Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
5 8 07 EN PORTADA Maite Pagaza, presidenta de la Fundación de Víctimas del Terrorismo, siente admiración por María San Gil, cuyo sacrificio personal valora especialmente. Maite es otro caso en el que la defensa de los valores básicos está por encima de las diferencias impuestas por las siglas políticas IGNACIO GIL ABC María José Usandizaga, presidenta del PP de Guipúzcoa y portavoz del partido en la alcaldía de San Sebastián, ha echado mucho de menos a María San Gil estos meses, tanto en el plano político como personal, aunque ahora teme la energía con la que, afortunadamente, la ha visto volver a su puesto. No nos va a dar respiro. Piensa ir a todas las fiestas del País Vasco María San Gil La fuerza de la libertad (Viene de la página anterior) fruta de una democracia plena y hay una región en la que ésta brilla por su ausencia y en donde el que piensa diferente tiene que ir con guardaespaldas; cómo tirar la toalla cuando ETA- Batasuna está en 23 ayuntamientos y cuando la falta de autoridad es desconcertante con un Gobierno vasco mirando para otro lado. ¿A dónde vamos? Me niego a que esto sea así y nada, excepto lo inevitable, va a apartarnos de nuestro objetivo que es la libertad para todos. No podemos ir para atrás, ni desmoralizarnos, sino que hay que seguir para adelante, confiando en que no se negocie con nuestra libertad y que el PSOE ponga a la cabeza a otra persona que no sea Zapatero, que no quiere luchar por lo mismo que el PP y con el que no quiere llegar a ningún acuerdo sabiendo que es impepinable el pacto entre los dos grandes partidos para acabar con ETA. Una solución que pasa también porque el PNV entre en la lucha contra el terror, no para negociar, sino para derrotarlo Como yo- -apostilla Regina- -muchos de los que estamos traba- jando por las libertades y los derechos de todos lo hacemos gracias a María San Gil. Es una luchadora con las ideas muy claras, una mujer de una pieza con la que se podría llegar hasta el fin del mundo. Hay pocas personas como ella. Su vida gira en torno a la idea de lograr un mundo mejor y en ese horizonte están sus hijos que se han criado con una madre escoltada. María es fuerte, y también es de carne y hueso, y María lo ha pasado mal. Pero es una mujer cuya vida es un ejemplo de cómo sobreponerse a la adversidad. Un estímulo. ¡La hemos echado tanto de menos! Necesitamos su coraje para resistir Por favor, no me incluya pide a D 7 con una humildad conmovedora Maite Pagazaurtundua, presidenta de la Fundación de Víctimas del Terrorismo, que fue concejal socialista por Urnieta, asesora del asesinado dirigente del PSE Fernando Buesa, y hermana del jefe de la Policía Local de Andoaín Joseba Pagaza, también aniquilado por la ETA. Yo no soy ni como María ni como Rosa Díez, ni tengo su mérito ni su entrega. Mi día a día es incomparable con el de Pilar Elías o con el de Manoli Uranga, ante las que me quito el sombrero; ni como el de los ediles de Hernani, ni de Azpeitia, ni de Vergara... Ni me han pegado nunca una paliza como a otros. Hay muchas tragedias de mucha gente que no aparece y me resulta totalmente impudoroso que me cite a mí. Es verdad que mi vida no ha sido de rosas, pero no tan dura como la de María, que vive en la política continuamente, con la dureza que ello conlleva y sabiendo que es una madraza, sabiendo que está sacrificando lo más importante de su vida por mejorar la vida de todos nosotros. Su regreso me parece admirable, no sé, casi no lo puedo valorar porque yo no sé si lo haría. Su vuelta es la prueba de una fuerza extraordinaria, de un coraje humano y de una entrega y una generosidad para con todos noso-