Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
5 8 07 CLAVES DE ACTUALIDAD Guatemala Las tristes flores de la Línea del tren Prostitutas guatemaltecas han expresado en un documental las circunstancias en las que ejercen su oficio. Víctimas de una situación social, también son las víctimas favoritas de los delitos POR MANUEL M. CASCANTE al vez no sea el oficio más viejo del mundo, pero, sin duda, es el más extendido. El comercio de la carne existe desde que el hombre es hombre, quizá nunca mejor dicho. En Guatemala no es diferente... aunque, bien pensado, en algo sí es distinto. La carretera que va de la Ciudad de Guatemala hasta las tierras altas del poniente atraviesa la localidad de Chimaltenango, un cruce de caminos en el que no faltan los prostíbulos y, a sus puertas, sexoservidoras ataviadas con el traje típico de la zona, salpicado por detalles de modernidad: faldas chakchiqueles junto a camisetas de colores escotados con leyendas en inglés, bisutería barata y pintalabios esparcido con brocha, zapatos de tacón, huipiles y ropa de paca (usada) proveniente de los mercadillos de las iglesias evangélicas... T En la propia capital chapina, la Zona 9 se asemeja a los barrios rojos de Hamburgo o de Amsterdam. Putones verbeneros- -parecen ataviadas para una fiesta de disfraces- -discuten con su no mucho más elegante clientela una tarifa (alrededor de 200 quetzales, unos 20 euros) por un trabajo manual o un movimiento de labios sin palabras. Es la famosa Línea del tren un lugar donde encontrar de todo (drogas, armas... menos una locomotora. Pero, detrás de la estampa costumbrista y del chiste fácil, se esconde una realidad que han tratado de mostrar sus propias protagonistas en Las estrellas de la Línea un documental donde un grupo de prostitutas buscan su redención a través del fútbol. Las lumis comparten ante la cámara sus experiencias, en las que nunca faltan la violencia in- Trasfondo de violencia La zona se asemeja, con una trastienda más sórdida y arriesgada, a las zonas de prostitución famosas de Hamburgo o Amsterdam