Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
D 7 23 9 07 Media vida con un objetivo en sus manos: el de la cámara fotográfica. Medio mundo recorrido y plasmado en miles de imágenes. Pero ahora, la fotógrafa Blanca Berlín ha tirado del carrete de la imaginación y del riesgo y ha inaugurado en Madrid uno de los pocos espacios dedicados exclusivamente al arte de la cámara: Blanca Berlín Galería (www. blancaberlingaleria. com) Un lugar luminoso y mágico por el que ya han pasado algunos nombres muy propios de nuestra fotografía: Ramón Masats, Félix Lorrio e Isabel Muñoz. Una galería donde la imagen vale más que mil (bastantes más) palabras y donde la vida se revela. GUTIERREZ Y DE LA FUENTE 32 D 7 LOS DOMINGOS DE Blanca Berlín FOTÓGRAFA Y GALERISTA MANUEL DE LA FUENTE- -Cuándo decidió cambiar el objetivo de su cámara por el objetivo de ser galerista? -Llevo veinte años en la fotografía, pero la idea de montar una galería no es tan antigua, al contrario, es bastante reciente. He trabajado mucho en Prensa, y durante quince años me he dedicado a los reportajes de viajes. Hasta que llegó un momento en que, la verdad, estaba muy cansada de la precariedad del sector, pero, por otro lado, quería seguir relacionada con el mundo de la fotografía. -Y se produjo el flashazo. -Sí, entonces se me ocurrió, pero no fue un proyecto tan madurado como pueda parecer. Sino que en los últimos años siempre había sido visitante asidua de Arco y de prácticamente todo lo que se puede ver en el extranjero, y llegó un momento, hará dos años, en que me dije, ¿por qué no montar yo misma una galería? -Algo que poner en negativo de estos primeros meses. -Todavía no llevo mucho tiempo, pero problemas de tipo logístico no ha habido. Sí han existido otros problemillas teóricos podemos decir. Algunos compañeros me decían que estaba haciendo una programación muy conservadora y clásica; y otros me decían todo lo contrario. -Fotográficamente hablando, ¿quiénes le han dado carrete? -No he recibido ninguna ayuda, pero lo cierto es que no las he solicitado, aunque no descarto buscar alguna ayuda oficial porque está muy claro que estás haciendo una labor cultural muy fuerte. De hecho, en pleno mes de agosto han llegado a pasar por aquí más de ciento cincuenta personas diarias. El mayor problema reside en la enorme inversión que exige montar una exposición, pero una exposición bien montada, como las que estoy llevando a cabo. -Ha comenzado con nombres muy propios: Ramón Masats, Félix Lorrio e Isabel Muñoz. -Creo que eso es bueno, porque así se puede establecer una espe- El mundo de la fotografía está muy necesitado de la palabra seriedad ma a contraluz? -Ya hay algunos grandes coleccionistas, pero todavía funciona todo de forma balbuceante, no es un sector en plena pujanza, como sucede en Nueva York, Londres, Berlín y París. Queda mucho camino por andar, por eso eso es necesario que cada paso se dé con mucha seriedad. Llevo muchos años en la fotografía y sé lo necesaria que es ésa palabra, seriedad. ¿Todavía hay quien se toma la fotografía a broma, como un arte muy menor? -Entre la gente de la calle sigue imperando esa idea. A otros niveles, como los coleccionistas, los compradores y las instituciones, la polémica ya se ha decantado por admitir que la fotografía ocupa una posición muy importante, como cualquier otro tipo de arte. -Resumiendo, que por aquí una imagen aún no vale más que mil palabras. -En general, creo que la gente tiene verdadero interés por la fotografía, aunque eso sí, se siguen sorprendiendo mucho por los precios, aún no se asimila que una gran fotografía pueda valer lo mismo que un cuadro. -Y con lo digital el planeta se ha llenado de artistas. -Sí, todo el mundo se cree capaz de hacer su propia obra de arte. ¿Como fue recibido el proyecto entre los compañeros? -Me quedé muy sorprendida por la enorme acogida que mi idea tuvo entre los fotógrafos, empezando por el gran maestro Masats, al que ni siquiera conocía. -El futuro pinta en color más que en blanco y negro. -Las expectativas son magníficas, y a veces hasta me abrumo, porque éste es un mundo muy competitivo y yo no soy una mecenas. La galería, además de arte y cultura, también es una actividad comercial, y a veces me abruma todo lo que la gente espera que hagas. Yo no he venido aquí para cambiar el mundo de la fotografía con mi espacio; sencillamente, voy a poner mi granito de arena por intentar darle el valor que se merece. mdelafuente abc. es Un barrio con mucha imagen La galería aposenta sus reales en la calle del Limón, en frente del Cuartel del Conde Duque, un barrio con una imagen en alza cuya elección no fue casualidad: Culturalmente- -dice Blanca- este barrio es muy interesante y hay mucha gente con interés que entra en la galería, aunque no sea compradora. Y eso es también lo que quiero, que haya ambientillo, y que sea un un punto de encuentro y de referencia SIGEFREDO cie de marca de la casa. Una marca Blanca Berlín, de manera que la gente identificará el nombre con buenas exposiciones. Eso es lo que espero y ésa es la idea. Quiero una galería muy especializada, rígidamente especializada diría. ¿Cómo anda España en materia fotográfica, es un panora-