Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
15 7 07 CLAVES DE ACTUALIDAD LOS ACONTECIMIENTOS Marcianos TEXTO: A. SOTILLO INFOGRAFÍA: JAVIER AGUILERA PEDRO VELASCO 3 julio 1947 Roswell y otras fantasías Las fantasías alienígenas nada tienen que ver con los rigurosos estudios sobre la vida en el espacio. Pero nunca la imaginación vuela tan lejos como cuando pensamos en esos hombrecillos verdes a increíble historia de Roswell- -la supuesta captura de un platillo volante con autopsia de un alienígena incluida- -marcó el inicio de una fiebre de avistamientos y fantasías extraterrestres que se convertiría en una de las manías más persistentes de las postrimerías del siglo XX e inicios del XXI. Ocurrió hace sesenta años, pero sus efectos aún se notan hoy. Según una encuesta publicada en la prensa británica, un 33 por ciento de los hombres y un 24 por ciento de las mujeres creen en los extraterrestres. Los hombres necesitan tener fe, aunque sea en los marcianos. O como afirma David Clarke, estudioso del fenómeno: Es reconfortante sentir que existen seres poderosos que se preocupan de nosotros. Es bonito pensar que hay otra civilización que ha superado lo que está destruyendo a la nuestra La ufología, cuando rivaliza con la religión o la ciencia, se abisma en el ridículo. Pero no tiene rival cuando se ciñe a lo que le es propio: la destrucción sistemática de fronteras, la superación de El ranchero William Mac Brazel descubre en su rancho los restos de un artefacto que se estrelló la noche anterior 6 julio 1947 L prejuicios, la imaginación sin límites. Los hombrecillos verdes llegaron a Roswell en plena guerra fría, como proyección de los terrores de un mundo dividido y autodestructivo. Pero pronto evolucionaron, y se convirtieron en remedio a la estrechez de miras. El alienígena se convirtió en paradigma de lo diferente, en embajador de civilizaciones inconcebibles. La vida extraterrestre no tiene por qué venir en forma de marciano. Los hombres planta, los seres ígneos, los aracnoides son clásicos de la fantasía. Pero la forma de vida extraterrestre puede ser, por ejemplo, una nube interestelar con conciencia propia. O una estrella de neutrones con una gravedad 67.000 millones de veces superior a la de la Tierra en la que la existencia se vive un millón de veces más deprisa que en nuestro planeta. O un ser que se comunica con la gama de variadas dilataciones de una enorme pupila. Todo un reto a la estrechez con que abordamos la rutina de cada día. Como le dijo Reagan a Gorbachov: No le quepa duda, en caso de invasión extraterrestre, EE. UU. y la URSS serían aliados Mac Brazel enseña al sheriff George A. Wilcox unos pequeños restos del aparato. Wilcox se pone en contacto con el Ejército para devolver las piezas 7 julio 1947 Los oficiales Jesse Marcel y Sheridan Cavitt regresan al lugar del accidente para recoger más pruebas y volver a la base 8 julio 1947 El Coronel Blanchard ordena al oficial de prensa Walter Haunt emitir un comunicado en el que se dice que el Ejército tiene en su poder un platillo volante 9 julio 1947 LAS PRUEBAS DEL CASO También se recogieron materiales metálicos ultraligeros nunca vistos antes. En realidad se trataba de los restos de un reflector de radar que usaba barras y papel de aluminio, materiales poco frecuentes en la época Al día siguiente, el Ejército desmiente la historia y afirma que lo que posee en un globo meteorológico. El oficial Jesse Marcel posa junto a los restos del globo para la prensa 10 julio 1947 Dibujos de un te stigo Muchos testigos dijeron haber visto cintas con extraños símbolos. La explicación es que los técnicos usaban una cinta de refuerzo comprada a una compañía juguetera que usaba estos símbolos para decorar sus productos La supuesta autopsia, realizada a uno de los alienígenas y emitida por todas las cadenas de televisión del mundo en 1995, es considerada un fraude del productor de televisión británico Ray Santilli incluso por los defensores del fenómeno OVNI Pero el periódico regional Roswell Daily Record sale con la noticia del platillo en portada, haciéndose eco el resto de la prensa mundial