Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
D 7 30 9 07 A bordo de Presuntos Implicados, fue testigo de una de las épocas más creativas y efervescentes del pop- rock español. Ahora, bajo el seudónimo de Logan, transita por paisajes sonoros más íntimos y cálidos, lugares donde desgrana historias cotidianas cargadas de sensualidad. Tal es el caso de Fémina su último trabajo discográfico, toda una declaración de intenciones de cómo crear al margen de presiones y tensiones GUTIERREZ Y DE LA FUENTE 32 D 7 LOS DOMINGOS DE Juan Luis Giménez MÚSICO Prefiero no conocer a los artistas que admiro ISABEL GUTIÉRREZ- -De tres a uno, ¿qué se gana y qué se pierde presentándose solo ante el peligro con Logan? -Nunca me ha gustado esa sensación... Creo que la fuerza del lobo es la manada aunque no es la primera vez que emprendo un proyecto en solitario. Sí que es lo primero que hago tras la marcha de Sole. -En su disco Fémina entabla un diálogo muy sensual con la mujer. Más allá de esa perspectiva, ¿cómo la contempla? -La contemplo desde una perspectiva general: madre, abuela, compañera, esposa, amante, hija, hermana... Todas son lo mismo, pero diferentes. Es difícil sustraerse de la figura femenina en una sociedad basada en el matriarcado, por más que exista el machismo. -Y si hace un esfuerzo por generalizar, ¿con qué tipo de mujer encaja mejor? -Creo que encajo con una mujer que aunque tenga aspecto frágil, sea fuerte e inteligente, y que siempre me necesite tanto como yo a ella. ¿Qué fantasmas, si es que los hay, habitan en el creador que es usted? -La confusión. Hoy los músicos nos encontramos perdidos, el público quiere que nuestro trabajo sea gratis y está mal visto que alguien se pronuncie en contra. -En muchas ocasiones, se mitifica el dolor o el cabreo como mejores vehículos para la creación artística, ¿está de acuerdo? -Sí, pero no tanto el cabreo. Hay dolores realmente hermosos como la nostalgia, el apego e incluso ciertos aspectos de la tristeza que son bastante inspiradores. -No hace mucho, las listas de ventas de discos las encabezaban cosas como Los Lunnis o La danza del vientre ¿Qué conclusiones saca? -Que las descargas en internet van a más. Falta dar el paso y empezar a cuidar aquello que amamos, como ya ocurre de hecho en otros países que son bastante más Mi lugar en el paraíso Supongo que mi paraíso está cerca de aquellos que amo, en un mundo sencillo que acepte y respete su entorno. Lejos de la tecnología, que siempre me ha parecido aliada del diablo... Algo así como la Comarca de Tolkien ABC sensibles hacia sus creadores. ¿Qué espacio pretende ocupar en la música española actual? -Creo que, como Logan, pretendo ubicarme en un espacio de música intimista, reflexiva y reconfortante. Entiendo que eso es arriesgado y minoritario, pero sé que mis seguidores valoran aque- llo que hago en la medida en que son mis semejantes. -Usted fue actor en una época especialmente efervescente del pop- rock nacional. Desde la distancia, ¿qué recuerdos y sensaciones guarda de aquello? ¿Qué personajes valían verdaderamente la pena? -Esa época no ha pasado a nivel de creadores, pero sí a nivel de la calle. Creo que viví un momento perfecto, en que el mundo de la música pop llegó a su madurez en España. Y pienso que los que realmente merecieron la pena son los que dejaron huella de una u otra forma sin tener que ir necesariamente unidos a un éxito masivo... Hablo de gente como Vainica Doble, Golpes Bajos, La Dama Se Esconde, Javier Krahe. Los Piratas... ¿Cuál ha sido la banda sonora de su infancia? -Seguramente, las coplas que cantaban mis padres y, definitivamente, la música francesa, pues nací en París y escuchábamos la radio. Charles Aznavour, Edith Piaf, Françoise Hardy, Gilbert Bécaud, Adamo... ¿Y cuál es la de su vida cotidiana actual? -Necesito música real que me rete y me emocione, aunque me cueste descubrirla. Y odio cuando la música se convierte en ruido de fondo, especialmente en las tiendas de ropa y los lugares de ocio. ¿Qué banda sonora podría acompañar a nuestros líderes políticos? -A ciertos niveles, sobre todo municipales, la de aquella peli de Woody Allen Coge el dinero y corre Y a nivel parlamentario, la de otra comedia: No me chilles que no te veo ¿Es hoy lo que, cuando era niño, quería ser de mayor? -Sí, y doy cada día gracia a Dios por ello. ¿Es fetichista, mitómano o maniaco? -No, aunque hay objetos que me gusta conservar... Prefiero no conocer a los artistas que admiro y puedo viajar cómodamente un martes y 13.