Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
15 7 07 OPINIÓN TIRA Y AFLOJA Por César Oroz PILAR CERNUDA Política Discusiones o hay manera, ya nos gustaría pero no hay forma. Las diferencias son abismales, las relaciones personales imposibles de recomponer, la lista de agravios llegan a límites que sobrepasan lo tolerable, algunos políticos no ocultan que detestan- -sí, detestan- -a sus adversarios, y se ha llegado a un punto en que los ciudadanos llevan el debate político a su propio debate particular: discuten en familia y entre compañeros. El clima está enrarecido, incómodo, desagradable. No se duda en coger frases a medias del adversario para arremeter contra él, ni en tergiversar lo que dice el otro, ni en el y tú más Ni en sacar los colores a quien sea con historias pasadas y superadas. Y no hay límites para lanzar las frases más hirientes contra el que no defiende las mismas siglas. En ese ambiente tan envenenado, sólo hay un motivo de satisfacción: el trabajo de la policía y la guardia civil, que han plantado cara a ETA cuando ETA tiene como objetivo encogernos a todos el corazón con un atentado de dimensiones inconmensurables. Lo han intentado, pero no han podido, los cuerpos y fuerzas de seguridad estaban alertas y dispuestas a intervenir. Nos han salvado de auténticas tragedias. Sin embargo los responsables de seguridad mantienen la alerta máxima, convencidos de que ETA no va a permanecer cruzada de brazos cuando le vienen mal dadas. Tiene que demostrar ante los suyos que cuenta con capacidad suficiente para atentar, y lo hará más pronto que tarde. Piensan nuestros responsables de Interior que buscan una víctima uniformada y si esos responsables piensan que pueden ir por ahí los tiros- -nunca mejor dicho- -es N porque cuentan con datos que indican que esos uniformados- -incluidos los ex- -deben estar más atentos que nunca, sin bajar la guardia ni un solo instante. Pero no sólo está pendiente de los etarras la cúpula policial, las investigaciones sobre el mundo islámico fundamentalista no cesan, todo se analiza, todo se investiga, todas las antenas están puestas, toda la colaboración internacional se mantiene porque para Arginzoniz, el etarra ciclista. La policía mantiene la alerta máxima, pues teme que la banda no cejará EFE todos los países occidentales sin excepción el terrorismo islamista es la máxima preocupación. También para España, aunque en este momento neutralizar a ETA es preocupación máxima, ya que ETA quiere volver a los años de plomo. Núñez Feijóo ha participado en un coloquio en Madrid, presentado por Rajoy, y ni uno ni otro han pronunciado palabra relacionada con terrorismo, lo que es de agradecer. Se refirieron a cuestiones más cotidianas, más de andar por casa, que son las que verdaderamente calan. La sensación que tienen- -tenemos algunos gallegos- -es que se ha quitado el poder a quien merecía tenerlo, para dárselo a quienes perdieron las elecciones estrepitosamente y en algunos casos no querían pactar, aunque se vieron obligados a hacerlo porque la superioridad les ha obligado a hacerlo. Los que nacimos allí, y tenemos posibilidad de hablar con políticos del BNG o del PSG, estamos cansados de comprobar lo mal que hablan algunos de aquellos con los que comparten gobiernos. Aquello no va a acabar bien, si no al tiempo. Va a depender del resultado de las elecciones generales, pero en algunos ayuntamientos ya saltan chispas. Hay que cambiar la ley electoral, cada vez se hace más evidente. Y no sólo por lo ocurrido en Galicia. No puede ser- -aunque sea legal- -que gobiernen quienes han sido tercera fuerza, que se impida hacerlo a quienes se han quedado a un escaño de la mayoría absoluta, o que gobiernen quienes han tenido que encontrar puntos de encuentro- -o de reparto- -entre fuerzas políticas dispares- -a veces siete- -para impedir que gobierne quien ganó de forma apabullante.