Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
26 8 07 MOTOR Un aspecto compacto y firme en este modelo de nombre realmente exótico Nissan Qashqai 2.0 Compañero total verdad nos ponemos exigentes, es difícil la elección POR P. DEL BRÍO Nissan tiene dos opciones: con motor de 2 litros, gasolina de 140 CV y diésel de 150 CV. Las diferencias entre ambos son tan sutiles que, si de uando pensamos en un coche para dejar el asfalto y trotar por caminos de tierra y piedras, el fabricante japonés es uno de los que nos ofrece la mayor variedad de modelos, tanto para afrontar vías que simplemente no han sido asfaltadas, como para entrar en el auténtico y apasionante mundo 4 x 4 extremo. La mayoría de los que ponen los ojos en este tipo de vehículos no necesitaría nada más comprometido que un coche con una dis- C tancia al suelo algo más elevada que un turismo y unas suspensiones con un recorrido más largo. Pero, ¿quién se resigna a tener un teléfono que sólo sirva para hablar, si existe otro que puede hacer muchas más cosas... que no haremos nunca? Pues algo parecido pasa con los coches. Por fortuna, los fabricantes, poco a poco, nos van ofreciendo modelos cada día mejor adaptados a nuestras necesidades, como es el caso de Nissan, que conocimos como el fabricante experto en vehí- culos todoterreno de raza, de los que utilizan en las expediciones serias los verdaderos aventureros y ahora, en su última sugerencia, nos ofrece un coche tan lógico como el Qashqai (nombre extraño que proviene de una tribu nómada que habita en el desierto, cerca de las montañas Zagros al Suroeste de Irán) y que hemos probado en las dos versiones de motorización más alta de 2 litros, que en gasolina ofrece 140 CV y en diesel 150 CV Antes de entrar en las peculiaridades de cada motor es necesario contar lo que en ambos casos ofrece este modelo, que es mucho. Lo primero, una dosis de racionalidad muy alta. Para empezar tiene lo que más motiva a los usuarios para decantarse por este tipo de coches, presencia y altura. La primera no es la típica imagen de TT agresivo, sino más bien al contrario, unas líneas suaves, amigables, que únicamente parecen decir no importa que me metas en el campo Segundo, la altura,