Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
10- 11 D 7 LOS DOMINGOS DE para evitar, por ejemplo, que se pusieran de acuerdo en sus testimonios. Para guiarse en su rastreo de secretos soviéticos, el centro de la CIA en Madrid disponía de un amplio inventario de libros de referencia y directorios sobre cuestiones científicas y técnicas de la URSS, hasta el punto de tener más volúmenes que espacio en las dependencias del comité interrogador, que algunos supervivientes sitúan al inicio de la calle Orense. Un gran problema fue la carencia de buenos mapas del territorio soviético y del área moscovita que, además, tuvieran el nomenclátor tanto en español como en ruso. Otra dificultad del Proyecto Niños fue procesar todas las declaraciones, generalmente tomadas al dictado y en español durante interrogatorios que duraban entre dos y cinco días. Para agilizar el proceso de edición de ese volumen de textos se llegó a contratar a varios ciudadanos estadounidenses- -residentes en España y familiarizados con el castellano- -para traducir a destajo. Manuel Arce, presidente de la Fundación Nostalgia, ha confirmado a ABC la existencia de estos interrogatorios. Yo me libré porque era el único que vivía en Burgos y ellos, con la ayuda de rusos anticomunistas, se concentraron sobre todo en los compañeros que vivían en zonas como Madrid, País Vasco y Asturias explica. Según este niño de la guerra, a finales de los años cincuenta ya no eran tan niños. Pero es verdad que muchos, en sus respectivas especialidades, habían logrado subir bastante alto en la Unión Soviética Pese a considerarse agradecido por todas las oportunidades de las que disfrutó- -sin ir más lejos, él pudo estudiar Medicina sin pasar por ninguna criba- la generosidad de Moscú fue interesada ya que, en su opinión, los comunistas pensaban que podrían utilizar a ese grupo de españoles en el futuro, además de servir como excusa para no devolver las supuestas reservas de oro enviadas a Rusia. El Proyecto Niños según el balance firmado por Lawrence E. Rogers, sirvió a la CIA para obtener un extremadamente valioso caudal de información detallada sobre los logros soviéticos en cuestiones prioritarias como misiles y aviación militar. Un tesoro de espionaje que, según las propias conclusiones de la CIA, probablemente no se habría podido conseguir por otros medios, incluso con una inversión de dinero y horas de trabajo multiplicadas muchas veces Fundación Nostalgia Dos niños de la guerra, a punto de ser embarcados para huir de las penurias de la guerra civil ABC