Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
30 9 07 OPINIÓN TIRA Y AFLOJA Por César Oroz PILAR CERNUDA Política De solos, nada o está solo el Rey, infinidad de españoles no olvidan que somos lo que somos y estamos donde estamos debido en gran parte a cómo diseñó la Transición de la dictadura a la democracia. No está sola Doña Sofía, tan cercana, tan cálida y espontánea, la primera en acudir allí donde piense que puede llevar consuelo, iniciar un proyecto de futuro o promocionar la cultura. Ni está solo el Príncipe, cada vez con mayor papel institucional, que se ha creado su propia personalidad a pesar de que era muy difícil ser hijo de un rey tan protagonista y con un carácter extrovertido y amigable. No están solas las Infantas, que han sabido buscar el equilibrio entre sus responsabilidades institucionales y familiares, y desde luego no está sola la Princesa de Asturias, que ha aguantado con valentía toda clase de campañas indignas y que ha tenido que afrontar su propia transición, pasar de periodista independiente y libre, a formar parte de la Familia Real, de representar a la Corona. No lo deben estar pasando bien, pero no están solos. Ni de lejos. El presidente de Gobierno no les ha defendido con la contundencia debida, aunque sí lo han hecho algunos de sus ministros; no sorprende, este presidente no se caracteriza por defender nada excepto su propio yo, su presente y su futuro. Pero son multitud los españoles que han demostrado su indignación por la agresividad de algunos grupos contra la Familia Real, y sobre todo por la escasa respuesta de la Ley teniendo en cuenta que esos grupos cometen un delito. Y también hay indignación por lo ocurrido en algunos ayuntamientos con el respaldo de concejales socialistas. Y lo ocurrido con Entesa en el Sena- N do, una Entesa de la que el PSC tendría que haber abominado si efectivamente tuviera lo que debe tener, respeto a las instituciones y a la Jefatura del Estado. Está también el coro de periodistas que llevan su ruindad al último extremo, ensartan mentiras, y denigran no solo por denigrar sino por hacerse de oro haciendo ver que cuentan lo que otros, por cobardía, callan. Cuando no se trata de cobardía, sino de C. BARROSO Los socialistas se hacen cruces por el envite de Ibarretxe, pero fue Zapatero quien le dio alas ejercer la profesión con rigor y sin faltar a la verdad como ellos hacen. Pero que nadie se preocupe, esos aprovechados no conseguirán que millones de españoles se dejen engañar por patrañas. Este país atraviesa un mal momento. Se veía venir, no pueden ir bien las cosas cuando mandan los tibios. Los socialistas se hacen cruces por el envite de Ibarretxe, como si quisieran borrar las torpezas que han protagonizado por hacer el caldo gordo a los nacionalismos. A Ibarretxe le ha dado alas Zapatero al echar abajo la iniciativa de Aznar de considerar delito la convocatoria de un referéndum legal; al PNV más extremista le ha dado la razón Zapatero al permitir que sus interlocutores en Lozoya llegaran a dos acuerdos con Batasuna y PNV: aceptar el derecho del pueblo vasco a decidir y la creación de un órgano vasco- navarro. Luego vino Batasuna queriendo ampliar esos dos puntos más allá de lo tolerable, y entonces el PSOE y el PNV rompieron la baraja y pasó lo que pasó, que ETA acabó con la tregua. Pero se había aceptado el derecho del pueblo vasco a decidir, que no es poco. Esos polvos trajeron estos lodos. Y ahora llega la preocupación, el miedo. Se pudo haber pensado antes que no podía salir nada bueno de tanta componenda, tantos apaños, tantas cesiones. No es buena noticia que Ibarretxe haya convocado un referéndum para dentro de un año. El lehendakari no es de los que se echan atrás, se siente el brazo ejecutor de Sabino Arana, el salvador de los vascos y no cejará en su soberanismo. Solo pueden ponerle freno las elecciones generales y la Asamblea del PNV que elegirá a su nuevo presidente.