Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
24 6 07 EN PORTADA Calderón Un triunfador (Viene de la página anterior) te contra el poder establecido, hasta el punto de que se le niega la entrada al Pabellón Raimundo Saporta en algunas reuniones. En las elecciones del año 1991 presentó su candidatura de vicepresidente en la lista encabezada por Alfonso Ussía. Fue derrotado por Ramón Mendoza en un proceso bajo sospecha, pero la pelea en las urnas le sirvió para adquirir experiencia de cara al futuro que se le avecina. Calderón había entrado de lleno en una espiral que le llevará años más tarde hasta el sillón presidencial en el Santiago Bernabéu. Aprende de este primer revés. Copia los mecanismos más elementales de la campaña electoral y se enrola en la candidatura de un ambicioso Florentino Pérez. En 1995 se presentó como secretario general. Vuelve a sentir el dolor de la derrota. Pero no se da por vencido. Continúa en la trinchera de Florentino y entra a formar parte de la Junta Directiva a raíz del triunfo en las elecciones de 2002 frente a un Lorenzo Sanz que venía de ganar la Liga de Campeones en Glasgow frente al Bayer Leverkusen. Por entonces, Ramón Calderón es un personaje asentado en el mundo de los negocios y las finanzas (hoy es el administrador de varias empresas) En el año 2003 ocupaba el cargo de consejero de Sacyr en representación de Fernando Martín, compañero en la Aprende de Florentino Junta directiva del Real Madrid con Florentino Pérez. Poco después abandonará el puesto por discrepancias con su apoderado. A raíz del derrumbamiento de Florentino Pérez en febrero del año 2006, Calderón entiende que ha llegado su momento. Que está curtido y preparado para intentar al asalto al sillón presidencial. Conoce el paño, las artimañas y los entresijos del proceso electoral. Y apuesta fuerte. Se rodea de amigos influyentes, confía en el tirón de Pedja Mijatovic, el héroe de la séptima Copa de Europa, y adorna su cartel electoral con la contratación de Fabio Capello. Será la batalla más dura librada por Ramón. Se enfrenta al club, al poder establecido y a una maquinaria electoral manejada desde dentro que presuntamente controlaba el voto por correo. Sus consejeros le animan a visitar los juzgados para denunciar irregularidades en la recogida de dichos sufragios por correo. Gana las elecciones con el voto presencial por un estrecho margen, pero nadie le reconoce la presidencia. Le tachan de provisional. Calderón sufre el acoso y se blinda con el cariño de su familia. No duerme bien. Pelea sin desfallecer. Finalmente, y después de meses de lucha, la juez Mila- gros Aparicio le da la razón. Acaba con la provisionalidad y en enero, por fin, duerme a pierna suelta como presidente del Real Madrid. El sufrimiento le ha hecho envejecer a pasos agigantados. No le importa. Dice que han valido la pena las noches de insomnio y las interminables charlas con sus colaboradores para buscar soluciones a un proyecto que ha caminado sostenido sobre hilos de seda hasta el último día, hasta el último minuto. Ramón encontró una escapatoria a sus tribulaciones en los toros. Otra de sus pasiones. Desde muy niño comenzó a familiarizarse con la jerga taurina. Verónica, naturales, puyazos, estribos, orejas, puntillas, alamares, caireles, puerta grande, rosa palo, albero, aviso, timbales... No olvida cómo su familia regentó y explotó durante años la antigua plaza de toros de Palencia. Todavía hoy recorre mentalmente los rincones del antiguo coso, donde vio torear a diestros tan míticos como Paquirri, Ángel Teruel, Paco Camino, Diego Puerta, Manili... Todo tiene una musicalidad especial para el abogado. Su fibra taurina es delicada. Devorada por el ladrillo, la antigua plaza de Palencia cierra un capítulo importante de su vida. Pero el gusanillo sigue intacto dentro de su cuerpo. Ramón Calderón constituye en el año 1989 la sociedad IN 90 S. A. para concursar por la explotación de la plaza de Las Ventas en Madrid. El primer intento es fallido. Pero no se retira de la pelea, y persiste en la búsqueda de nuevos compañeros de viaje. El segundo intento llega en el año 2004. Entra a formar parte de la empresa Taurovent con un cinco por cient junto con Martínez Uranga, Choperita y Fidel San Román. Presentan el mejor pliego, y logran la explotación por dos años sustituyendo a Los Lozano. Ramón se siente como pez en el agua. Ya no tendrá que pedir un pase para acceder al callejón venteño. Ahora es su casa, y él se convierte en anfitrión. Intenta trasladar parte del modelo de explotación que tantos beneficios le ha dado al Real Madrid. Los palcos VIPS en los interiores de la plaza son la pieza angular del proyecto económico. Sin embargo, los acontecimientos se precipitan. Fidel San Román aparece en el sumario de la Operación Malaya y la sociedad Taurovent se disuelve. Ramón se refugia en el fútbol, aunque mantiene contacto con el actual explotador de Las Ventas, Choperita Pero, eso sí, el fútbol no le falla. Fibra taurina Ha sido empresario de la plaza de toros de Las Ventas y está casado con Teresa Galán, una diseñadora de interiores que conoció en Pamplona cuando estudiaba Derecho En plaza de toros de Las Ventas, junto al presidente del Getafe, Ángel Torres, y Fabio Capello IGNACIO GIL