Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
16 9 07 MOTOR Subaru Impreza Ingeniería práctica En los últimos días de septiembre se pondrá a la venta la nueva gama del Subaru Impreza, con un diseño de corte más europeo y muchas innovaciones para hacer el modelo más funcional POR FRANCISCO DEL BRÍO S oplan nuevos aires en la marca japonesa, que ha cambiado de socio, General Motors por Toyota, y aunque todavía es pronto para que sea noten los cambios, lo cierto es que en la presentación del nuevo Impreza se pusieron de manifiesto algunos aspectos que denotan un mayor acercamiento de los nuevos productos a las demandas del mercado europeo. Para comenzar y es todo un hito en la marca, esta misma semana hemos visto en el Salón de Fráncfort el primer y definitivo motor diésel desarrollado enteramente por Subaru, lo que supone que para seguir la tradición será también el primer diésel del mundo de tipo boxer, con los cilindros horizontales y opuestos. Este motor de 2 litros se estrenará en el Legacy y posiblemente podamos conducirlo a mediados de año. Todo un primer guiño de Subaru para decir que Europa existe El segundo guiño lo tenemos en el propio Impreza, cuya presentación internacional tuvo lugar en Praga, y que de forma quizá un El salpicadero es más funcional y ergonómico poco críptica lo decimos en el titular, al unir la ingeniería con el concepto práctico. Lo explicaremos. Los Subaru siempre han sido coches de gran calidad, eficientes, seguros y de una agradable conducción derivada de su transmisión total 4 x 4 y simétrica. Sin embargo, también han sido coches de rasgos y características muy peculiares, que en ningún caso ensombrecían sus cualidades. Para empezar el diseño de sus carrocerías siempre ha tenido como patrón los gustos deportivos, con líneas y prominencias propias de los coches de carreras. Eso en el exterior y en el interior se ponía escaso interés en los detalles ornamentales y nos podíamos encontrar mandos completamente desfasados en el tiempo, pero que en contrapartida podríamos estar seguros que nunca fallarían. En definitva, se hacía notar el poder de los ingenieros más ortodoxos, más preocupados por el funcionamiento que la funcionalidad. Por estos motivos nos ha causado cierta satisfacción comprobar que en Subaru se cuidan otros aspectos, con detalles tan curiosos como que uno de los ingenieros responsables de su desarrollo muestre como la puerta trasera del Impreza se abre en ángulo recto para que se pueda instalar una silla portabebés con comodi-