Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
5 8 07 VIAJES Sugerencias Cómo ir Iberia (www. iberia. com) es la única compañía aérea que vuela diariamente entre Madrid y San José de Costa Rica. El vuelo se realiza en modernos Airbus A 340, aparatos en los que Iberia ha implantado la clase Business Plus. Las tarifas van desde los 801 euros en turista a los 3.770 en Business Plus. Un hotel Barceló Tambor Beach (www. barcelo. es) es un complejo 5 estrellas de playa situado en Bahía Ballena, en la costa del Pacífico de Costa Rica, en un entorno natural de gran belleza que ha recibido la bandera azul que certifica la seguridad y limpieza de su playa de origen volcánico y 6 kilómetros de longitud. Funciona por el sistema todo incluido del que fue pionero, que comprende bebidas, comidas, discoteca, futbito, baloncesto, balonmano, tiro con arco, dardos, tenis de mesa, windsurf, kayaks, waterpolo, gimnasio, aeróbic... En sus 6 kiómetros de longitud, Playa Tambor ofrece al turista un espléndido paisaje de mar y palmeras Costa Rica Pura naturaleza (Viene de la página anterior) aludía a la calidad de la vida, pero ha acabado siendo sinónimo de todo lo bueno. ¿Cómo le va? Pura vida. ¿Y el país? Pura naturaleza. Desde caminatas bordeando cráteres, a expediciones zoológicas ya sea a pie o en barca, pasando por espectaculares descensos por ríos de aguas bravas con impresionantes cascadas, en muy pocos lugares del planeta encontraremos juntas tantas ofertas de turismo activo. Y para los más tranquilos, o los más mayores, o los más pequeños, está el tradicional turismo de playa ¡y qué playas! aderezado con todo tipo de actividades moderadas, como el avistamiento de mariposas en mariposarios ad hoc. Si Noé tuviera hoy que volver a reunir una pareja de animales de cada especie, seguramente empe- zaría por Costa Rica. Aquí se encuentran 237 especies de mamíferos, 383 de reptiles y anfibios, 848 de aves y 3.000 de mariposas. Y aunque es verdad que no es fácil que el simple turista vea al esquivo jaguar, al huidizo tapir, al tímido perezoso, o al escasísimo manatí, casi seguro que podrá mirar cara a cara mapaches, monos, tucanes, colibríes, iguanas, cocodrilos, guacamayos, que aquí llaman lapas, etc, etc. Por no mencionar la flora con 9.000 de las especies de plantas conocidas, entre ellas 1.500 sólo de orquídeas. Parques y reservas biológicas Casi la cuarta parte de Costa Rica la componen sus 32 reservas biológicas y parques nacionales, dos de ellos patrimonio de la humanidad Y si la concentración de seres humanos, como ya hemos dicho, no es muy alta (75 habitantes por Km. cuadrado) la de fauna es muchísimo mayor. El territorio costarricense, que supone sólo el 0,03 de la superficie de la Tierra, alberga al 5 de la biodiversidad mundial. Afortunadamente, en 1970, Karen Olsen, de origen danés, esposa del presidente José Figueres, persuadió a su marido de la necesidad de crear el Sistema de Parques Nacionales, convirtiéndose Costa Rica en uno de los primeros países iberoamericanos en reconocer la importancia del Yunta de bueyes tirando una de las típicas carretas de Sarchí Caminatas alrededor de cráteres, expediciones zoológicas o descenso de aguas bravas para los más intrépidos. Turismo de sol y playa y paseos para los amantes de la tranquilidad medioambiente, algo habitual hoy, pero no tan frecuente hace casi cuarenta años. Gracias a ella y a los científicos Mario Boza y Álvaro Ugalde, podemos disfrutar de maravillas como el Parque Nacional del Volcán Poás, creado en 1971 y una de las principales atracciones del país. Está situado sobre la cordillera Central, una prolongación de la cordillera andina, en torno a este espectacular volcán, aún vivo aunque desde la gran erupción de 1910 su actividad se haya limitado a las constantes columnas de humo de sus fumarolas. Aunque se trata de un cono basáltico de 2.708 metros de altura, es fácil llegar hasta el cráter- -y esto es parte importante de su éxito turístico- -gracias a una buena carretera. No sucede lo mismo con el otro cráter del Poás, extinto y cubierto por la laguna Botos, al que sólo se puede acceder tras una ascensión a pie de 40 minutos por un sendero que parte del primer cráter. El Parque Nacional de Tortuguero, quizá la otra gran estrella turística de Costa Rica, es muy diferente. Situado en la costa del Caribe, al norte de Puerto Limón, es una reserva marítima y costera creada en 1975 para proteger el desove de la tortuga verde marina. Bosque lluvioso en Poás, manglar tropical en Tortuguero. Pura vida en ambos. Pura naturaleza en Costa Rica.