Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
12 8 07 CLAVES DE ACTUALIDAD Perseidas espectáculos del firmamento: las Perseidas. Pero esta noche es la ideal para verlas y pedir mil y un deseos TEXTO: PEDRO TOUCEDA Luces en el cielo Cada año, en julio y agosto, tiene lugar uno de los mejores ¡Ahí va ese bólido! Concurso fotográfico La Red Española de Investigación sobre Bólidos y Meteoritos ha convocado un premio a la mejor fotografía o vídeo casuales de la bola de fuego que se pudo ver el pasado 10 de mayo en el Centro y Sur de la Península. Los envíos, hasta septiembre, deben hacerse preferentemente a la dirección: spmn ieec. uab. es. En octubre se dará al conocer al ganador, que recibirá un premio en metálico de 300 euros y una selección de libros sobre astronomía. Más información: http: www. spmn. uji. es ESP noveda 71. html sta noche es la noche. Hay otras parecidas, pero pocas veces a lo largo del año se ilumina la bóveda celeste con tanta profusión de estrellas fugaces como en la fecha clave de las Perseidas. Además en esta ocasión la Luna, la mala de la película, no impedirá con su espejo de luz el espectáculo que desde el Medievo se nombra también como lágrimas de San Lorenzo en honor del santo oscense cuya festividad se celebra cada 10 de agosto. Según cuenta la leyenda, San Lorenzo, administrador de los bienes de la Iglesia en los tiempos del Papa San Sixto II, fue asado en una especie de parrilla por el emperador Valeriano. La historia narra que, después de crucificar al Papa, los romanos quisieron hacerse con los tesoros de la Iglesia. Pero cuando el emperador exigió a Lorenzo que se los entregara, éste reunió una grey de ciegos, tulli- E dos y menesterosos y se la presentó diciendo que esos eran los bienes de la Iglesia. La respuesta del emperador no se hizo esperar. El santo soportó su martirio el 10 de agosto de 258 y durante las noches posteriores los romanos vieron cómo se dibujaban en el cielo cientos de estrellas fugaces: sus lágrimas ardientes. Bella y contundente metáfora, pero ¿qué sucede en realidad en el cielo para que se desencadene esta lluvia de estrellas fugaces? Una estrella fugaz o meteoro se produce cuando una partícula de polvo interplanetario (meteoroide) entra a gran velocidad en la atmósfera terrestre- -explica Paco Ocaña, miembro de Somyce, ASAAF y de la Agrupación Astronómica de Madrid- Estas partículas son por lo general del tamaño de un grano de arroz y pesan menos de un gramo. Pero es su velocidad, entre los 11 y los 72 kilómetros por segundo, lo que hace que sean muy energéticas Aunque muchos piensan que el mecanismo de brillo es por incandescencia, en realidad la partícula nunca es visible dado su pequeño tamaño. Lo que vemos en la Termosfera es el aire, que ha sido calentado brutalmente por la presión del paso de la partícula, se ha ionizado y emite luz de una manera similar a un tubo fluorescente. Un enorme tubo de uno a varios metros de diámetro y de una longitud de unos 20 kilómetros. La de las Perseidas no es la única lluvia de estrellas fugaces del año, de hecho, con buenas condiciones lumínicas se pueden observar meteoros todos los días (una media de cinco a la hora) En el Sistema Solar- -comenta Ocaña- al igual que hay cometas y asteroides, existen por todas partes diminutas partículas de ese polvo interplanetario que da lugar a las estrellas fugaces. Pero desde la antigüedad se sabe que hay fechas en las que la actividad aumenta. Esto se debe a que la Tie- Para participar en esta fiesta nocturna sólo es necesario mirar al cielo desde un lugar poco iluminado G. CRUZ