Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
4- 5 D 7 LOS DOMINGOS DE Zapatero y Sonsoles Espinosa (de espaldas) disfrutan de un paseo en lancha, el año pasado en Lanzarote Polémico asueto Las vacaciones del líder TEXTO: ALBERTO LARDIÉS FOTOS: ARCHIVO ABC Tras sus polémicas vacaciones de 2006 en una lujosa residencia en Lanzarote, Zapatero ha optado este año por un palacio en Doñana. No ha habido año sin controvertido veraneo presidencial oñana y el presidente del Gobierno. Como en un cuento de Borges en el que las coordenadas temporales dejan de tener sentido al fundirse en la carne de algún personaje que de súbito se aloja en el cuerpo de otro, José Luis Rodríguez Zapatero se encarnará durante sus vacaciones de agosto en Felipe González. O, al menos, podrá tener sensaciones similares, puesto que ocupa el mismo cargo y acudirá al mismo lugar- -el Parque Nacional de Doñana- -a pasar sus días de descanso. Y como les ocurrió a varios de sus antecesores, la polémica le perseguirá vaya donde vaya y aguante en el cuerpo que aguante. El recuerdo de una tormentosa controversia asoma tras la elección de destino veraniego del presidente del Gobierno, que este verano no vuelve a la isla canaria de Lanzarote, sin duda una de sus D debilidades. Allí pasó unos días en diciembre de 2003 y en marzo de 2004, después de ganar las elecciones generales. Y también allí viajó el verano pasado, pero aún resuenan las aceradas críticas que recibió por la reforma de la ya de por sí lujosa residencia de La Mareta- -en el municipio de Teguise- Los 270.000 euros de gastos por la puesta a punto del lugar dieron mucho que hablar. Desde entonces, Zapatero no ha vuelto a su pequeño paraíso. Para este agosto se habló mucho de que, en un presunto ataque de humildad, el presidente del Gobierno veranearía junto a su esposa, Sonsoles Espinosa, en un chalé propio recién adquirido en Almería- -algo que, dicho sea de paso, hubiera planteado mayores problemas a la hora de desplegar el enorme dispositivo de seguridad que acompaña a los jefes del Ejecutivo en sus desplazamientos- Pero finalmente Zapatero y su mujer han optado por el Coto de Doñana, al que parecen haberse aficionado, ya que lo eligieron en Semana Santa y en las últimas Navidades. El palacio de Las Marismillas les satisface lo suficiente... y sin necesidad de reformas. En su primer agosto como presidente del Gobierno, en 2004, Zapatero apostó por descansar en una finca rústica propiedad de la diseñadora italiana Paola Guzzoni en Mahón (Menorca) Curiosamente, el mismo destino de Aznar en sus últimos tres años en La Moncloa fue también Mahón, con lo que se confirma que al actual presidente del Gobierno, consciente o inconscientemente, le gusta mimetizar las vacaciones de sus antecesores, tal vez en busca de algún rincón borgiano donde se escondan los secretos del buen gobierno y la fórmula para ganar de nuevo las elecciones. Sus veraneos favoritos Cada uno de los anteriores presidentes del Gobierno español tuvo predilección por algún lugar especial para sus vacaciones, y algunos de ellos también recibieron severas críticas por los más diversos motivos. La excepción vino de la mano de Suárez y Calvo Sotelo. Adolfo Suárez descansaba habitualmente en una finca de la Empresa Nacional de Turismo ubicada en Cabo de Gata (Almería) o en las Islas Baleares, con visitas a Mallorca e Ibiza. Calvo Sotelo, en su único verano como jefe del Ejecutivo, pasó el mes de agosto en la ría de Ribadeo, en Lugo. Los dos miembros de la UCD no dieron razones para la crítica, o quizás es que en la juventud de la democracia aún estaba mal visto Los Aznar veranearon en Oropesa durante sus años en La Moncloa (Pasa a la página siguiente)