Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
19 8 07 CLAVES DE ACTUALIDAD Caso abierto Ni rastro de Madeleine POR BELÉN RODRIGO ENVIADA ESPECIAL A PRAIA DA LUZ Cien días después de su desaparición en el Algarve, no hay rastro de Madeleine McCann. El rostro de la pequeña se ha hecho famoso gracias al empeño de sus padres, que luchan contra el olvido del caso, en medio de una investigación llena de confusión y posibles errores inero, venganza, crimen, odio... Nadie sabe el verdadero móvil que hay detrás de la desaparición de Madeleine McCann, la pequeña británica de cuatro años que disfrutaba de unos días de vacaciones con sus padres y hermanos, las primeras fuera de su país, y que, desde el pasado 3 de mayo, se ha convertido en la niña más buscada por todo el mundo. El caso Maddie como se conoce en Portugal, ha generado una operación policial sin precedentes en el país vecino que ha ultrapasado fronteras. Muchos se preguntan qué tiene de especial esta bonita niña al lado de los otros miles de pequeños que desaparecen diariamente en diferentes países y de los cuales nadie oye hablar. Sus padres, Kate y Gerry, han sido capaces de movilizar medios y personas por D donde quieran que pasan y todavía hoy, cuando se cumplen 108 días de su desaparición, la fotografía de Madeleine sigue ocupado portadas de periódicos y abre telediarios en varios países. Pero a pesar del esfuerzo policial y de a campaña mediática de los McCann el misterio continúa, y podría estar todavía muy lejos de resolverse. Desde el 3 de mayo se ha hablado y escrito mucho sobre lo ocurrido en el complejo turístico The Ocean Club, en Praia da Luz (Lagos) donde desapareció la pequeña. Todos quieren opinar, hay diferentes versiones que dificultan la investigación policial y pormenores que se convierten en enigmas. Se ha pasado de un supuesto rapto a un probable homicidio o a un accidente mortal. La policía ha dejado de buscar a Madeleine viva y se centra en el rastreo de un cadáver. Todas las hipótesis se mantienen y la de la muerte cobra cada día más fuerza. Lo que ocurrió la tarde noche de la desaparición de Madeleine ha generado muchas especulaciones, principalmente en los medios de comunicación, ya que algunos de ellos han seguido este caso como si de un libro más de Agatha Christie se tratara. La familia McCann, compuesta por el matrimonio Gerry y Kate (ambos de 39 años) Madeleine (cumplió cuatro años en mayo) y Emily y Sean (gemelos de dos años) llegó al Algarve el 29 de junio para pasar unos días de vacaciones con otros amigos. La pareja inglesa estaba acompañada por otros tres matrimonios, cinco niños más y la madre de una de las amigas. Los adultos solían cenar juntos dentro del complejo turístico y se turnaban para visitar a los pequeños mientras dormían. El Una cena amarga complejo turístico contaba con el servicio gratuito de babysitting pero desconoce por qué no quisieron utilizarlo. Esa noche estaban en el restaurante Tapas, a unos 30 metros del edificio de apartamentos de los McCann. Fue Kate quien alrededor de las 22 horas fue a ver sus hijos y encontró la cama de Madeleine vacía, únicamente con el osito de peluche con el que siempre se acostaba. La ventana del cuarto estaba abierta y los gemelos dormían tranquilamente en la cama de al lado. Desesperada, Kate fue hacia el restaurante gritando y nombrando a su hija. Testigos citados en la prensa dicen que oyeron gritos y expresiones como Ellos se la llevaron o fallamos Tras una búsqueda desesperada por las inmediaciones del complejo turístico, la Guar- Los McCann con sus hijos gemelos REUTERS Desde entonces, supuestamente se ha visto a Madeleine en Malta, Bélgica, Marruecos... Han llegado de todos lados pistas sin que ninguna de ellas se haya llegado a confirmar