Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
16 9 07 CLAVES DE ACTUALIDAD Un canal para desafiar a los dioses La obra de ampliación de este estratégico paso marítimo será una de las mayores empresas de ingeniería del siglo XXI. Se tardará unos 7 años en poner el canal de Panamá en la ruta del futuro de la navegación POR MANUEL LUCENA GIRALDO INVESTIGADOR CIENTÍFICO DEL CSIC Panamá caban de iniciarse las obras de ampliación del canal de Panamá, por el que pasan cerca de 14.000 barcos al año y un 5 por ciento del comercio mundial. Se trata de una de las empresas fundamentales de la ingeniería del siglo XXI, pues pretende aumentar un 40 por ciento la capacidad de tránsito mediante la construcción de nuevos juegos de esclusas en el Atlántico y el Pacífico. Las actuales se han quedado pequeñas, ya que sólo tienen 304,8 metros de largo, 33,53 de ancho y una profundidad de 12,55; las nuevas tendrán 427 de largo, 55 de ancho y 18,3 de profundidad y permitirán el paso de gigantescas embarcaciones de 336 metros de eslora. No resulta irrelevante recordar que las obras del canal tal y como lo conocemos fueron iniciadas por los franceses en 1889 pero las concluyeron los norteamericanos tras incontables dificultades en 1914, con un extraordinario costo económico y humano- -quizás 20.000 vidas se perdieron durante su construcción- Cuentan que Felipe II desechó el proyecto de construir un paso intero- A ceánico que sus ingenieros le habían entregado, pues pensaba que el hombre no debía separar lo que Dios había unido Su padre Carlos I, tan distinto a él en tantos aspectos, fue en cambio precursor de las comunicaciones interoceánicas título que le fue concedido en 1958 a iniciativa del intelectual panameño y devoto hispanófilo Benito Reyes, que se empeñó en que una estatua suya fuera erigida a la entrada de la vía oceánica. Desconocemos si su iniciativa fructificó, aunque sus argumentos eran sólidos y acertaron al señalar el período transcurrido entre 1492 y el retorno de Elcano de la primera vuelta al mundo en 1522 como decisivo en el conocimiento del carácter interoceánico del istmo panameño. En busca de las especias Diez años después de su primer retorno desde las Antillas, Colón continuaba convencido de que había llegado a unas islas situadas enfrente de Asia, de modo que él y otros extraordinarios navegantes españoles- -Vicente Yáñez Pinzón, Diego de Lepe, Alonso de Ojeda- -se consagraron a buscar Una imagen del canal en sus primeros tiempos de funcionamiento