Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
20- 21 D 7 LOS DOMINGOS DE M. FRANCISCO REINA Cultura Elio Berhanyer e las muchas discusiones sobre si tal o cual disciplina es arte o no, una de las más controvertidas es la de la moda. Hay quien se niega a aceptarla por ser demasiado efímera, según dicen, o comercial, argumento del que, hoy en día, no se escaparían la música, el cine, la pintura ni la literatura y, la moda, quizá refleja más que el resto la sociedad de cada tiempo. Tal vez, como todo, dependa de las manos que creen para ser considerado arte o no y, en España, afortunadamente, andamos sobrados de talentos del diseño. Sin desmerecer a nadie, los tres grandes nombres decanos de la Moda, con mayúsculas, en nuestro país, ahora que se celebra la semana de la moda de Cibeles, sean Cristobal Balenciaga, Pertegaz y Elio Berhanyer. En un país que empieza a ser más de desconocedores que de olvidadizos, el cordobés Berhanyer representa lo que los americanos llaman el hombre hecho a sí mismo Así lo recoge en su libro Partir de Cero la periodista Rosa Villacastín, además de unas vivencias de posguerra plagadas de vicisitudes. Con 17 años se traslada a Madrid y de forma autodidacta se sumerge en el mundo del diseño de moda, comenzando a trabajar en la alta costura a los 27 años, además de colaborar con revistas de la época. Recoge el libro de Villacastín la anécdota de cómo antes de entregarse al diseño hizo sus pinitos incluso en la ilustración de prensa, en la empresa de Miguel Tassara, y en ABC: Fue entonces cuando se puso enfermo el dibujante de la agencia de publicidad y me preguntaron si quería echarles una mano. Naturalmente, acepté. Había que dibujar un camión de carga para un anuncio de ABC... Yo nunca había visto uno. Me dieron una foto- D grafía, hice mi trabajo lo mejor que supe y les encantó. Hubo después muchos encargos más En 1960 abrió su propio salón, razón por la cual Balenciaga, al ver a una clienta suya con diseños de Elio, insiste en conocerlo. Tanto impresiona el diseñador autodidacta a Balenciaga que le pide que lo acompañe a París para dejarlo al frente de su marca una vez él se retire. Cuenta que Balenciaga insistió, y le contó a Elio la fabulosa oferta multimillonaria de unos norteamericanos que él iba a rechazar- -a menos que Elio le ayudase- -porque quería retirarse Asegura Villacastín que Balenciaga murió sin lograr ese deseo. Elio no quiso aceptar el encargo... Le atraían otros caminos Esos otros caminos lo llevaron durante los años sesenta y setenta a pasear sus colecciones de alta costura por todo el mundo. A partir del 69 comenzó el prêt- à- porter, donde Balenciaga le anunció el futuro de la moda, presentando su primera colección, que sería distribuida en Europa, EE. UU. Japón y Australia. Esta semana ha culminado el sueño de una cadena de tiendas en las que realizar alta costura para hombres y mujeres, Elio Berhanyer Taylor como empezó en su taller madrileño, además de presentar su colección que sigue teniendo aires de alta costura presentada como prêt- à- porter. Una colección de elegancia cinematográfica de otra época, presente en la excelencia de materiales lujosos, como seda en blanco y negro, estampados religiosos propios del Renacimiento en vestidos túnica, o las referencias a la cultura oriental, sin olvidar el toque andaluz de los volantes, encajes y bordados. Su primera colección de hombre evidencia la elegancia y el atrevimiento con el que sólo puede enfrentarse un maestro, con solapas estrechas, chaquetas con doble abertura y cuellos italianos en las camisas. En 2002 fue nombrado comisario del homenaje nacional a Pertegaz en el Museo Reina Sofía de Madrid y recibió la Medalla de Oro al Mérito en las Bellas Artes, entregada por Don Juan Carlos. Su talento es una sutileza del Arte en movimiento, demostrado año tras año, aunque se le nota la impronta de otras épocas de criaturas hermosísimas y talentosas de las que ya van quedando pocas. No en vano ha vestido a mujeres del mundo del arte, del cine y de la vida socio- política, como Ava Gardner, Cid Charisse, o la Condesa de Romanones. También la Reina Doña Sofía, que le tiene en alta estima, ha confiado en sus diseños. Su aguja es el blasón aristócrata de una belleza que no es de este mundo. Reconocerlo sí nos corresponde en éste. JESÚS GARCÍA Economía Banqueros guel Ángel Fernández Ordóñez (MAFO) gobernador del Banco de España, emitió un comunicado en defensa de la solvencia del sistema os banqueros son gente que debe mantener siempre la discreción. Me desagrada que los banqueros sean ahora tan conocidos. Aquellos presidentes de hace doce años eran más discretos y se hacía menos comidilla con ellos Eran palabras de Rafael Termes, al que el periodista y agente de cambio y bolsa Torrente Fortuño consideraba algo así como el Jefe parlamentario portavoz de la Banca frente al Gobierno y la oposición. Eran otros tiempos con Termes en aquella patronal AEB de los siete grandes. Un lobby que ha quedado en una especie de think thank venido a menos tras el paso de José Luis Leal, que fuera catedrático de Nanterre, y ahora con el comedimiento de un Miguel Martín, que mantiene el perfil bajo de un ex miembro de la autoridad monetaria. La crisis inmobiliaria y de las subprime americanas, devenida en colapso crediticio y miedos desconocidos, ha descolocado a los banqueros españoles, incapaces de mostrar una postura común ante el difícil momento de los mercados internacionales. Personalismos mandan. Pero fue el presidente de Northern Rock, Adam Applegarth, el que en un ejercicio de irresponsabilidad manifiesta tras haber sido auxiliado por el Banco de Inglaterra con líneas de emergencia, deslizó a The Independent que igual que su banco había otras tres entidades españolas en apuros y no había pasado nada. El banquero se comió su flema británica y la escupió a los mercados con consecuencias nefastas para las cotizaciones de los bancos españoles ese día, hasta el punto de que Mi- L financiero español. Paralelamente Citigroup echaba leña al fuego con un informe demoledor que rebajaba el precio medio de Bankinter, Popular, Sabadell y Banesto en un 38 Era un día antes de la comparencia en el Congreso de MAFO, quien consideró poco trasladable la crisis de la subprime a España sobre todo por que nuestros bancos- -especialmente los grandes- -son muy diversificados. Pero entre BBVA y Santander, entre FG y Botín, se producen los lógicos desencuentros de los grandes. Emilio Botín, en plena expansión internacional, a punto de comerse una parte del ABN y crecer en Italia, en Holanda y en Brasil como uno de los gigantes del mundo, se deja querer por Rodríguez Zapatero, por Lula y también acude a la Fundación Carolina: Rosa Conde, Solchaga, Solbes, y lanza flores sobre el buen momento económico. Pétalos que contrastan con ese informe frío del servicio de estudios del BBVA, dejando claro, que allí no está ya Miguel Sebastián, y que no piensa que la economía vaya tan bien. Hay quien opina que Botín está convencido- -quién sabe si tiene encuestas propias- -de que ZP ganará las elecciones y que esos cuatro años- -aunque resulten dolorosos para la economía- -serán esenciales para la expansión definitiva de su banco en España. El bocado del BBVA no podría hacerse sin el beneplácito del Gobierno, de turno, y situaría al banco cántabro entre los cinco grandes del mundo. Un sueño. Comprar BBVA es cada vez más complicado, pero es cierto que los amigos inmobiliarios de FG, con sus pignoraciones y su canesú, pueden atravesar momentos menos dulces en los próximos meses. En los mercados no se descarta, en cualquier caso, que FG trate de dar el salto en Europa- -su asignatura pendiente- -una vez amaine la tormenta por que habrán quedado en bancos europeos precios muy adecuados con primas no tan enormes como la que va a pagar el consorcio con ABN, que compensarían la más complicada búsqueda de una financiación más cara. Mientras, Ben Bernanke ha tratado de tranquilizar a los mercados con rebajas de tipos de interés que han dado alegrías a las bolsas, pero no han servido para eliminar la sequedad del interbancario, ni evitar la crisis inmobiliaria estadounidense. En España se empieza a hablar también del momento inmobiliario- -con empresas en dificultades como Llanera- -y anuncios de despidos y cierres. Otro problema añadido para los bancos y, sobre todo, las cajas que habían iniciado su expansión al exterior. Los banqueros optan en este caso, por ahora, por la discreción.