Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
20- 21 D 7 LOS DOMINGOS DE M. FRANCISCO REINA Cultura Gijón de Género ijón se ha convertido durante diez días en la capital de la novela de género, más allá de la novela negra, con espacios para el cómic y la ciencia ficción, pero con el tema de lo policíaco como rey de la ciudad, ejemplo vivo y claro de que la cultura mueve aún a las masas y las divierte, máxima lúdica que algunos de los presuntos intelectuales olvidan con demasiada asiduidad, razón por la que también ellos serán olvidados. La Semana Negra de Gijón ha cumplido este año su veinte aniversario y lo ha festejado por todo lo alto, con su ya tradicional Tren Negro desde la estación de Chamartín hasta Gijón, con un programa lleno de eventos, presentación de libros, mesas redondas y tertulias con autores del género. Este festival se celebra desde 1980 con vocación de acontecimiento popular sin ser populista, para disfrute de la gente en general y no sólo de una élite, características que han sido esenciales para su permanencia y consolidación como un festival de referencia donde la cultura, la diversión y las preocupaciones sociales conviven complementándose. Creada y dirigida desde sus inicios por el escritor astur- mexicano Paco Ignacio Taibo II, se inició como un modesto festival que reunía a escritores de novela policíaca, con actuaciones musicales y artes escénicas. Ha evolucionado a lo largo de dos décadas, convirtiéndose en uno de los mayores festivales europeos por número de asistentes- -más de un millón en los diez días de su celebración- -con conciertos masivos en los que han participado músicos de la talla de Willie Colón, Los Lobos, o Mano Negra con la presencia de autores de primera línea como Gisbert Haefs, Peter Berlin, o Go- G te Álvarez, Denise Mina, Juan Gómez Jurado, Cecil Oker, Pino Cacucci, Andreu Martín, Joaquín Guerrero Casasola y José Luis Serrano. En- ran Tocilovac. El director de la Semana, el escritor Paco Ignacio Taibo II, declaró en esta edición: Creo que amamos la idea de festival multicultural. Predomina una columna literaria muy fuerte, con más de un centenar de escritores presentes, y un festival con chiringuitos, magos, músicos, danza vertical sobre edificios y, cómo no, gastronomía. Todo ello con gran sentido del humor. Es algo a lo que no estamos dispuestos a renunciar. En Gijón hay 67 bares por cada librería abierta durante el año. Nuestra oferta es distinta y no quiere decir que todos los que vayan compren, pero alguno lo hará. Para que la literatura sobreviva en el siglo XXI tiene que competir a pie de calle recalcó ante las críticas de algunos sectores interesados en vehiculizar, por otros intereses no muy claros, las próximas ediciones, con la excusa del ruido. Es como si alguien pretendiese cerrar la Feria de Sevilla o la Verbena de la Paloma por una cuestión de decibelios. Lo cierto es que el festival es un enorme éxito gracias a sus organizadores, con Taibo y Cristina Macía a la cabeza, y un entregado grupo de trabajadores. Editoriales como Edhasa o Roca, se involucran cada vez más, aportando autores y actividades, como esta última editorial, que se caracteriza por su colección criminal y de misterio, con autores como Vicen- JESÚS GARCÍA Economía Nuestro hombre en La Habana las vegas de Pinar del Río, guayabera en ristre, con su aspecto de señorito andaluz, como cubano en cumbia. Le gusta la ópera, también la Carmen de Bizet, y fumar robustos que aspira con fruición, con la misma pasión que vive el día a día de la empresa, aunque en los momentos placenteros se trasiega cualquier pirámide, esos de cepo grande, que tiran como un cohete. Es un fumador de puros auténtico no como Pablo Isla, al que parecían darle miedo esos finos, aunque magníficos Trinidad, que aireaba en las sobremesas. Isla llegó de Patrimonio a la vieja Tabacalera. Era un hombre de la hornada de Rato, que sustituyó a Alierta cuando éste pasó a mejor vida empresarial con el salto a Telefónica. También de la mano de RR. Y allí estaba Antonio Vázquez, que nos dio una sorpresa a todos al ser elegido máximo ejecutivo de la empresa, sin duda por parte de los franceses. La sede de la compañía se quedó en Madrid, por aquello de los impuestos que RR no quería perder. La Unión de Seita y Tabacalera acabó siendo un modelo de integración hispano francesa, algo inaudito en un mundo en el que los consorcios- -ahí esta el caso de EADS- -son dirigidos como organismos internacionales por los políticos de turno. Esa unión de la que resultó Altadis trajo el cierre de nueve plantas, según indican los sindicatos, enojados con la escasa información recibida tras la OPA de Imperial. Vázquez, siempre gomina en ristre y pelo estirado hasta acabar en esos rizados Albertis -que diría Félix Madero- -típicos de la Andalucía de sus andares, mantiene unas magníficas relaciones con el Gobierno cubano y, en parte, la llave del negocio de los puros, que su- E l cordobés Antonio Vázquez, 56 años, se mueve por tre debates y lecturas, con escritores como Juan Bolea, Raúl Guerra Garrido o Almudena de Arteaga, este año también ha habido actuaciones musicales como las de Sidonie, Omar Sosa, y Marky Ramone. Uno de los puntos álgidos es la concesión de sus premios anuales. El Hammett a la mejor novela policíaca de 2006 en español, que ha correspondido al mejicano Juan Hernández Luna, con mención especial para el ovetense Ignacio del Valle, mientras que el premio Espartaco de novela histórica ha sido para El gabinete de las maravillas del madrileño Alfonso Mateo- Sagasta, que ya ganó la primera edición de este premio y explica que se trata de una novela policíaca que se desarrolla en el siglo XVII español y en la que el protagonista es un personaje que nació en Los ladrones de tinta Un festival muy recomendable, que debe preservar su señas de identidad contra viento y marea. Una rara excepción de buen clima y entendimiento entre escritores, más dados a la puñalada o el envenenamiento a sus congéneres que al diálogo. A mí se me ocurren varios Thrillers y novelas negras con este tema. pone un 24 por ciento del Ebidta de Altadis. No en vano, en el 93 era director de desarrollo del negocio internacional y en diciembre del 96 pasó a ocupar el puesto de director general de la unidad de cigarros hasta su nombramiento como presidente en mayo de 2005. Corporación Habanos, una empresa 50 por ciento Gobierno de Castro, 50 de Altadis, es el blindaje de la española como primer productor de habanos del mundo. Por eso los británicos de Imperial Tobacco quieren a Vázquez, que no se ha pronunciado al respecto, en el consejo para pilotar su unidad de negocio de cigarros- -incluidas las operaciones en Cuba- -y quién sabe sí también en Logista. Es el cabo suelto que han dejado los de Imperial en esta operación. La compra por 16.300 millones de euros, con deuda, empieza a apretarles el cuello de las calificaciones. Han hecho una operación defensiva para evitar posibles tiburones en un sector de media docena de grandes escualos. Dejan abierta la posibilidad de vender Logista, que vale en Bolsa 2.500 millones de euros. Su posible troceo es un embeleso para las firmas de capital riesgo. Igual que Aldeasa (50 por ciento Altadis- 50 Benetton) a la que ahora se ha acercado un millonario mexicano. Los sindicatos están levantiscos porque quieren ver los planes industriales de Imperial- -hay muchas dualidades- -y tienen la mosca tras la oreja por el sí del consejo a la operación. Altadis tiene 27.400 empleados, 13.000 más que Imperial que factura casi 5.000 millones más que la española, vende casi 600 millones más y su beneficio es cuatro veces mayor. Vázquez, aplicando la técnica de dejarse querer por Imperial y por el capital riesgo de CVC, ha revalorizado la acción más del 25 por ciento sólo este año. Los accionistas aplauden el cuajo de Vázquez pero hay gestores que son más duros y le acusan de haber sido incapaz de llevar a cabo la iniciativa de una operación de fusión con cualquiera de las grandes como Imperial o Japan convirtiéndose en principal accionista. Le han faltado arrestos y ahora la empresa se la llevan unos británicos indican. El Gobierno español, que con MAFO como secretario de Estado apretó las clavijas de los impuestos a Altadis, restándole capacidad de maniobra, sigue muy atento la operación por que si la sede se va a Bristol perderá un buen bocado de la recaudación. Imperial quiere sacar a Altadis de Bolsa y trocearla. Una multinacional española venida a menos. Igual que cierra la fábrica de Sevilla en diciembre, la cigarrera de la Carmen de Bizet se extingue como la tabaquera Altadis que conocíamos hasta ahora.