Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
28- 29 D 7 LOS DOMINGOS DE POR DENTRO Motores: Diésel 2.0 D de 130 CV, 2.2 D de 155 CV y gasolina 2.5 V 6 de 196 CV y 3.0 V 6 de 231 CV Transmisión: Tracción delantera con motor diésel y total 4 x 4 en gasolina, con cajas de cambios manuales de 5 y 6 velocidades y automáticas de 5 marchas. Con control de tracción de serie. Dirección: Asistida eléctrica variable. Prestaciones: En diésel, vel. máxima de 198 a 215 km h. En gasolina de 222 a 232 km h. Precios: X- Type 2.2 Classic Wagon, 34.500 X- Type 2.2 Execut. Wagon, 39.000. X- Type 2.5 Classic Wagon, 37.500. X- Type 2.5 Execut. Wagon, 42.300. X Type 3.0 Execut. Wagon, 39.000. ble mantener un ritmo de marcha bastante ligero sin necesidad de superar los 10.5 litros de media cada 100 kilómetros y que este resultado es más sencillo de obtener si hacemos uso en carretera del control automático de velocidad. No era precisamente el momento más adecuado para asegurarlo, pero durante la prueba siempre he pensado que durante el invierno, con lluvia, frío y nieve, siempre preferiría tener un coche con esta respuesta de fuerza en el motor y la seguridad que proporcionan las cuatro ruedas motrices. Por otra parte, el comportamiento del coche, que desde el 2.0 D ofrece de serie el control dinámico de estabilidad, es otro de los aspectos destacable. Triumph Speedmaster Una cruiser muy equilibrada La nueva Triumph Speedmaster nace como una deportiva, pero en las rutas muy viradas hay que ser cuidadoso con el ritmo de marcha que la marquemos POR JM PÉREZ LAGO n los años 60 Triumph disfrutó de un gran éxito en Estados Unidos, tanto que incluso se crearon modelos especiales para su mercado, como la Bonneville America, adaptada a los gustos americanos. Esta Speedmaster nace como una variación deportiva de la America, unos cambios que afectan sobre todo a la estética pero mantienen el buen comportamiento general. Las principales modificaciones son las llantas de cinco palos en lugar de las de radios, el doble freno de disco delantero, un manillar plano montado sobre torretas, un asiento bajo y estrecho y unas estriberas adelantadas que montan los pedales de freno y cambio, que al quedar por encima hacen su uso un poco incómodo. El motor- -el mismo bicilíndrico de 865 c. c. aunque con algún CV menos, suficiente para mover con soltura la moto- -mantiene su carácter suave y el buen funcionamiento general que ya comen- E tamos en el modelo Bonnie Las suspensiones son correctas, aunque la trasera peca de seca, agravado por la postura de conducción que hace que los baches se noten especialmente en los riñones, por lo que es mejor buscar rutas de buen piso. A la hora de parar no habrá el mínimo problema, el doble disco delantero tiene potencia de sobra para las prestaciones y volumen de la moto, por cierto algo más pesada que la Bonneville, aunque sólo se nota al moverla en parado. El asiento merece comentario Motor: Bicilíndrico en línea 4 T Cilindrada: 865 c. c. Potencia: 55 CV a 6.750 rpm Alimentación: Doble carburador Cambio: 5 velocidades Frenos: Discos 310 mm- 285 mm Ruedas: 110 80 18- 170 80 15 Depósito gasolina: 16,6 litros Altura asiento: 720 mm Peso en seco: 229 kg Precio: 9.450 euros aparte, hace una ese donde el piloto va encajonado en su primera parte para luego seguir el contorno del guardabarros trasero, haciéndose cada vez más estrecho y con mucha pendiente La moto lleva reposapiés para el pasajero, pero no creo que aguante mucho ahí sentado. Esta Speedmaster es una cruiser muy equilibrada, con muy buen comportamiento dinámico que no sólo se limita a paseos en largas rectas, acepta de buen grado las curvas, eso sí, a su ritmo, porque los reposapiés tocan pronto el asfalto. Es bonita, con preciosos detalles como el cuentakilómetros de fondo blanco o el depósito pintado en dos colores, tiene estilo y durante la prueba mucha gente me preguntó por ella. Frena muy bien y todos los mandos tienen gran suavidad y buen tacto. Es un poco grande para callejear, pero con ella se pueden hacer toda clase de rutas y no cansan los kilómetros siempre que mantengas velocidades alrededor de los 100 km h, pues no tiene protección alguna, el piloto queda muy expuesto y sin posibilidad de agacharse sobre el depósito. Si buscas que tu moto no sea como las demás y tenga personalidad, sin duda ésta es una de las opciones que debes considerar. jmperez abc. es