Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
1 7 07 CLAVES DE ACTUALIDAD Taconeando Del baile español al show americano Juan Contreras bailó con los más grandes. Con Pastora Imperio, Carmen Amaya, Juanita Reina, Maurice Chevalier y Sammy Davis jr. entre otros. La suya es la memoria de cuando aún se bailaba con zahones POR TRINIDAD DE LEÓN- SOTELO FOTOS ABC s artista. Un bailarín entregado a la danza española. Un hombre que llevó su arte- el nombre de España como se decía cuando estaba en su apogeo- por Europa y América. Su nombre, Juan Contreras, resplandeció entre luces y se escribió en carteles en los que aparecían Pastora Imperio, Sammy Davis jr. Yma Sumac, Maurice Chevalier, Shirley Bassey o Liberace. Conoció a Luis Mariano- era muy mariquita y Carmen Sevilla- -la adoro- le reprendía sus gestos afeminados- Brigitte Bardot, Sofía Loren, en un etc. que es la gloria de su tiempo. Evoca, en especial, su actuación ante la Reina Madre de Inglaterra, en la Royal Variety Perfomance, como uno de los integrantes del Ballet Los Triana, algo que hasta en- E tonces, 1961, sólo había hecho el célebre Antonio. Supo, también, de la fascinación que ejercen los artistas sobre millonarios y aristócratas: Barbara Hutton lo invitó a su palacio de Tánger; los Lambert, millonarios belgas afincados en París- vivían en la avda. Foch, justo enfrente de Onassis le dedicaron, entre otros, amistad y admiración. Nada se le subió a la cabeza, porque, afirma, lo único importante es la felicidad personal Cuando a los 33 años se retiró, rompió con todas las de la ley y no volvió a frecuentar ambientes artísticos. No apa- Del baile actual no le gusta el abandono de la chaquetilla, de los zahones, de las blusas de lunares: Oiga, mis trajes eran de alpaca y he llevado unas capas fantásticas rentaba la edad, pero prefería retirarme a que me retiraran manifiesta. En estas líneas queda escrito que es un artista, de modo que el adiós a la parcela que dejó supuso la entrada en otra bien distinta, pero subida a los altares hoy en día: la de la restauración. Ahora es el celebrado dueño de un restaurante madrileño- Handicap 2 que festeja París en plan bistrot. En las paredes, una caricatura que le hicieron para ABC. Contreras vive en un piso en el que guarda piezas- -magníficos cuadros, variados y bellísimos relojes, preciosas figuras, espejos que deslumbran... -de sus viajes por el mundo. Entrar en la casa es como hacerlo en un abigarrado museo donde la calidez humana de su propietario hace que el visitante, rodeado de belleza, experimente, también, la sensación insustituible de lo sencillo. Mi afición por el baile- -explica- -data de mis primeros años. Me veo con sólo cuatro taconeando por los pasillos, hasta el punto de que los vecinos decían eso de ya ha llegado Juanito Tenía ocho cuando estalló la guerra civil y mi vida, como la de tantos, cambió Contreras nació en Doña Mencía (Córdoba) el 8 de febrero de 1928 y fue el más pequeño de tres hermanos. Su familia tenía un estanco, una tienda de comestibles, negocios con el vino y en el matadero. El deseo de otros horizontes impuso el traslado a Madrid cuando Juan tenía seis meses. Su padre abrió dos peluquerías, mientras que otro familiar era el dueño de una afamada sastrería del barrio de Salamanca. Hago memoria histórica por vez primera. Cuando estalló la guerra vi cosas terribles con las Con el Rey Juan Carlos (jovencísimo, en el centro de la imagen) durante una distendida reunión