Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
1 7 07 CLAVES DE ACTUALIDAD Macri La nueva derecha y el viejo fútbol La presidencia de Boca Juniors le convirtió en uno de los hombres más populares de Argentina. A partir de diciembre será el alcalde de Buenos Aires. un excelente trampolín para dar el salto a la Casa Rosada POR CARMEN DE CARLOS CORRESPONSAL EN BUENOS AIRES os vasos de agua. A los diez minutos una cucharada sopera de aceite de bacalao y un sorbito de leche o zumo de naranja para cambiar el gusto... Después hay que esperar media hora para desayunar Mauricio Macri repite este ritual todas las mañanas: Una rareza, ¿no? Pero a mi me curó la artrosis Lo explica a ABC en el estadio conocido como la Bombonera, después de que el comentario de su primera ingesta del día corriera de boca en boca en media Argentina o entre la mitad más uno de los argentinos, número de seguidores que se atribuye el club de fútbol que ha presidido los últimos doce años. El hijo de Franco, un emigrante italiano que llegó a la tierra prometida (América) después de la Segunda Guerra Mundial, tardó mucho tiempo en demostrar a su padre que quería viajar sólo, sin la carga del equipaje familiar. Antes de hacerlo superó con éxito la prueba de estudiar en el Colegio Cardenal Newman, y aprobar hasta la última asignatura de Ingeniería Civil en la Universidad Católica de Buenos Aires. Una pesadilla sería la expresión con la que confesaría, en alguna ocasión, aquellos años en los que no perdió la fe pero sí, y parece que definitivamente, la práctica de ir a misa. Disciplinado, el joven Macri acató y cumplió con las misiones encomendadas en el Departamentos de Créditos del Citibank y en los despachos del Grupo Socma que su padre diseñó para él, hasta que un día de 1995 le dio el disgusto: quiero ser candidato a la presidencia de Boca. A partir de entonces la estrella de Mauricio Macri empezaría a brillar con luz propia. Primero, en las gradas del equipo de Diego Armando Mara- D dona. Después, hace tres años, en un escaño del Congreso que, como el resto de los diputados, frecuenta poco, y ahora- -a partir de diciembre- en la Alcaldía de Buenos Aires, un trampolín sobre el que ejercitará la mejor técnica para dar el salto a la Casa Rosada en el futuro. Adulto prematuro, el primer acto de independencia que se le conoce lo protagonizó con veintidós años: contrajo matrimonio con Ivonne Bordeu. Él y su mujer eran muy jóvenes. El peso de la responsabilidad era tan grande, que nunca tuvo la experiencia de sentirse libre y disfrutar de la vida de un joven reflexionaría su padre. Fruto de aquella unión nacieron Agustina, Jimena y Francisco. Mi mayor logro repite en las entrevistas. Mal marido pero buen ex marido su matrimonio con Isabel de Menditeguy, mujer de gran belleza y licenciada en ciencias políticas, tampoco funcionó. En 2005 la pareja ocupaba las portadas de las revistas del corazón con el anuncio de su divorcio. Quince días atado a los grilletes Traumática la ruptura, nada es comparable con los quince días que permaneció secuestrado, a manos de una banda de policías, en un zulo en agosto de 1991. Fue terrible, sólo había un agujero en el techo por donde me alimentaban, un baño químico y la cadena con la cual estaba encadenado al piso con un grillete en cada pierna describió tras su liberación. Las cifras del rescate son un secreto bien guardado. Algunos dicen que Franco- -basta pronunciar este nombre en Argentina para que la gente sepa que es Macri- -se puso al frente de las negociaciones para su liberación. Dicen que pagó seis millones de dólares, pero otras voces aseguran que la cifra superó los quince. Misterios de la mente, la experiencia terminó con la claustrofobia que el hoy prometedor político arrastraba de joven y que había intentado, sin éxito, superar a sus dieciocho años, a base de muchas horas de diván. Doce años después de su cautiverio, el ingeniero Mauricio recibiría una herencia adelantada y, posiblemente, jamás imaginada: ser el intermediario para lograr la liberación de su díscola medio hermana, Florencia, segunda víctima de un secuestro en la familia. Mauricio, como su padre antes con él, logró que la joven recuperara, sana y sana, la libertad. Su obsesión por la seguridad en Buenos Aires tiene su punto de arranque en esos dos hechos dramáticos, pero la velocidad en En agosto de 1991 pasó quince días secuestrado. Fue terrible. Estaba encadenado al piso con un grillete en cada pierna La cifra del rescate nunca se supo