Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
1 7 07 EN PORTADA Edwin Vargas Montero todavía no se cree que su primo Jeferson murió en Líbano. Josie García Zamora (centro) siente pena y rabia por la desaparición de su mejor amigo España Ejército inmigrante TEXTO ALFONSO ARMADA FOTOS JAIME GARCÍA ecía un boxeador mexicano que se hizo entrenador de boxeadores que sólo de países pobres salen buenos pugilistas, puesto que en cuanto la clase media se agranda y la burguesía echa raíces la gente no se busca la vida a puñetazos. Lo mismo cabría decir del oficio de soldado: ¿quién está dispuesto hoy a jugarse la vida por una patria difusa y por una paga nunca demasiado grande? Èramos compañeros desde que éramos niños y de fiestas Los tres se vinieron a buscarse un futuro en España Los tres ingresaron en la Brigada Paracaidista. A uno de los tres, Jeferson Vargas Moya, le reventó una bomba hace siete días en una carretera polvorienta de Líbano. Acaban de devolver su cadáver a su patria D colombiana. Lo cuenta, con los ojos todavía laminados, sin poder hacerse a la idea, Edwin Vargas Montero, nacido en Bogotá hace 24 años: Cuando me dijeron que había muerto no me lo creía. Y aún no me lo creo Enamorado de la mecánica, llegó a Valencia hace cinco años animado por un hermano que le precedió. En Colombia ya sentía fascinación por la vida militar, pero su familia se oponía. Se puso a trabajar de albañil en Valencia con su primo. Ganaban 1.400 euros al mes. Ahora supera escasamente los 1.000 euros al mes, con complementos. Pero vale la pena Casado con una peruana, embarazada de tres meses, espera acabar logrando la nacionalidad. Ninguno de los dos piensa en regresar al otro lado del océano: Es más tranquilo aquí. Hay más futuro En todo caso, no le han hecho sentirse distinto. Dice que no ha sufrido episodios racistas ni dentro ni fuera del cuartel No ve contradicción entre lo que siente y lo que ha jurado: No hay ningún problema en sentirse colombiano y estar dispuesto a morir por una bandera que no es la tuya Su primo se fue contento al Líbano: Sabía que había peligro. Pero eso el que hay. Lo que pasa es que no pensaba que fuera a morir tan pronto Él no tiene miedo a la muerte, pero prefiere no pensar en ella Comos sus compañeros, dice que está dispuesto a volar al Líbano: Para ayudar a la gente que está necesitada Asegura que su primo estaba bien preparado pero como algunos mandos no se cansan de repeti, a refubo del Gobierno, no iba con todas las garantías. Les fataba protección Edwin Vargas Montero es uno de los nuevos rostros del Ejército español, en su caso de la Bripac, una fuerza de élite que también ha cambiado gracias a haber toma-