Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
12- 13 D 7 LOS DOMINGOS DE NUESTROS CORRESPONSALES Roma Buenos Aires consideren simplemente una escritora mediática? Y Maria de la Pau, sonrisa al canto y ojos chinescos, reiteraba su guión: Escritora mediática significa salir en los medios de comunicación y eso sí lo he hecho, siempre en programas culturales o magazines con entrevistas en profundidad. Jamás he jugado a la frivolidad en ese mundo... (La máquina de la verdad hubiera echado chispas) Bruselas París Viajando a Liliput Leer sus novelas y escrutar sus columnas es una lección sobre lo que no debe ser la escritura: Recorrer el espacio en una nave espacial debe servir para darnos cuenta de que somos muy, muy pequeños. Como le sucedió a Gulliver, ser conscientes de nuestra insignificancia tiene que ser duro escribía en Turistas en el espacio (El Periódico) Tras cambiar la estatura de Gulliver en Liliput, la Maria de la Pau se sentía cada vez más turista, una turista correteando hacia la estación término de su ambición. Descabalgada CiU en Cataluña y con el PP en el poder balear, Janer volvió a Mallorca para presentar el programa Punt de trobada en la televisión áutonómica. Faltaba poco para su penúltima fase como planta trepadora que crece al sol que más calienta. En mayo, la risa de esfinge reaparecía. Era la apuesta personal de Jaume Matas, número ocho de la lista del PP. Janer concurría como independiente y manifestaba, sin cortarse un pelo de laca, antipatía por Rajoy y simpatía hacia Convergència (apoyó a Mas en las autonómicas catalanas) Faltaba poco para que la planta trepadora se marchitase. La insuficiencia de escaños para la mayoría absoluta y el todos contra uno que descabalgó a Matas de la política ahuyentaron al fichaje estrella. Sin mentor y con las peñas nacionalista y pepera machacándola, la autora de Las mujeres que hay en mi habrá de buscar otra reencarnación. De momento ha dejado con un palmo de narices a sus electores, al renunciar a su escaño en el Parlamento balear. A estas horas debe sentir envidia de la Munar, siempre tan bien peinada, cual princesa palmesana. Criticada por escribir en castellano y por sus veleidades populares, Maria de la Pau quedó fuera de las listas del Institut Ramon Llull para la Feria de Fráncfort. Al final, se ha subido al navío político- literario en el último minuto. Se trata de verlas venir, darle al blanqueador dental y aplicar el lema pantojiano: ¡Dientes, dientes! Pero la Janer es un petrificado rictus, la sombra de una sonrisa... La princesa está triste... ¿Qué tendrá la princesa? RABAT LUIS DE VEGA Nueva York Abdellatif (1998) Fotografía del libro Inshallah. Marruecos 1996- 2006 de Alfredo Cáliz Jerusalén Lisboa Marruecos Inshallah TEXTO: LUIS DE VEGA FOTO: ALFREDO CÁLIZ México El español que mejor ha fotografiado Marruecos, Alfredo Cáliz, Washington muestra su obra en distintas ciudades del reino. Una visión que sorprende y que se opone con valentía a los viejos y manidos tópicos Berlín Atenas Londres Berlín Pekín Viena Estocolmo nshallah si Dios quiere, es lo primero que entra por los oídos del guiri que pisa un país como Marruecos. La expresión, mil veces repetida, es algo así como el Vuelva usted mañana de Larra. ¿Tendré el coche listo para las vacaciones? Inshallah Y tras escuchar la respuesta con la consiguiente incertidumbre que ésta genera, a uno sólo le queda rezar para poder irse de viaje, porque, dejando en manos de Dios la resolución de los asuntos, los marroquíes suelen con frecuencia desprenderse de sus obligaciones y responsabilidades. En plena crisis del Perejil, Alfredo Cáliz se paseaba por tierras del reino con su cámara de fotos y la maqueta artesanal de un libro rebosante de imágenes increíbles. ¿Qué Marruecos es ese que tenemos frente a nosotros a cada instante pero que sólo descubri- I mos cuando hojeamos esta obra? No ha habido encargos, ni agenda, ni programa. Sólo kilómetros por carreteras secundarias y pateo de medinas. Té, pasteles y zumos de naranja. Entre aquellas páginas primigenias asomaba la mirada de Abdellatif, cual dandi en una calle cualquiera. Sus ojos acribillaron sin maldad el objetivo de Alfredo. Con los años la maqueta pasó a ser libro Inshallah. Marruecos 1996- 2006 Fundación Tres Culturas, 2006) y Abdellatif se convirtió en clandestino vía patera. Una página en blanco sigue sin embargo en la mente del fotógrafo, la que no le pudo escribir Mohamed Chukri, aquel analfabeto que empezó a hacer la o con un canuto entrada la veintena y que murió en Tánger en 2003. Aun así el resultado es sublime. Tomad y bebed todos de él, porque éste es el Cáliz que mejor ha retratado Marruecos, Inshallah