Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
1 7 07 CLAVES DE ACTUALIDAD Hong Kong Democracia agridulce Multitudinaria concentración en recuerdo de la matanza de Tiananmen (Viene de la página anterior) Una década agitada 1 de julio de 1997: el Reino Unido devuelve Hong Kong a China tras 156 años de dominación colonial. Diciembre 1997: Primer brote de gripe aviar. Marzo- abril 2003: El SARS se cobra 299 vidas. 1 de julio de 2003: Medio millón de personas protestan contra el Artículo 23 de la Ley Básica al temer que restrinja libertades. 25 de marzo de 2007: Donald Tsang es reelegido jefe ejecutivo por un comité afín a Pekín. Promete resolver la cuestión democrática antes de 2012 Al paso que va China, plenamente entregada a la economía de libre mercado, es probable que los cambios se produzcan a la inversa, pues la propia Thatcher acaba de reconocer que los temores sobre el futuro de Hong Kong estaban infundados Sin embargo, eso no significa que la transición política haya concluido. Después de una década que en buena parte ha sido traumática, debido a la crisis financiera de 1997 y a las epidemias de SARS (2002) y gripe aviar (2004) que han sacudido a la antigua colonia británica, aún queda por resolver una de las principales demandas de la población: el sufragio universal, que apoya el 60 por ciento de los habitantes. Hong Kong es una sociedad madura y preocupada por la libertad que necesita democracia explica a ABC uno de los parlamentarios del Partido Democrático, el doctor Yeung Sum, quien ase- gura que el sufragio universal aquí sería un buen ejemplo para China y podría servir a modo de experimento como antes ocurrió con las Zonas Económicas Especiales durante los primeros pasos de la política de reforma y apertura Y es que en el terreno político poco ha cambiado en la isla. Durante la época colonial, Londres nombraba a un gobernador, mientras que, en la actualidad, esta Región Administrativa Especial de China se halla dirigida por un jefe ejecutivo designado por un comité de 800 miembros. En teoría, todos ellos representan a los diferentes extractos de la sociedad hongkonesa, pero en la práctica la mayoría son afines a Pekín por intereses ideológicos o mera con- Ahora hay menos libertad que antes porque muchos empresarios y periodistas no quieren disgustar al Gobierno central afirma el cardenal de Hong Kong, Joseph Zen veniencia económica, ya que muchos son empresarios con grandes negocios en el continente. En este sentido, el 35 por ciento de las inversiones de este potente enclave financiero se dirigen a China, destino también del 40 por ciento de sus exportaciones y uno de los motores fundamentales de su economía. Aunque fuera el candidato oficial Donald Tsang se impuso en marzo en las primeras elecciones abiertas frente a otro aspirante, el parlamentario del Partido Cívico, Alan Leong, que le disputó el puesto y con quien incluso celebró debates televisados. Tsang, un funcionario católico de la Administración pública de Hong Kong que sirvió durante la dominación colonial y fue nombrado caballero por la Reina, sustituyó en marzo de 2005 al anterior jefe ejecutivo, Tung Cheehwa. Este magnate de Shangai había sido designado por el régimen comunista para dirigir la ciudad tras la marcha de los británicos, pero nunca contó con la aceptación popular. Para colmo de males, los primeros años de su mandato coincidieron con la crisis financiera y el brote de gripe aviar que sacudieron a Asia a partir de 1997, y que sumieron a la ex colonia en la recesión por primera vez en su historia. Cuando Hong Kong parecía remontar el vuelo, llegó la conmo-