Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
19 8 07 MOTOR Hyundai i30 Razones de mucho peso POR FRANCISCO DEL BRÍO Hace tiempo que los coches coreanos juegan en primera división y, si alguien lo duda, que observe el nuevo Hyundai i30 y verá que no le faltan argumentos para estar en la competición de los campeones os turismos fabricados en Corea llegaron a nuestro mercado como la opción barata para acceder al coche nuevo, con algún que otro recelo, que sólo en ocasiones estaba justificado por la escasa red de postventa. Sus coches siempre cumplieron con honradez, al menos en relación al precio que pagamos por ellos. Es cierto que ya no son los coches baratos de antes, pero su incremento de calidad ha sido mucho mayor que su precio final. Lo dije en la aparición del Kia Cee d y lo repito después de probar a fondo su hermano casi gemelo, el Hyundai i30, un coche compacto al que le sobran razo- L nes para ser visto entre los mejor situados en su segmento, incluyendo como competidores a los de marcas europeas. Con el i30 nace también una nueva nomenclatura de la marca, de forma que este modelo sustituye al Elantra, el i10 lo hará con el Atos, el i20 co n el Getz, el i40 con el Sonata y el i50 con el Grandeur. Cosas del marketing, que pretende elevar la consideración de la marca a los parámetros de los premium europeos. Pero al margen de estas consideraciones de estrategia comercial, lo cierto es que Hyundai ha dado un paso de gigante con este modelo para situarlo en la misma órbita donde aparecen el resto de compactos euro- peos y japoneses del segmento, tales como Peugeot 307, Renault Megane, Opel Astra, Toyota Corolla o Fiat Stilo, entre otros. Para comenzar, hay que hablar de un apreciable incremento en las dimensiones exteriores, con 4,24 metros de longitud, una cota que antes con el Elantra dejaba al modelo en una mala situación. Pero lo importante es el crecimiento de la distancia entre ejes (2,65 metros) que permite llevar las ruedas a los extremos y dejar un habitáculo mucho más amplio, en especial en las plazas traseras, donde un adulto de buena talla puede hacer muchos kilómetros confortablemente, así como disponer de un maletero con 340 litros, ampliable hasta los 1.250 si sólo se ocupan las plazas delanteras. Ya metidos en su interior, lo primero que hay que destacar es la buena ejecución del habitáculo, que pretende ofrecer un aspecto deportivo y juvenil, y unos materiales que buscan más la calidad a largo plazo que la vistosidad inmediata. Eso es lo que se percibe de la apariencia de las superficies de plástico, algo duras pero Aspecto y materiales Se han buscado mejoras y materiales más sólidos a largo plazo que vistosos a corto