Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
12- 13 D 7 LOS DOMINGOS DE La criatura Gollum y más de 800 piezas originales de la trilogía cinematográfica se pueden admirar en la muestra tras cuesta tres euros; en tanto que el Pase del Anillo, de uso personal e intransferible, permite visitar las dos colecciones durante los tres meses de verano por diez euros. En otras estancias de su periplo, su precio llegó a alcanzar los 50 euros. Ésta es la primera vez que la Fundación Caixa Galicia cobra entrada por visitar una exposición. Una condición impuesta por los neozelandeses por aquello de prestigiar una original idea que nació en el museo de Te Papa Tongarewa. Su representante, Claudia Orange, cuenta que desde el principio confiaron en que este gran relato, transformado en exposición, sería una maravillosa experiencia para cualquier galería por lo que no cejaron hasta hacerla realidad. Desde hace años, nuestro empeño es situar a Galicia como punto de referencia cultural a nivel internacional apostilla Teresa Porto, gerente de la Fundación Caixa Galicia. Y este recorrido interactivo por el imaginario mundo de J. R. R. Tolkien es un viaje fantástico hecho tangible realidad. Los trajes empleados en la mastodóntica producción épica (sorprenden el magnífico vestido de pedrería de Galadriel, el de novia de Arwen, la toga blanca de Gandalf, los trajes de Aragorn, Legolas y Saruman; y la armadura del Rey Théoden) la joyería y las armas son de una gran belleza. Las grandes maquetas construidas para los decorados que se generaron por ordenador contrastan con los múltiples detalles que pasaron inadvertidos en un filme en el que el proceso artesanal se mezcló con los últimos avances informáticos. Quienes se acerquen a contemplar la muestra podrán ver de cerca el increíble detalle de algunas de las muchas miniaturas utilizadas en las cintas, como la visión de Frodo de un Hobbiton arruinado, el Múmak y las torres de Orthanc y Barad- dûr. Tan vívida es la exposición, que el cadáver de Boromir depositado en la barca de Lórien parece real. La autenticidad es, precisamente, una de las razones por las que la trilogía cosechó celebridad y gloria. Los espectadores lograron sentirse cautivados con las sorprendentes imágenes generadas por computadora (CGI) y con la tecnología del escalado. Los asistentes a esta muestra tendrán la oportunidad de comprender de cerca la complicación de trabajar con esta técnica y de participar en su concepción. Se les invita a sentarse en dos sillas separadas que simulan un carromato... ¡y el resultado puede hacer que un niño parezca más grande que sus propios padres! El truco se empleó en las escenas en las que aparecían hobbits con otros personajes. Hacer una foto de recuerdo cuesta tres euros. El proceso, que se denomina chroma y permite ajustar las proporciones, se puede ver en La Coruña, en un céntrico inmueble que alberga armaduras, objetos de batallas libradas en los tres largometrajes (las espadas primero fueron fabricadas en acero, después se hicieron moldes y posteriormente cobraron forma en aluminio y poliuretano) y el famoso anillo único que flota en una pequeña sala, dentro de un tubo con agua. En Santiago de Compostela cautivan los bocetos de paisajes del diseñador Alan Lee- -un clásico a la hora de dar vida con sus lápices a la obra de Tolkien- -y las armaduras talladas a mano, que requirieron un trabajo de más de seis meses. El merchandising de las películas de Peter Jackson incluye bolígrafos, libreta, una toalla y un reloj de lujo. Para los seguidores españoles de J. R. R. Tolkien la llegada de este regalo es una suerte en la que todavía no creen. O sí, porque ellos conocen la grandeza de una esperanza incierta, y en ella depositan su fe ciega. Sentirse como un hobbit La muestra ha recibido en su periplo por el mundo más de un millón y medio de visitas; en Galicia superó ya la cifra de las 5.000 personas a los cinco días de su inauguración