Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
24 6 07 VIAJES Venecia Y el Oriente Express El Venice Simplon del Orient Express presta su lujoso servicio desde 1919 (Viene de la página anterior) dad, iluminan la noche perfumada por los aromas nocturnos del galán de noche y el jazmín. De ese perfume y de estas mismas vistas disfrutaron un sinfín de celebridades, como José Carreras, Julio Iglesias, Steven Spielberg, Melina Mercury Henry Kissinger y Sofia Loren, entre muchos otros. A la luz diurna el panorama es muy diferente. Desayunar en el Restaurante Gabbiano, al lado de la piscina olímpica o en el Fortuny, con vistas a las islas, es una buena manera de empezar el día. Las arañas de murano, las flores en jarrones exquisitos, los mue- bles renacentistas decoran los salones y las habitaciones. Las terrazas están rodeadas de jardines cuidados con esmero, de sombrillas blancas y flores rojas que le dan el toque de color necesario para hacerlas más alegres todavía. Una mezcla cosmopolita se mueve entre los salones. Culturas diferentes y distintos horarios. Tanto que, mientras los mediterráneos desayunan, los anglosajones ya dan cuenta del almuerzo. Aunque bien pueden tener en común su gusto por el vino Casanova Salso así bautizado en recuerdo de una aventura más del galán en la que éste también manifestó su gusto por los caldos cul- Mario, veinte años trabajando en el tren, recuerda anécdotas como la de aquella noche regada de alcohol en la que varias parejas se equivocaron de cabina... En el bar, un pianista desgrana las notas de Casablanca melodías de Gershwin o de Cole Porter. Un ambiente en el que el pasado se torna presente Pasar al vagón- restaurante de este tren es como viajar a la Europa de la belle epoque