Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
2- 3 D 7 LOS DOMINGOS DE ño manejo que el nacionalismo ha hecho siempre de esta historia. Y es que los maulets así en minúscula, eran los campesinos valencianos que, durante la Guerra de Sucesión, tomaron partido por el Archiduque Carlos de Austria y fueron derrotados, como es sabido, por los ejércitos de Felipe V Se trata, pues, de unos perdedo. res, lo cual, tratándose de la mitología nacionalista, resulta hasta cierto punto previsible, aunque sólo sea por coherencia con otras derrotas. Pero es que el nombre, además, lo deben a sus enemigos, los botiflers que, según indica el filólogo Coromines, les obsequiaron con semejante epíteto por derivación de un maula que, ya por entonces, tenía curso en castellano y quizá también en catalán. En fin, que les consideraban bellacos, astutos y traidores. Sobra decir que nuestros Maulets contemporáneos no han conservado de aquellos tiempos seminales más que el sentido heroico. Y el odio hacia los Borbones, por descontado. Todo lo demás queda subsumido en este sentimiento mayor. Es verdad, como recuerda Roger Buch en su muy completo L esquerra independentista avui (Columna, 2007) que el ideario de la tropa maula- -y de cuantos partidos, asociaciones u organizaciones se mueven en el mismo campo- -posee asimismo un fuerte contenido izquierdista, esto es, anti todo lo establecido: anticapitalista, antipatriarcal, antiglobalización, antiespeculación inmobiliaria, etc. Pero, en la medida en que todos estos males- -en cuya denuncia Maulets confluye, por cierto, con los ex comunistas de Iniciativa per Catalunya y los distintos grupos antisistema- -van a tener solución, a su juicio, el día en que el territorio sea liberado del yugo hispánico al que hoy por hoy está sometido, parece evidente cuáles son sus prioridades. Por si quedara alguna duda, ellos mismos las detallan en su propia página web: Maulets somos una organización política de jóvenes, independentista y revolucionaria, creada en 1988 para organizar, movilizar y desarrollar la lucha juvenil en los Països Catalans Durante este tiempo hemos realizado multitud de campañas locales y nacionales por la independencia, la emancipación de las clases populares, la defensa del medio ambiente y la libertad sexual y de género. Siempre desde una óptica joven y destinada a los jóvenes Para completar la semblanza, no estará de más indicar que Maulets se estructura mediante asambleas locales y comarcales, cuyo (Pasa a la página siguiente) Tropa maula A la que te descuidas estos monomaniacos te asaltan al grito de fascistas lerrouxistas o, para más inri, libertad de expresión historia. Y semejante afirmación lo mismo vale para los independentistas irredentos que para los Mossos encargados de tenerlos a raya. Tal para cual, en definitiva. Por eso no debe sorprender a nadie que la campaña orquestada contra la figura del Rey, y contra lo que esta figura encarna y simboliza, tuviera su primer incendio en Gerona, coincidiendo con la visita que el monarca realizó el pasado 13 de septiembre a la ciudad. Del mismo modo que no debe sorprender que este incendio no lo apagara la fuerza pública, sino el tiempo, es decir, lo que tardaron en extinguirse los carteles con el retrato invertido de Don Juan Carlos. De cuantos grupúsculos forman hoy día el independentismo radical- -los márgenes del sistema son siempre turbios y difusos- Maulets es, sin duda, el más conocido. De ahí que a menudo se le atribuyan acciones que ni siquiera le corresponden. Maulets tiene a su favor la longevidad- -casi veinte años de existencia- un activismo considerable y una implantación en el conjunto del territorio- -entiéndase por territorio los Países Catalanes soñados- Y tiene a su favor la propia historia. Mejor dicho: el extra- EFE La variopinta procedencia del activismo radical MARÍA JESÚS CAÑIZARES Maulets, grupo que se autodefine como independentista y revolucionario, forma parte de esa amalgama de asociaciones vinculadas al radicalismo catalán. Entre ellas se encuentra la Coordinadora de Asambleas de la Izquierda Independentista (CAJEI) la Candidatura de Unidad Popular (CUP) el Movimiento de Defensa de la Tierra (MDT) el Sindidato de Estudiantes de los Países Catalanes (SEPC) y Endavant, organización socialista de liberación nacional en la que milita Jaume Roura, el primer inculpado por la quema de fotos del Rey que tuvo lugar el pasado 13 de septiembre en Gerona. Este joven de 30 años, vecino de Banyoles y que participó en el acto a cara descubierta, se ha convertido en un referente de los movimientos antimonárquicos. Jaume es ahora el obligado invitado de las tertulias republicanas que se celebran en los numerosos ateneos y centros cívicos existentes en Cataluña donde han crecido estos jóvenes radicales. Con escasa experiencia en estas lides, confiesa que se sintió abrumado cuando fue citado ante la Audiencia Nacional. Su inculpación ha dado lugar a la campaña No al Rey y al enésimo intento de reunificar el independentismo combativo catalán, integrado por personas de variopinta condición. Muchos de ellos son estudiantes universitarios, pertenecientes a familias acomodadas, seducidos por el movimiento okupa y o libertario y con inquietudes políticas. Pero una mirada a la procedencia de las nueve personas, jóvenes y no tan jóvenes, que el jueves declararon por la quema de fotos del Monarca demuestra esa heterogénea composición: un empresario de la construcción de 30 años; un pacifista de origen magrebí; un miembro de las juventudes de ERC, un militante de la MDT de 46 años o un activista proamnistía. El mosaico secesionista se completa con ecologistas, pacifistas y sindicalistas. La organización de estos grupos deja mucho que desear, pero cuentan con suficiente financiación para su márketing independentista.