Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
26- 27 D 7 LOS DOMINGOS DE Datos de interés Como llegar: United Airlines www. united. com KLM www. klm. es Más barato pero sin fechas concretas; Edreams www. edreams. com Dónde dormir: Ámsterdam Hotel. Céntrico y confortable www. amsterdamhotel. com Edwardian San Francisco Hotel, para saborear el estilo victoriano de la época. www. edwardiansfhotel. com Dónde comer: Harri s Restaurant. Buena carne. Telf. 1 415 673 1888 Far East Café: Comida Oriental Telf. 1 415 982 3245 Cliff House: Ensalada Louis de cangrejos, vistas y ambiente. Telf. 1 415 386 3330 Dónde comprar: Macy s: En Union Square. Precios razonables, Nieman Marcus. En Union Square. Menos razonables. Gap, Old Navy... todos en Marquet St. Qué Visitar: Museo de Arte Moderno, o Sfmoma. www. sfmoma. org Palacio de Bellas Artes. www. palaceoffinearts. org Chinatown y Japantown El Centro Financiero de Embarcadero. Las características casas victorianas de la ciudad, supervivientes del gran terremoto de principios del siglo XX zo al Cannary antes central de Del Monte ahora centro de artesanía, y derechos hacia el Pier 39 Los puestecillos de cangrejos, pan amargo y sopa de almejas del camino obligan a una parada, antes de adentrarse en el Pier 39 lleno de tiendas de todo un poco. Y puntito curioso... los leones marinos bajo los cimientos de madera que han hecho del Pier su hogar y las delicias de los turistas. Alcatraz se vislumbra entre la bruma, aún siniestra y misteriosa, a pesar de ser hoy en día una atracción turística más, para los que necesiten un poco de morbo peliculero. En ruta de nuevo. Lo que se llama Embarcadero fue en el XIX el lugar donde atracaban los barcos. Prolongación del Fisherman Wharf Embarcadero es zona con una buena panorámica de la City en el que se encuentra el Rewood Park con conciertos gratis, y la serie de Piers antes almacenes para las mercancías, hoy restaurantes y tiendas de moda. Bosque y mar A un paso, Muir Woods con sus formidables sequoias A San Francisco no le falta de nada. Tiene hasta sus bosques de sequoias. Altas y poderosas sequoias que parecen no tener fin. En el parque de Muir Woods se pueden hacer unas buenas caminatas; fáciles, menos fáciles, rodea- dos de los majestuosos árboles, helechos múltiples, lianas, y un silencio que sólo rompen los pájaros. Difícil imaginar que la ciudad está apenas a diez minutos de este vergel. A la orillita del mar, como apéndices de la ciudad, se aposentan los pueblos de Sausalito y Tiburón. Pequeños, pintorescos, con sus casas de madera en diferentes colores, con las boutiques de objetos curiosos. Ambos alardean de ser enclaves casi vacacionales, con un aire de bohemia conservadora. Si uno quiere confirmarlo basta con tomarse unas cervezas y un buen plato de marisco en Sam famoso restaurante de Tiburón, con vistas a Sanfo. Para dar el paseo y el día por terminado con solo un cruce de calles se entra en Asia, en una de las Chinatown con más solera del mundo. Rebosa energía en cada una de sus esquinas. Tiendas de accesorios de cocina, de té, de ropa, verduras desconocidas, patos lacados colgados en los escaparates. Cae la noche y la niebla envuelve las calles empinadas, y los parques y a sus gentes. Sólo el pico pétreo de la Transamérica y las torres rojas y férreas del Golden Gate sobresalen desafiantes entre el manto brumoso de la noche franciscana.