Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
22- 23 D 7 LOS DOMINGOS DE CRTPC G. BUTHAUD tiempo, es lo que más se agradece. Y por si fuera poco se pueden llevar las bicis (que también las alquilan) para los desplazamientos por tierra. En esta región desde hace cuatro años funcionan más de 200 kilómetros de caminos para bicis non stop que unen ciudades como Saumur, Fontevraud y Angers, en el corazón de una zona declarada patrimonio de la Humanidad por la Unesco. La vida en el barco es hermosa. Todo está tranquilo hasta que, de repente, llega la cascada y hay que meterse en la esclusa. Aventura que hay que salvar a mano. Muchas disponen de personal apropiado que realiza la labor; otras no. No importa, pues antes de salir del pontón la organización da una pequeña información de cómo usarlas que es suficiente porque la maniobra es sencilla. Y las rutas se planean más o menos a la carta. Bastan unos buenos mapas y un objetivo: disfrutar. Lo demás: el arte, la buena mesa, la naturaleza, los viñedos, las bodegas, las iglesias y los castillos forman parte del paisaje. La tierra que inspiró a Balzac Lo bueno que tiene el turismo fluvial es que al encanto de la navegación en sí se unen rutas por lugares bellísimos como Saumur (30.000 habitantes) la ciudad de la toba. Su castillo vela sobre el Loira desde el siglo XIII y sus plazas y callejuelas, formadas desde el siglo XVI por casitas con fachadas de entramados de madera, le dan un aspecto de ciudad de cuento, con la iglesia de San Pedro, del siglo XI y fachada del XVII y su barrio medieval. En Saumur está ambientada la novela de Balzac Eugénie Grandet y en Saumur las vides que crecen sobre la toba tienen condiciones semejantes a las del champagne, por lo que sus vinos espumosos son famosos. Muchas bodegas se pueden visitar y degustar su vino. Las tranquilas aguas de los afluentes del Loira, como las del Erdre, están plagadas de castillos Saliendo de la ciudad está el mundo fantástico de los trogloditas, donde miles de personas aún moran, con un método ancestral de vida, en las cuevas, tal y como lo hacían en el siglo XVIII, y a un paso, la Escuela Nacional de Equitación de Francia y su famosa Cadre Noir Casi todas las rutas están bordeadas de viñedos que, cual frondosos jardines, abrazan iglesias románicas en un paisaje único. El Loira hizo crecer abadías como la de Fontevraud, del año 1101, la más grande de Europa, necrópolis real de los Plantagenet. Finalizamos en Angers con su castillo, su famoso licor de Cointreau y sus barrios de los siglos XIV XV y XVI. Fue ciudad roma, na y su peculiar castillo, obra de J. P. KLEIN SEM REGIONALE DES PAYS DE LA LOIRE los Plantagenet, tiene 17 torres de 800 metros cuadrados. El Loira Atlántico con sus afluentes y canales, encierra sorpresas y en otoño los colores son especialmente bonitos. Más información en: www. loiraatlantico. com Billetes de tren: www. tgv. com