Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
9 9 07 EN PORTADA Chávez De catcher a megalómano Su más antiguo sueño fue el de convertirse en as del béisbol estadounidense. Ha llegado a ser autócrata vitalicio, pero tal vez aún se vea en sus fantasías con la careta de catcher en vez de la boina roja POR MANUEL M. CASCANTE. CORRESPONSAL EN MÉXICO Nueva Constitución Reelección inmediata e ilimitada del jefe del Estado. Organización político- territorial, donde las ciudades estarán integradas por comunas (que) estarán conformadas por comunidades, cada una de las cuales constituirá el núcleo espacial básico e indivisible del Estado Socialista Venezolano Formas de propiedad. A saber: pública (perteneciente a los entes del Estado) social (perteneciente al pueblo venezolano colectiva (perteneciente a grupos sociales) mixta y privada. e niño, en su Sabaneta natal, Hugo Chávez Frías soñaba con ser catcher (receptor) en las grandes ligas del béisbol estadounidense. Hoy, con 53 años, el autócrata venezolano se ha convertido en bateador del Imperio del Mal (así lo ve Bush) y en pitcher (lanzador) para Iberoamérica de ese socialismo del siglo XXI que nadie sabe a ciencia cierta en qué consiste. Su intención es no retirarse del diamante, el campo de juego, hasta 2020. Como muy pronto. En Sabaneta estudiaba y jugaba pelota, ésa era mi vida, y las dos cosas las hacía bien. Vivíamos pobremente, andábamos en alpargatas y vendíamos topochos (fruto parecido al plátano) Yo quería ser como El Látigo Chávez (jugador del Magallanes, muerto en accidente aéreo) cuando vine a Caracas y entré en la Academia Militar, en mi primera salida de cadete fui al cementerio, busqué su tumba y le prendí una vela... le relataba a Eleazar Díaz Rangel en una entrevista recogida en el libro Todo Chávez Durante su formación militar, tres hechos marcan su pensamiento político y disposición castrense: el golpe de Pinochet, la revolución nacional del general Velasco Alvarado en Perú y su encuentro con el general y presidente panameño Omar Torrijos. Después, otras lecturas le llevarían hasta los guerrilleros Pedro Pérez Delgado Maisanta y Douglas Bravo, a los héroes nacionales Simón Bolívar, Simón Rodríguez y Ezequiel Zamora; al politólogo antisemita Norberto Ceresole- -quien acuñó el concepto Caudillo, Ejército, Pueblo a Fidel Castro, a Jesús de Nazaret... En 1976, ya teniente, forma junto a dos sargentos y tres soldados su primer grupo insurgente el Ejército de Liberación del Pueblo. D Mera anécdota que serviría de origen al Movimiento Bolivariano Revolucionario 200, al juramento bajo el Samán de Güere (donde cuentan que descansó Bolívar antes de la batalla de Carabobo) a las asonadas frustradas, al fracaso del golpe de febrero de 1992 y su réplica de noviembre, al ingreso en prisión, a la formación del Movimiento V República, al triunfo electoral ante Henrique Salas Römer (que hizo campaña a lomos de su caballo Frijolito y la miss Irene Sáez, facilitado por la ineptitud de los dos grandes partidos políticos tradicionales, AD y COPEI... Ya con sus reales en el Palacio de Miraflores, siempre a la sombra de un retrato del Libertador, Chávez comenzará a convocar y ganar referendos y elecciones una detrás de otra. Primero, el referéndum para la convocatoria de una Asamblea Constituyente. Después, en la elección de diputados para dicha Asamblea Nacional. Más tarde, con la aprobación del nuevo texto constitucional. Luego, en las presidenciales y legislativas de 2000... Bien asentado en el poder, comienza a desmarcarse de sus patrocinadores (empresarios, sindicatos, políticos y medios de comunicación) y hace que el Congreso apruebe un Decreto Habilitante que le da poderes especiales para aprobar un conjunto de 49 leyes, que incluyen una reforma agraria y una nueva ley de hidrocarburos. La patronal (Fedecámaras) y la Confederación de Trabajadores de Venezuela se le echan encima. Años convulsos Durante su primera salida como cadete de la Academia Militar, lo primero que hizo fue poner una vela en la tumba de El Látigo jugador de beisbol muerto en accidente Comienzan los paros y huelgas. El presidente destituye a toque de silbato a los gerentes de la empresa petrolera estatal PDVSA... 11 de abril de 2002. Una multitudinaria manifestación que debía dirigirse a la sede de PDVSA, en apoyo de los trabajadores despedidos, es desviada hacia la sede presidencial. Decenas de chavistas esperan en los alrededores. Durante los oscuros sucesos de Puente Llaguno mueren 19 personas. El Ejército interviene y fuerza la renuncia de Chávez. Pedro Carmona, presidente de Fedecámaras, es nombrado presidente provisional y, en un acto demencial, deroga todos los poderes del Estado. Las Fuerzas Armadas vuelven a actuar y restauran a Chávez en Miraflores. En diciembre, un paro sindical, un lock out empresarial y una huelga petrolera acompañada de sabotajes internos ponen de nuevo a Chávez al borde del precipicio. Tras dos meses de incertidumbre,