Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
18- 19 D 7 LOS DOMINGOS DE M. FRANCISCO REINA Cultura Clásicos para niños uchos de los más ortodoxos se rebelan contra el fenómeno Harry Potter y su riquísima autora inglesa, J. K. Rowling, como si de una suerte de blasfemia literaria se tratase. No estoy convencido aún de si el asunto, que levanta odios enconados, es por una cuestión de pureza intelectual o de tiña envidiosa, hipótesis que me parece más sólida. Lo cierto es que la salida de la nueva, y parece que última entrega del niño mago, volvió a convertir las librerías en un acontecimiento, cosa que, a los menos fanáticos y siempre optimistas, nos parece un hecho a celebrar que un libro y su autora sean causantes de esta euforia, y no un cantante de concurso de todo a cien, un político corrupto, una folklórica trasnochada o un futbolista pasado de mechas. La fiesta interplanetaria mantuvo abierta la incógnita sobre el futuro de Potter y del que no debe ser nombrado su mortal enemigo Lord Voldemort, o de cualquier otro de los personajes de la saga. Siguiendo los deseos de Rowling de no destrozar el final de la novela, lo cual forma también parte de los caprichos de esta nueva estrella mediática y de una inteligente campaña comercial. La crítica del Los Angeles Times se limitó a recomendar el uso de kleenex Nadie sale de Deathly Hallows -título sin traducción de momento al español- -de la misma manera en que llegó reseña la misteriosa crítica, quien halaga este libro verdaderamente épico Esto sucede con todo libro, bueno o malo: uno sale cambiado, de una forma u otra. Sin menospreciar los méritos de la saga de la Rowling, a mí me gustaría destacar los esfuerzos de un atrevido editor, Javier Santillán, y una nueva editorial, Gadir, M que se ha lanzado a la especialización y, en concreto, a la reedición de clásicos universales de todos los tiempos para niños y jóvenes, fuente inagotable de disfrute para los que hemos dejado la infancia, pero volvemos a sus páginas cada vez que podemos. Santillán, director general de Gadir, explica que los libreros han acogido nuestros libros de forma muy favorable, y algunos hasta los recomiendan. Y con los lectores ocurre lo mismo: ya hemos hecho una segunda reimpresión de uno de los primeros libros publicados, el de Buzzati Esta nueva editorial está especializada en literatura del área mediterránea, con el propósito de recuperar o dar a conocer a grandes escritores italianos, franceses, portugueses y de otros países mediterráneos. Este es el planteamiento fundamental para la colección de ficción, pero el catálogo de Gadir también contará con autores latinoamericanos, con clásicos del siglo XX de diversa procedencia y autores del XIX y anteriores. La colección de ensayo, humanidades y biografía tendrá un espectro amplio: habrá obras de enfoque general y otras más especializadas. Entre los lanzamientos para el público más infante de estas obras y autores fundamentales están El príncipe Feliz de Óscar Wilde, La Tinaja de Luigi Pirandello, o Cómo se salvó Wang- Fô de Marguerite Yourcernar, una desconocida pieza orientalizante de la autora francesa de la que la crítica ha dicho que sensibilidad, fantasía, ternura, rebeldía y lucidez son calificativos que pueden aplicarse a este delicioso cuento, inspirado en un relato chino sobre un pintor. La sencillez de la narración se convierte en una obra maestra, una parábola para todas las edades y públicos Todos ellos están editados en unos formatos bellísimos, con una pulcritud no muy habitual en el mundo de la edición, y unas ilustraciones creadas y encargadas a propósito de cada libro. Una delicia editorial muy recomendable para todos los públicos. Asegura Evelyn Arizpe, profesora e investigadora de la universidad de Nuevo León, en México, sobre el prejuicio contra la literatura fantástica que la noción de que la fantasía puede ser nociva es una creencia que podemos encontrar en los diálogos de Platón y que perdura. Hasta el siglo XX no era considerado conveniente que las mujeres y los niños estuvieran expuestos a lo que no era real, dado que podía trastornar su pensamiento y hasta causarles fiebres Despropósitos aparte, y tal y como está el índice de lectura, sea gracias a los clásicos o a los adolescentes magos, a mí, un lector ganado para la causa, desde niño, me parece una bendición. JESÚS GARCÍA Economía Socios je de ZP a México. FG, que tiene en Bancomer a una de las joyas de los ingresos del BBVA, estaba ocupado con otros asuntos. Manuel Jove, 66 años, llevaba rumiando meses en su taller de ebanistería de Culleredo, en la comarca de As Mariñas- -donde reina esa leche fresca de Ganaderías Paquito qué hacer con los 2.000 millones de ganancias obtenidas con el pase de Fadesa a Fernando Martín. Del sector inmobiliario ha saltado a la banca, pero ha sido cortejado por tirios y troyanos en la turbulenta OPA de Endesa, llamado por las partes en litigio de Iberdrola y por todo aquel que quería hacer una gran operación en los últimos tiempos. La benevolente fiscalidad sobre reinversiones, obligaba. Fiel a su filosofía, el gallego ha creado su grupo inversor, Avante Group, como otras grandes fortunas, su amigo Amancio Ortega o Alicia Koplowitz. Ha comprado la textil Caramelo, la petrolera Vetra y tiene importantes proyectos de energía renovable que conoceremos pronto. No hay rico que se precie sin bodegas, y sin jet privado, y él goza como propietario de caldos de Jerez, Ribera y Rioja. El carpintero coruñés, hijo de la inmigración de los 50, cuando las cajas de ahorro enviaban camiones a Alemania que volvían a tín, Antoni Brufau, Ignacio Sánchez Galán estuvieron en el último via- rancisco González, el presidente del BBVA, se ha convertido en el gran ausente en las reuniones públicas con empresarios de Zapatero. No le perdona el intento en 2004 de asalto al banco de Luis del Rivero, Abelló y Carceller, que se saldó con amplio ruido mediático y unas plusvalías de poco más de 200 millones para emprender nuevas aventuras. César Alierta, Fernando Mar- F España repletos de marcos, entró en el club de los más ricos de España y ahora es el mayor accionista individual del BBVA. UBS le ha preparado a Jove una operación financiera alicatada hasta el techo para la compra del 4,9 -con visos del 5 -en BBVA. Una operación de 3.200 millones, de los que unos 2.500 millones son financiados. Casi todos los accionistas individuales de BBVA han entrado con créditos pignorados y trajes a medida, Ahí están el inmobiliario granadino Nicolás Osuna o el audaz Luis Portillo, el sevillano que está construyendo, no sin dificultades financieras, la mayor inmobiliaria española, tras la compra de Colonial y de Riofisa de una tacada. No molestan a la gestión, no quieren estar en el consejo y sirven para blindar el valor- -en la medida de lo posible- -de previsibles ataques indeseados como el insinuado por el ahora denostado Enrique Bañuelos, cuando formaba parte del star system financiero. A cambio, quieren ganar mucho dinero. Si alguien hace una OPA tendrán la espalda bien guardada. También están en ese grupo Fernando Martín, el de Fadesa, y José Cosmen, de Alsa. Suelen cenar con FG el día anterior a la junta y son cuidados con esmero. Es una especie de núcleo en la sombra, aunque a FG le sienta mal que se hable de ello. Yo estoy en contra de los núcleos duros suele decir. Pero la banca internacional, sometida al escrutinio por el racionamiento del crédito que se avecina, y los influjos de la crisis inmobiliaria en Estados Unidos, busca socios hasta en el infierno. Barclays Bank en su huída hacia delante para la compra de ABN, ha dado entrada en su capital a un banco público chino y a un vehículo de inversión del Gobierno de Singapur. Si no le sale la OPA de ABN, refuerza su accionariado contra socios adversos. Los gestores se defienden, igual que hace la cúpula de ABN, que ve cada vez más cerca el asalto de Royal Bank, Fortis y Santander. Emilio Botín ha puesto a su cohorte de banqueros a vender a manos llenas activos para hacer caja y evitar daños colaterales al capital del banco, que va a ampliar, más convertibles, hasta en 9.000 millones. No están los tiempos para enojos de los accionistas, que este año no le ven la rentabilidad al valor ni por el envés. Botín, se frota las manos en su casoplón del promontorio de Santander, mientras que FG se rodea de amigos Del primero se espera que pueda comprar hasta al segundo. Del otro que participe en una gran operación europea, que no llega. Mientras todos cuidan a sus socios, en los mercados financieros resuena el fín de la fiesta del crédito.