Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
8 7 07 OPINIÓN TIRA Y AFLOJA Por César Oroz PILAR CERNUDA Política Sorpresa monumental o ha hecho cuando nadie especulaba sobre cambios de gobierno, cuando parecía que se había bajado la guardia. Y se trata además de una doble sorpresa, porque el nuevo equipo de Zapatero no incorpora a ministrables clásicos con la excepción de Carme Chacón, y sí a dos personas independientes de prestigio, César Antonio Molina y Bernat Soria. Ya puede ir espabilando Mariano Rajoy, Zapatero acaba de designar el gobierno con el que pretende ganar las elecciones y no hay duda de que son mejores los que entran que los que salen. Con la excepción de Jordi Sevilla, que probablemente sale para volcarse en rehacer el partido en Valencia, aunque hasta hace pocos días no quería ni hablar de esa posibilidad. Hará lo que le digan, como ocurrió con Chaves en su momento y con López Aguilar en su momento. Hablando de López Aguilar, los socialistas están cabreadísimos con el pacto entre CC y PP y que impide a López Aguilar ser presidente a pesar de ganar las elecciones. Y después de expresar una vez más su indignación- -inaudito en quienes han arrebatado el gobierno a quienes se han quedado a un escaño o dos de la mayoría absoluta- inmediatamente sonríen de oreja a oreja por el casi seguro pacto de Navarra que colocará en la presidencia del gobierno foral a un señor que sólo ha conseguido ser tercera fuerza. Un señor que días antes de las elecciones declaraba que de ninguna manera maniobraría por la presidencia si quedaba en tercer lugar. Bien poco vale su palabra, como se ha podido comprobar. Pero las acusaciones de mentir y maniobrar se las llevan siempre los populares. Estamos en lo de siempre, el doble rasero, la va- L ra de medir. Por ejemplo, no hay día en el que desde la oposición a la oposición no se ponga el acento en que Rajoy no será nadie mientras no se deshaga de Acebes y Zaplana. A lo mejor tienen razón, pero lo sorprendente es que mientras son tantos los que se fijan en Acebes y Zaplana, nadie ha puesto en cuestión al responsable de organización del partido socialista, ni tampoco a su portavoz parlamentario. Y ya es raro que los que César Antonio Molina, del Instituto Cervantes al Ministerio de Cultura IGNACIO GIL Y doble rasero también a la hora de calibrar a Zapatero y a Rajoy. En cuanto el presidente se luce en una réplica después de un discurso que no había por donde cogerlo por su triunfalismo desmedido y el irreal escenario que describía, se empieza entonces a dar caña a Rajoy por su forma de plantear el debate sobre el estado de la Nación. Se empecinó en el asunto de las actas y probablemente pecó de reiterativo, pero a la mayoría de sus votantes les gustó ese empecinamiento, aunque ha recibido muchas críticas periodísticas. Dato significativo del debate: Erkoreka, muy brillante en su discurso, mantuvo una posición muy distinta a la de Imaz respecto al futuro de las negociaciones con ETA, un indicio más de que en el PNV pintan bastos. Eguíbar vuelve a afilar el hacha porque cree que en la Asamblea de principios del 2008 puede hacerse con el poder. Si fuera así, si Imaz no renueva, tendremos entonces un País Vasco aún más desestabilizado. La cordura de Imaz ha parado muchas salidas de tono, y un PNV con Eguíbar mandando sería un Batasuna bis. Hablando del País Vasco: el gobierno espera como agua de mayo que se produzca lo que está seguro que se va a producir: que ETA anuncie la expulsión de De Juana Chaos. Lo espera como agua de mayo para que se difumine así la imagen de que entre las exigencias de ETA estaba que se tratara a De Juana con guante blanco, como se le trató. Si le expulsan, Zapatero y Blanco tendrán aún más munición contra Rajoy. Garrido. consideran que Acebes y Zaplana no dan la talla, no dediquen ni un minuto de su tiempo a averiguar si la dan José Blanco y López