Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
17 6 07 OPINIÓN TIRA Y AFLOJA Por César Oroz PILAR CERNUDA Política Guante blanco o contaba un socialista de los tiempos de la Transición en la conmemoración del 15- J. Se había acercado a un miembro del gobierno de Zapatero para expresarle su disgusto por las negociaciones que mantenía Puras con Nafarroa Bai para hacerse con la presidencia navarra, y cuando hacía su exposición sobre lo que significaba NB, la trayectoria de Patxi Zabaleta, lo que podría suponer tener en el gobierno a una formación que defiende la anexión de Navarra, el miembro del gobierno- -que era miembra -le espetó: ¿Y qué pasa por gobernar con un partido anexionista, dónde está el problema? El socialista del plan antiguo ni respondió. Pero se lo contó a todos los que pudo, como un desahogo. Así estamos, con un gobierno que no da ninguna importancia a gobernar con quienes hacen al caldo gordo a Batasuna. Ya les llegará el momento de dar marcha atrás, como han hecho con De Juana o con Otegi, pero ya es triste que tenga que producirse una noticia terrible para que el gobierno de Zapatero reaccione. Nabai no parará hasta cumplir su objetivo, al igual que ETA tampoco está dispuesta a renunciar a sus reivindicaciones históricas, al igual que Ternera no representa la voluntad de ETA, y al igual que el Gara va a dar por entregas toda la información sobre lo que se ha negociado con los terroristas. De todo esto se le ha advertido a Zapatero hasta la saciedad, pero el presidente se fía de quien se fía y no rectifica hasta que se ha dado el batacazo. Y el problema es que, cuando se da el batacazo, no sólo le duele a él, sino a todos los españoles. En algún momento ten- L dría que parar en su verbo triunfalista para atender lo que dicen quienes tienen experiencia sobrada en negociaciones y en tratos con ETA; pero no lo hace, y así le ha ido y así nos va. Rebajo el tono: estamos en tiempos de guante blanco. Que no se diga que si Rajoy ha tragado carros y carretas por bien de todos, la abajo firmante va a seguir con los dardos. Pero cuesta, la verdad es que cuesta. Cuando hay certe- Los socialistas de los tiempos de la transición están EFE escandalizados de ver cómo negocia Puras con Nabai zas sobre las mentiras y los engaños, cuando un miembro del gobierno dice sin mover un músculo que no ha habido negociaciones con ETA, cuando se niega la mayor, es difícil mantener la cabeza fría. Pero si estamos en tiempos de tregua técnica de Mariano como dice un colega con buena pluma y mejor verbo, bajemos el diapasón. Además hay mucho de lo que hablar que no tiene nada que ver con las preocupaciones que nos han tenido en vilo en los últimos tiempos. Rajoy tiene que celebrar el congreso de su partido, le tocaría en septiembre u octubre, y escucha toda clase de consejos. Hay quien le sopla al oído que lo haga y que cambie la ejecutiva cuanto antes para deshacerse de quienes no acaban de conectar con los ciudadanos o tienen una imagen de derechas que lastra a quienes pretenden colocar al partido más en el centro. Otros, en cambio, le sugieren que lo celebre en otoño o principios de año porque un congreso es siempre un elemento de movilización, así como un balón de oxígeno ante unas elecciones generales. Pero el problema es que un congreso es también foco de frustraciones y resentimientos, así que lo que podría hacer Rajoy- -siempre según quienes quieren congreso antes de las elecciones- -es que mantenga al equipo actual con pocos cambios... y que lo amplíe con rostros nuevos que han conseguido adhesiones y simpatías en estos cuatro años de oposición. Rajoy, como es habitual en él, no se pronuncia todavía, hará lo que le dé la real gana. Como lo ha hecho en su entrevista con Zapatero, cuando anunció su apoyo al presidente para derrotar a ETA Ni lo consultó ni lo comentó: lo hizo y punto.