Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
23 9 07 CLAVES DE ACTUALIDAD A José Maciá no le tembló la mano cuando mató a martillazos a sus hijos de 2 y 6 años ABC Alberto Izaga reventó a golpes a su Yanire, de 2 años ABC Parricidas Quién puede matar a un hijo (Viene de la página anterior) Las cifras del crimen 12 niños han muerto a manos de sus padres en lo que va de 2007 frente a los 8- -1 asesinato y 7 homicidios- -de 2006. 1 de cada 1.000 niños es maltratado en su familia en España, según el Centro Reina Sofía para el Estudio de la Violencia. El 3,6 sexualmente. 6 de cada 10 agresores son mujeres (entre 30 y 34 años) el 75 está desempleado- -se incluyen las amas de casa- -y 1 de cada 3 consume tóxicos (alcohol la mayoría de los hombres y drogas las mujeres) Sólo el 15 presenta enfermedad. acompañada en su celda por otra presa de apoyo para evitar un suicidio al caer en la cuenta del horror de sus actos, se oyó llorar y luego llamar. La nueva, que se ha venido abajo pensaron. Pero al llegar comprobaron cómo la que lloraba era la penada acompañante, horrorizada de que en el mundo hubiera seres como aquél De la garganta de la parricida sólo se escuchó: Sacar de aquí a esta cabrona que no me deja dormir Porque yo tengo hijos y si me encuentro con que me los han matado, necesito que me hagan perder el conocimiento para no reventarme la cabeza a golpes contra la pared Pero el que así habla, uno de los investigadores de la Guardia Civil de Murcia que detuvo, en otro gran éxito del Instituto Armado, a La Paquita lo que se encontró nada más descubrirse los cadáveres de los niños fue a una señora que fumaba y tomaba café. Allí no estaba lo que imaginaba, la desesperación de una madre que acababa de perder a sus hijos de una forma tan traumática... Con eso ya sumábamos dos rarezas: lo que nos habíamos encontrado en el domicilio- -el asesinato de dos personas que no eran obstáculo para el asaltante y con las que no tenía sentido que se entretuviera en su escapada- -y ese perfil de la madre- víctima que no te casa, pero que era la único testigo. Cuando un investigador indaga un crimen- -explica a D 7- -se establecen unos parámetros de lógica que a lo mejor el ciudadano de la calle no entiende pero que son claves. Porque hasta matar conlleva una lógica y aquellas muertes no la tenían. Fíjese, dentro de lo anormal hubiese sido normal que aquella madre EPA Los McNann siguen siendo sospechosos para la Policía hubiera matado a sus hijos porque le da un yuyu o ha tenido un subidón... pero la lógica dice que cuando te das cuenta de lo que has hecho, sí eres una madre amante, te vienes abajo. Lo curioso de este caso no es que ella matara a sus hijos, porque hemos tenido más casos de parricidios, sino que después mantuviera el tipo, montara la coartada e intentara librarse de lo que había hecho. Eso sobrepasó todos los parámetros Lo mismo que se escribió cuando los padres de la desaparecida Madeleine McCann fueron declarados sospechosos por la Policía portuguesa: lo terrible no es que puedan tener algo que ver con su desaparición, sino todo lo que ha venido después. Un investigador policial- -añade el guardia civil- -trabaja sobre sospechas, que de cara al juez hay que acompañar de indicios racionales y configurar un medio de prueba. Cuando una persona comete una acción de este tipo y es consciente de lo que ha hecho, el cerebro se pone a funcionar. En determinadas tesituras, en momentos de dramatismo exacerbado, puede actuar de forma que a priori nos parecería imposible. Por eso el investigador no se deja impresionar por nada y cuando sospecha de alguien, o lo barrunta, siempre tiene en la cabeza que le van a engañar. En un primer momento, no tienes por qué dudar de la madre, aunque hay cosas extrañas y las primeras intuiciones son importantes. La de Santomera sólo se derrumbó cuando se la detuvo tras el entierro. Ni un instante antes. Hasta entonces mantuvo su coartada. Lo que tiene su lógica, porque si la Guardia Civil no se ha atrevido a detenerte, crees que manejas las riendas de tu asunto, pero cuando te detienen, piensas que algo tendrán y que tú ya no manejas la situación. Y pierdes puntos. Porque esto es un juego, aunque desigual, ya que tú te tienes que atener a unas reglas y el sospechoso, no Cuando un sospechoso está psicológicamente fuerte, se cree con los ases en su manga y se te impone; pero cuando cambia el juego... todo se puede precipitar. De la parricida de Santomera los peritos determinaron un nivel intelectual medio- bajo, pero la formación nada tiene que ver con la fortaleza psicológica: se puede ser una eminencia y no aguantar ni un minuto de interrogatorio, y me he topado con pastorcillos, con mucha gramática parda, irreductibles. Desde luego, si además de fortaleza psicológica tienes formación intelectual se la puedes pegar mejor al investigador... si deja que se la pegues Otra Francisca, la envenenado- Jugar con el investigador Sanmartín: Son padres egoístas que no empatizan con los hijos y que los sacrifican en su búsqueda del placer. Y de ahí que los padres incluso los droguen para ir de fiesta