Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
1 7 07 VIAJES Montseny Un mosaico de paisajes POR E. YUNTA FOTOS: ABC Este singular y precioso parque, declarado reserva natural de la biosfera por la Unesco, combina parajes típicos del Mediterráneo con otros más comunes del centro de Europa s un paraje único, de una belleza incuestionable. Entre las llanuras de El Vallés Oriental, Osona y La Selva emerge orgulloso el Montseny, en boca de todo aquel que ha tenido el privilegio de vivirlo. Un regalo de la naturaleza, el macizo más elevado de la cordillera prelitoral catalana (con 1.712 m, el turó de l Home es la cima culminal) que ocupa una E extensión de 30.120 hectáreas distribuidas entre 18 municipios- -Aiguafreda, El Brull, Campins, Cánoves y Samalús, Figaró- Montmany, Fogars de Montclús, La Garriga, Gualba, Montseny, Sant Esteve de Palautordera, Sant Pere de Vilamajor, Seva y Tagamanent, en la provincia de Barcelona; y Arbúcies, Breda, Riells y Viabrea, Sant Feliu de Buixalleu y Viladrau, en la de Gerona- En 1969, la Diputación de Barcelona inició los estudios para la redacción del Plan especial del parque, que presentaron conjuntamente las diputaciones de Gerona y de Barcelona en 1976. Al año siguiente fue aprobado en el sector de Barcelona y en 1978 por la Diputación de Gerona. Desde entonces, ambas entidades cogestionan uno de los parques naturales más emblemáticos de nuestra geografía, declarado reserva de la biosfera por la Unesco desde 1978, única existente en Cataluña. Y no es un cumplido, es la pura realidad. Estamos ante un parque singular, con grandes contrastes climáticos gracias a la especial geología y orografía del terreno, las diferentes alturas y la proximidad del mar (a escasos 30 kilómetros) en una latitud típicamente mediterránea. A medida que uno va ascendiendo pasa de un paisaje claramente mediterráneo a escenarios que recuerdan al centro de Europa. Es precisamente gracias a estas temperaturas variables que se ha configurado un paisaje de vegetación exuberante. Desde encinares, alcornocales y pina- res, más típicos del Mediterráneo, pasando por robledales hasta llegar a hayedos y abetales- -los más meridionales de Europa- -por encima de los 1.000 metros de altura. Con todo, en el Montseny uno se siente en la gloria. Excursiones en familia Muchas escuelas aprovechan las actividades pedagógicas del parque Estamos ante un parque singular, con grandes contrastes climáticos gracias a la especial geología y orografía del terreno, las diferentes alturas y la proximidad del mar Y no sólo los humanos. Conviven en el parque varias especies animales que encuentran en este espacio las condiciones adecuadas para desarrollarse. Así, en el encinar se encuentran jabalíes, zorros, jinetas o lirones caretos entre los mamíferos más conocidos. Entre los pájaros más comunes destacan el azor, el arrendajo común o el petirrojo, que vuelan entre frondosos bosques que cobijan una gran variedad de anfibios, reptiles y peces. Sin embargo, lo que confiere un carácter más singular a la fauna son las especies de influencia centroeuropea, que a menudo forman poblaciones aisladas del resto de la Península. Es un lugar idóneo para disfrutar de unas jornadas de excursión con amigos y familia. En los centros de información del parque natural, el visitante puede conocer rutas, puntos de interés y otros datos útiles para disfrutar con intensidad de su estancia. Se recomienda utilizar la red de itinerarios señalizados, algunos de los cuales cuentan con folletos explicativos. Se inician en Fontmartina, Santa Fe, Sant Marçal, coll Formic y el collet de Sant Martí, y