Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
14 10 07 OPINIÓN TIRA Y AFLOJA Por César Oroz PILAR CERNUDA Política La bronca n la recepción del 12 de octubre, ha sido curioso el llamado hecho generacional socialistas de la Transición se expresaban en términos casi idénticos que personas del PP que vivieron la Transición; y en alguno de ellos, de los socialistas, se advertía cierto desapego hacia Rodríguez Zapatero. No les gustaba nada que Rajoy hubiera hecho un llamamiento casi institucional de defensa de la bandera, pero no ocultaban en cambio su incomodidad por el Estatuto catalán, y mucha más incomodidad todavía por la Ley de la Memoria Histórica. Aunque en ese asunto casi se puede hablar de unanimidad: hay ministros que mantienen, como decían antes de verano, que esa ley es una barbaridad, así, con todas las letras. Y es más: dicen que el propio Zapatero está muy molesto con que finalmente se haya puesto en marcha su tramitación. Cuesta creerlo, pero aseguran esos ministros que es así. Pues bien, si efectivamente al propio Presidente del Gobierno le incomoda esa Ley ¿Por qué no la echa atrás, en lugar de provocar lo que sin duda va a ser un auténtico desaguisado? Voy un poco más lejos: un ministro incluso confiesa que espera que en el último momento no se logre el consenso necesario para sacarla adelante. Dicho esto, que va a misa, que no es un invento, es difícil entender qué pretende este gobierno. En esa fiesta, en la que tanto el Rey como el Príncipe tuvieron que utilizar todas sus dotes diplomáticas, que son muchas, para echar balones fuera cuando les preguntaban su opinión por la quema de banderas, se conocieron algunas noticias interesantes respecto a la lucha contra ETA. Por ejemplo, que los etarras E pensaban que Gabriel Ginés- -qué sangre fría la suya- -era policía o guardia civil. Y que evidentemente los terroristas consiguieron mucha información sobre él a través de personas que vivían muy cerca. Es el pan nuestro de cada día en el País Vasco: cualquiera puede pasar información a ETA sobre los movimientos de un vecino, contar cuándo entra o sale de casa, dónde compra el periódico, a qué horas suele beber Cuesta creerlo, pero hay ministros que dicen CH. BARROSO que a Zapatero tampoco le gusta la ley de la Memoria una copa con sus amigos o cuándo se toma el día libre, como en el caso de Gabriel Ginés. Mal están las cosas en una región, en una ciudad, cuando no puedes fiarte de nadie. Se ha pedido a Francia que tenga en cuenta que los explosivos robados deben ser tratados químicamente antes de su utilización, es necesario separarlos del líquido en que están disueltos. Por ahí puede encontrarse una pista que conduzca a los malos, a los desalmados. La cúpula de Batasuna está en prisión pero ANV ha tomado el relevo, hace de las suyas. El PP pide su ilegalización, la exige, y hay que reconocer que existen datos de sobra para demostrar que Batasuna y ANV son lo mismo. Si no hubiera tanto enfrentamiento entre PSOE y PP, si no fuera tan grave la confrontación, seguro que el gobierno ya habría dado instrucciones para que el Fiscal actuara de inmediato contra ese brazo político de ETA que es exactamente igual que el otro brazo político, Batasuna, como los que conocen aquello dijeron desde el primer momento aunque el gobierno no quiso tomar medidas para impedir que ANV se sentara en los ayuntamientos. Si no hubiera enfrentamiento entre los dos principales partidos españoles, ese asunto ya estaría resuelto, hasta es posible que esa fuerza política no habría tenido visto bueno para presentarse a las municipales. Pero con las espadas en alto entre PSOE y PP, con tanto empeño en aniquilar al adversario, con tanto engaño, con tanto desprecio de unos hacia los otros, el gobierno jamás respaldará una iniciativa del PP aunque sea inteligente, ni el PP respaldará nada del gobierno aunque sea bueno para todos. Y todos salimos perdiendo.