promoción de la inversión privada. Esto es, en definitiva, lo que hace que el crecimiento de la tasa media anual sea del 4,1 en términos de PIB en el periodo de 2000- 2006, siete décimas por encima de la media nacional Crecimiento del 4,1 de media