Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
D 7 5 8 07 GUTIERREZ Y DE LA FUENTE 32 D 7 LOS DOMINGOS DE Beatlemanía das al público y los curiosos no son bien recibidos si traspasan la puerta que da entrada al aparcamiento para intentar echar un vistazo a través de las ventanas del edificio. Lo único que les queda es llenar de inscripciones el bajo muro exterior de la propiedad que da a la acera. Lo de robar el cartel que en la esquina indica el nombre de la calle puede ser una aspiración tan arriesgada como imposible, pues ha desaparecido tantas veces que la autoridad municipal lo repone muy de vez en cuando. En realidad, poco importan esas limitaciones, ya que la gran atracción es el paso de cebra. Yo mismo, que he podido entrar en el estudio 2 de Abbey Road, donde los Beatles grabaron casi todos sus discos entre 1962 y 1970 (amén de otros cantantes y grupos como Cliff Richard, Pink Floyd y Oasis) ten- Peregrinación a Abbey Road Miles de personas dan sus zancadas cada año sobre el paso de cebra que hay frente a los famosos estudios de EMI. Hay quien hasta se descalza imitando al muerto Paul McCartney l Volkswagen beatle ya no está sobre la cera de la izquierda, pero la calle tiene la misma apariencia que el 8 de agosto de 1969, cuando a eso de las 10 de la mañana se tomó la conocida fotografía que ilustraría la portada del álbum Abbey Road ¡Lo que ha dado de sí una imagen despachada en sólo diez minutos! Miles de personas peregrinan cada año al paso de cebra. Cerca está la estación de metro de St. Jonh s Wood, donde un pequeño puesto vende recuerdos relacionados con los Beatles y postales de los Fab Four andando en fila sobre las rayas blancas del pavimento. Es la única explotación turística del lugar, pues el estudio Abbey Road mantiene a distancia a los nostálgicos del grupo de Liverpool. Las instalaciones están cerra- E EMILI J. BLASCO La famosa foto, objeto de tantas leyendas, y ahora guía de fans ABC go mi foto no en el interior sino cruzando la calle. Si los visitantes van en grupo, mientras uno se encarga de manejar la cámara los demás hacen el desfile. Hay quien se descalza y cambia el paso respecto a los otros, como hizo Paul McCartney en la famosa foto de Iain MacMillan. Quienes se entusiasmaron con los Beatles vieron en la cubierta de Abbey Road (fue el último en grabarse, aunque Let it Be salió a la venta después) toda una serie de mensajes cifrados. Fue la mitología de Paul está muerto McCartney aparece con los pies descalzos, los ojos cerrados, tiene el paso cambiado y sostiene un cigarrillo en su mano derecha a pesar de ser zurdo. Además está la matrícula del escarabajo, LMW 281 F, que supuestamente indicaba que el cantante cumpliría 28 años if (si) estuviera vivo, mientras que las letras querían decir Linda, My Wife o Linda McCartney Weeps Linda, mi esposa o Linda McCartney llora Además, la secuencia sería la de un cortejo fúnebre: Dios abre el paso (Lenon vestido de blanco) y le siguen el predicador (Ringo en traje negro) el cadáver (Paul) y el enterrador (George, en ropa vaquera de trabajo) Ya se sabe la credulidad de los fans. En realidad McCartney tenía 27 años cuando se hizo la foto y es habitual fumar con la mano con la que se tiene menos habilidad. Pero sobre todo es que el Volkswagen a punto estuvo de no salir. No pudo ser movido porque su dueño, un empleado de los estudios, estaba en ese momento ausente. Ese improvisado quinto beatle vería varias veces robada su matrícula y tras venderse en 1986 en una subasta por un elevado precio se encuentra en el museo de Volkswagen en Wolfsburg. De todo ello se rió McCartney con la portada de su álbum Paul is Live otra foto de MacMillan con él, esta vez en compañía de un perro que estira de la cuerda, sobre el paso cebra.