Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
12- 13 D 7 LOS DOMINGOS DE Turistas y residentes han difundido con la ayuda de sus cámaras y de internet la rebelión del azafrán en Birmania. De la calle a YouTube o Facebook, una red social con millones de usuarios. Otras imágenes tomadas por aficionados han modificado la agenda de los medios: la frenada de Hamilton en el circuito de Fuji, en Japón, o la mirada indiscreta de los vecinos de la calle de la Montera, en Madrid. A la izquierda, la sal gorda del vídeo de las Juventudes Socialistas Vídeos e internet El poder de la imagen 2005 fue el año de los blogs. 2006, el de las redes sociales. En 2007, la musculatura del vídeo en internet crece cada día. La imagen, a menudo facturada por aficionados, entra en la agenda política POR JUAN FRANCISCO ALONSO n aficionado y una cámara, y la lluvia sobre el circuito de Fuji, en Japón. El coche de Hamilton frena inesperadamente detrás del safety car lo que provoca el choque de los monoplazas de Sebastian Vettel y Mark Webber. Una maniobra dudosa y un testigo inesperado, en algún lugar de la grada, que no tardó en colgar su tesoro en internet. Frank Tost, jefe de la escudería Toro Rosso, dio la voz de alarma ante los comisarios de la Federación Internacional, mientras las imágenes serpenteaban por miles de blogs, periódicos, televisiones y, por supuesto, YouTube. Sólo en este portal, la secuencia fue vista 700.000 veces en las primeras veinticuatro horas on line Hamilton se libró de la sanción, pero la Fórmula 1 vivió otro día de furia. Esta semana, el vídeo asociado a internet ha vuelto a tomar las portadas de los periódicos. En España, las Juventudes Socialistas U esparcían sal gorda con un cruce de política (Educación para la Ciudadanía) y estereotipos (pijos y progres) En el mundo, los ciudadanos periodistas se empeñaban en sortear el cierre de fronteras decretado por los militares en Birmania Myanmar. Decenas de vídeos grabados por turistas o residentes durante las manifestaciones permitieron que la crisis se hiciera visible en el ciberespacio, y, en seguida, en el mundo real. La CNN emitió en pocas horas sesenta y cinco clips enviados a su buzón ciudadano, ireport Y Facebook, una red social con unos treinta millones de usuarios, reunió en una semana 342.138 apoyos al grupo Support the monks protest in Burma El fenómeno de la difusión de vídeos por internet afecta por igual a los realizados por aficionados y por profesionales (trailers, anuncios, videoclips musicales, fragmentos de programas de TV Las redes sociales han introducido el factor viral, lo que ha roto las barreras de los circuitos tradicionales explica José Luis Orihuela, profesor en la Facultad de Comunicación de la Universidad de Navarra (ecuaderno. com) Ese efecto de viralidad, o de bola de nieve, aporta una dimensión democrática a la difusión audiovisual- -añade- tradicionalmente centralizada y jerárquica. Estamos en la era del premio del público que tanto valora la excelencia (el caso de los spots de Sony Bravia) como castiga la mediocridad (los vídeos de las Juventudes Socialistas y del Metro de Madrid) La sentencia clásica, una imagen vale más que mil palabras, sube como la espuma en la sensible Bolsa de internet, donde los aficionados tienen mucho que decir (Current TV current. tv, la cadena fundada por Al Gore, dedica un 30 por ciento del tiempo a los trabajos elaborados por los ciudadanos) Muchos de los sitios on line de los periódicos han creado Política sin intermediarios El efecto bola de nieve de la difusión de los vídeos en internet aporta una dimensión democrática al sector audiovisual, tradicionalmente centralizado y jerárquico sus propios canales de vídeos, casi una televisión, o bien le han otorgado una presencia de privilegio a las imágenes en movimiento, al parecer conscientes de su capacidad de atracción. Los expertos creen que el debate no debe girar en torno a cuántas personas ven el vídeo de las Juventudes Socialistas en el canal del PSOE en YouTube, sino sobre el efecto multiplicador en foros, redes sociales, blogs y medios tradicionales. Y sin intermediarios. Los políticos han descubierto una nueva herramienta, mensajes como puñetazos sin ningún periodista (filtro) en el camino, aunque a menudo el golpe puede escapárseles de las manos. Los nuevos episodios de la guerra de los vídeos entre las formaciones políticas han alcanzado un grado de patetismo preocupante- -añade el profesor Orihuela- Los electores sin duda van a castigar a quienes les tratan como imbéciles. El vídeo es un arma de doble filo, cuyo control no está exclusivamente en manos de quienes lo lanzan al ruedo mediático La tecnología fácil y su capacidad de trasladar al público mensajes probadamente eficaces encuentra espacios en todos los sectores. En la cumbre del establishment (los candidatos a la presidencia de Estados Unidos se enfrentan vídeo a vídeo, youtube. com youchoose, o responden a sus electores, youtube. com debates) y en el prostíbulo, como la mirada indiscreta de los vecinos de la calle de la Montera, en Madrid (youtube. com user vecinosmontera) En el 10 de Downing Street (youtube. com downingst) o en los entresijos destripados de los capítulos inéditos de Yo soy Bea