Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
2 9 07 VIAJES Característico paisaje de El Garraf con las rocas salpicadas por el mar Mediterráneo El Garraf Grito de piedra al Mediterráneo El Garraf, el Olérdola y el Foix, en el litoral catalán, son tres parques colindantes que forman un paraje singular en el que predomina una vegetación propia con innumerables rocas calcáreas TEXTO: E. YUNTA P or cercanía, son tres parques en uno. El del Garraf, el de Olérdola y el del Foix, que nutren de vida el suroeste de la cordillera litoral catalana. Tres escenarios con una fuerte personalidad cada uno de ellos y que ofrecen múltiples opciones para disfrutar de la naturaleza a escasos kilómetros de la urbanización, ideal parada para disfrutar con amigos o familiares de las innumerables actividades que se pueden desarrollar en el parque. Por tamaño y relevancia, es justo desglosar primero las múltiples cualidades y características del Parque Natural del Garraf. Con 12.376 hectáreas que englo- ban a nueve municipios- -Avinyonet del Penedés, Begues, Castelldefels, Gavá, Olesa de Bonesvalls, Olivella, Sant Pere de Ribes, Sitges y Vilanova i la Geltrú- la roca calcárea ha creado un paisaje exótico, rico en formas kársticas- -simas, dolinas... -y con una vegetación propia, cuya especie más conocida es el palmito. Las barracas de viña y los muros de piedra seca se disimulan entre la piedra blanca y rodean antiguas masías y algunas de las pequeñas poblaciones que se encuentran en el interior solitario del parque. Su ubicación, al borde de la orilla, implica un clima típicamente mediterráneo con lluvias en primavera y en otoño- -escasas pero torrenciales- -y temperaturas por norma suaves, con inviernos templados y veranos calurosos y secos. Principalmente por este motivo nos encontramos ante un paisaje cuya vegetación se caracteriza por un matorral denso de uno a tres metros de altura donde dominan la carrasca y el lentisco y donde crecen el palmito, el carrizo y otras especies de procedencia africana. Más hacia el interior, el paisaje está formado por fragmentos de