Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
30 9 07 VIAJES Espacio verde entre núcleos urbanos Pese a la presión humana, el Parque Natural de la Serralada de Marina presenta una fauna y una vegetación notables y conserva un rico patrimonio en el que destacan poblados ibéricos, monasterios y masías POR E. YUNTA Marina bicado en la periferia de Barcelona, y rodeado por grandes núcleos urbanos, el Parque Natural de la Serralada de Marina cumple un papel fundamental como espacio verde, educativo y de ocio en el interior del área metropolitana de la capital. Pese a esta presión humana, el parque presenta una fauna y una vegetación notables, y conserva un rico patrimonio histórico en el que destacan poblados ibéricos, monasterios y masías. Todo ello repartido en 3.032 hectáreas que engloban los términos de Badalona, Montcada y Reixac, Sant Fost de Campsentelles, Santa Coloma de Gramanet y Tiana. La zona corresponde al extremo meridional de la cordillera de Marina, en el sector conocido como la sierra de la Conrería. Esta sierra sigue en paralelo el traza- U do de la costa mediterránea y el pico más alto lo encontramos en la colina de Galzeran- -485 metros- que tiene una destacada importancia geográfica, ecológica, paisajística y territorial por su ubicación entre la plana del Vallés y la línea de costa. Este parque ofrece múltiples actividades gracias a su clima mediterráneo que garantiza temperaturas suaves y livianas. El relieve es en general redondeado a causa del modelado propio de la erosión sobre los materiales graníticos predominantes, sólo roto en determinados lugares por afloramientos de otras litologías. Los torrentes y las rieras sue- Ubicado muy cerca de Barcelona, su climatología ofrece múltiples posibilidades y encierra una notable riqueza de especies y diversidad de sistemas naturales len formar lechos de arroyos en las partes más altas y de mayor pendiente para dar lugar a cursos más suaves y amplios en los valles medios y bajos. Entre los aspectos que dan singularidad y valor al medio destacan las morfologías que rompen el suave relieve predominante, como los afloramientos de diques y las áreas de modelado granítico- -dan lugar a los característicos campos de bolas- que se concentran en las partes centrales y más altas de la cordillera. Esta zona central, de Puig Castellar a la colina de Galzeran, recoge además buena parte de los miradores que ofrecen una espectacular visión de la mitad norte del área metropolitana de Barcelona y de las sierras que la rodean. Su ubicación y su climatología conlleva una notable riqueza de especies y diversidad de sistemas naturales. La orientación sombría de las vertientes vallesanas permite que se den las formaciones propias de zonas más húmedas, como por ejemplo los encinares y robledales. En la umbría de la sierra de Marina se describe el encinar litoral despejado, que es la formación más abundante, pero, en función del rincón, puede encontrarse una maleza de estepas y brezos, una zona con predominancia de estepas o áreas más degradadas en las que dominan el romero y la aulaga morisca. Existen numerosas formaciones de gran interés, tanto por su rareza, vulnerabilidad, singularidad y estado de conservación co- Vegetación y fauna La zona conserva en muy buen estado un amplio patrimonio histórico