Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
19 8 07 OPINIÓN TIRA Y AFLOJA Por César Oroz PILAR CERNUDA Política Grupo sí, grupo no iguel Sanz se ha convertido en el protagonista del verano político no sólo porque finalmente ha logrado ser investido presidente navarro, sino por la idea de solicitar grupo parlamentario propio a UPN. En su momento advirtió que pensaba gobernar con guiños a los socialistas, pero hay gente en el PP que piensa que ese guiño es demasiado arriesgado. Por ejemplo, el alcalde de Madrid, que ha dicho que no lo ve conveniente. Mariano Rajoy ha callado, a pesar de que le preguntaron mil veces por la cuestión cuando viajó a Pamplona para asistir a la toma de posesión de Sanz. Jaime Ignacio del Burgo no fue. Jaime Ignacio, la voz más destacada de UPN en Madrid, muy a pesar de los que se consideran UPN pata negra y se sienten regular ante un diputado que es más PP que UPN, sabe mucho de grupos parlamentarios. Cuando Coalición Canaria ha necesitado ayuda para formar grupo propio, siempre le tocaba a Del Burgo pasarse temporalmente a ellos, precisamente porque se presentaba en la lista de UPN, no en una del PP. Que los upeeneuvistas tengan grupo parlamentario no tendría por qué provocar la indignación que sienten algunas gentes del PP. Es cierto que se identifican con el PP, que representan en Navarra lo que representa el PP y que precisamente por eso el PP no presenta candidaturas en Navarra; es la única comunidad en la que la lista del PP no aparece por ningún lado. Pero no es ningún secreto que mucha gente de UPN quiere que se perciba de alguna manera que, aún siendo muy PP, tienen estilo propio, dirigentes propios e identidad propia. Por otra parte, en esta legislatura que se presenta inestable pa- M ra Miguel Sanz, apartarse un poco del PP, cuando el PP está tan demonizado por los nacionalistas y por los socialistas, no parece mala idea. Aunque esos nacionalistas y socialistas ya se pueden andar con ojo si pretenden hacer un avío al ya presidente foral: como se pongan tontos, Sanz convoca elecciones y a ver qué pasa. Se presenta interesante el panorama navarro, sus políticos van a iniciar un juego parecido al de las siete y media: Chivite puede presentar moción de censura y Sanz puede convocar elecciones. Es decir, que uno y otro tienen Rajoy saluda a Miguel Sanz tras tomar éste posesión de su cargo como presidente del Ejecutivo navarro EFE buenas cartas y van a tener que medir muy cuidadosamente las fuerzas, los apoyos, los gestos... y los calendarios. Anunciar algo muy pronto puede ser funesto, pero peor sería hacerlo demasiado tarde. Eso, las siete y media, encontrar el punto entre plantarse y no pasarse. Zapatero mientras tanto jugando el papel de bueno de la película que empezó inmediatamente después del debate del Estado de la Nación. Con una estrategia completamente distinta a la seguida hasta entonces, se nota que las elecciones generales están muy cerca. No se le va de la boca la palabra España, ha dado instrucciones para que a ETA se la persiga policial y guardiacivilmente de forma implacable- -nada que ver con lo que se hacía mientras ETA estaba en tregua- hace declaraciones cada dos por tres para presentar una nueva imagen de moderación y, como no podía ser menos, arremete contra el PP por su falta de sensibilidad social. Y ahí es donde mete la pata, porque no le importa soltar argumentos que son falsos de toda falsedad. En Jerez, por ejemplo, ha dicho en un mitin que el PP se opuso a su propuesta de dar 2.500 euros a las familias que tuvieran un hijo. No es cierto, de hecho el PP llevaba en su programa una ayuda por hijo nacido, pero de tres mil euros. Lo que cuestionó el PP fue la forma en que se presentó, sin especificar en qué partida, bajo qué fórmula y sin contar siquiera con el Consejo de Ministros, como reveló no sólo la cara de estupefacción de Solbes sino que días más tarde desde el Gobierno se lanzaron distintas maneras de acceder a esos 2.500 euros. Pero, señoras y señores, estamos en campaña. Y lo que importa es barrer para casa.