Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
24 6 07 CLAVES DE ACTUALIDAD Gran Clos esión de control parlamentario sin mención del terrorismo desde los escaños del PP Sín. drome de abstinencia. El ministro Clos responde varias preguntas y se equivoca incluso leyendo, sobre todo al desconcertar el género y número entre sustantivos y adjetivos. Como alcalde de Barcelona casi superó la leyenda de su predecesor Pich y Pon. Un semanario mantenía una sección exclusiva sobre las pich- i- ponades La más célebre fue proclamar la importancia de las tres emes: Ministración, ministración y ministración Algún día averiguaremos porqué hay tan poco humor en estos tiempos. Un comentario de El bé negre fechado en Madrid, julio de 1931: El estatuto de Cataluña ha causado una impresión de lo más excelente. De los cincuenta y cuatro artículos que lo forman, solo cincuenta y cinco comportan dificultades. Pero en general se le considera acertado, bonito, precioso, delicado, mono y dicharachero y, en breve, tan poco diferente ni discrepante de la Constitución que se prepara que algunos opinan que ni valdría la pena presentarlo S En Navarra se tejen y destejen urdimbres políticas, un triángulo de las Bermudas entre UPN, PSN y Na- Bai LA SEMANA EN UN BLOC Brindis polaco s pasatiempo de temporada meterse con Polonia a cuenta de los hermanos gemelos en el poder. Extraño pueblo, curtido por la desmesura y el arrojo. Experiencia de exilio y destierro, obnubilación patriótica, particiones sin límite. Cargas de caballería contra carros blindados, vuelo temerario de los pilotos polacos en la Batalla de Inglaterra: luego tuvieron que quedarse en Londres tomando vodka en un recóndito bar de Kensington. Apabullante literatura polaca, desde Pan Tadeusz a la jeta de Gombrowicz. Hoy es una sociedad pujante, que busca la prosperidad, arrolladoramente vitalista, por grande que sea el peso de la Historia. Para la diplomacia española, la misión secreta del embajador Don Pedro Ronquillo en Polonia es un episodio memorable. Pararon a los turcos a las puertas de Viena, vieron salir el ejército de Hitler y cómo entraban las tropas de Stalin. Creyeron incluso en Napoleón. Piensan que los Estados Unidos, al menos, no los han traicionado. El centro de Europa está en Varsovia. Eso lo saben en Berlín pero Varsovia todavía recela. E da dice él. Ella escucha, se diría que con un leve desdén. ¿Es que tienes algún problema? Hay una pausa breve, un silencio para expresar ese desalineamiento de mentalidades. Luego se ponen a hablar de nichos de mercado y de un jefe de recursos humanos que debe de ser una especie de Mefistófeles. Matrimonios para toda la vida, buscaos un consejero matrimonial, un psicólogo. Sois algo raro, anormal, casi pecaminoso, una patología anacrónica. Tenéis un problema. Más Tinell l PSOE le ha cogido el gusto a los pactos del Tinell y por eso se va Jaume Matas, un político gestor que no tuvo la oportunidad de renovar el PP balear. La contorsión de Unió Mallorquina se ejecuta frente al 47 por ciento del electorado. Se prevén dos problemas: el primero es la inanidad política del nuevo Pacte del Progrés al que se suman los independentistas y, en segundo lugar, el desquiciamiento de un PP sin buen banquillo, propenso por instinto a una derechización jurásica. Mal trance para Rajoy y para la sociedad balear. E Pensar Navarra n Navarra se tejen y destejen urdimbres políticas que afectarán seriamente la estabilidad de España en el futuro inmediato. Al mismo tiempo, centros como la Institución Futuro un think tank liberal, reflexionan sobre la competitividad del viejo reino, sobre su futuro operativo. Véase www. ifuturo. org. Ahí se explica- -por ejemplo- -la falacia sobre contaminación y transporte aéreo. Eso supone únicamente el 2 por ciento de su impacto ambiental. Más claro: no por ser comercializado en la misma región que lo cultiva tiene que ser indeclinable que- -sin transporte por avión- -un producto sea más ecológico. Pero lo que está pasando en Pamplona todavía es un jeroglífico. De la Pamplona de Plaza del Castillo de Rafael García Serrano a la Navarra actual de las novelas de Miguel Sánchez- Ostiz va apareciendo ese triángulo de las Bermudas entre UPN, PSN y Na- Bai. VALENTÍ PUIG E Jacinta y Fortunata ay que ver cómo pisan la calle esas damas con sandalias ligerísimas, de vestal de diseño, de mujer fatal bíblica. El paso es como un susurro, un roce de piscina romana. Ahí va Dalila dispuesta a rapar a Sansón. En la terraza del bar, pierna sobre pierna, la dama balancea el pie y la sandalia se ajusta a una piel de bronceado muy selecto, de ocio sin pachanga, de fines de semana en un velero con patrón y marineros. Pasa por la acera otra dama, también magnética, pero con las chanclas de los Morancos. Eso, Fortunata y Jacinta, en los confines de Esperanza Aguirre. vpuig abc. es H Mentalidades y nichos iálogo oído en un restaurante fashion El, ejecutivo ya con algunas canas; ella, una joven manager en los treinta. Saborean una botella de agua de Vichy. Veinticuatro, veinticuatro años de casado. Todo va bien. No tengo ganas de cambiar en na- D