Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
17 6 07 CLAVES DE ACTUALIDAD TEXTO: FOTOS: El Noorderlicht, una goleta de dos palos construida a principios del siglo XX David Buckland y el escritor Ian McEwan, autor de Sábado o Expiación en la expedición de 2005 Ecoactivistas Arte contra el cambio climático (Viene de la página anterior) lares de Canadá, Alemania y Reino Unido, y la tercera, hasta el 7 de octubre, de nuevo con una tripulación de artistas y científicos. David Buckland Fotógrafo, director de Cape Farewell La hora de Leonardo di Caprio Oso polar hermafrodita de Gary Hume, obra realizada en 2003 La relación de los creadores con el nubarrón del cambio climático alimenta desde hace tiempo múltiples variantes. La película El día de mañana de Roland Emmerich, y el documental Una verdad incómoda de Al Gore (climatecrisis. net) son las incursiones más conocidas, pero hay otras muchas. Sin ir más lejos, otro documental que traza una línea parecida a la del ex vicepresidente de Estados Unidos, esta vez con el actor Leonardo di Caprio al frente. Su título: The 11 th Hour (11 thhourfilm. com) y en él intervienen hasta cincuenta científicos, pensadores y políticos. O los nueve cortometrajes producidos por la organización SOS (Salvar Nuestras Selvas) que giraban alrededor del calentamiento global y sus efectos y que fueron exhibidos en el reciente Festival de Tribeca (www. tribecafilmfestival. org) un certamen fundado por Robert de Niro. Los artistas y los investigadores del clima han empezado a trabajar juntos en ambientes más académicos, como el Instituto del Cambio Ambiental de la Universidad de Oxford. A primeros de junio se celebró por tercer año consecutivo un encuentro entre investigadores y unos setenta artistas, en el que se pusieron sobre la mesa datos y opiniones sobre el calentamiento del Planeta, modelos de predicción del clima y su gestión política, las normas aprobadas en Kioto... Los científicos esperan que, con iniciativas de este corte, su estado de preocupación pueda transmitirse con eficacia a la sociedad. Durante muchos años no lo habían conseguido. Pero, ahora, al fin, parece que el mensaje empieza a calar. El próximo viaje será el más ambicioso EMILI J. BLASCO. LONDRES- ¿Cómo surge la idea de unir arte y cambio climático? -Soy artista y hace años comencé a trabajar sobre modelos climáticos. Hasta hace un tiempo nadie había oído hablar de cambio climático, los medios no cubrían ese tipo de cosas y nadie quería escuchar los argumentos científicos. Pensé que había que encontrar otro modo de mirar este problema, de manera que la cultura pudiera abordarlo como algo que le atañe. El punto de conexión es que es el comportamiento humano el que provoca esa transformación. Y así comencé, llevando en un barco al Ártico- -el frente del cambio climático- -a un grupo de científicos y de personas relacionadas con el arte, la creatividad audiovisual y los demás medios en general. Los artistas, escritores y otros creadores contribuyen a constituir un banco de fotografías, imágenes, ideas y diferentes maneras de pensar el cambio climático, más allá del planteamiento puramente científico. ¿Han sido fructuosas las expediciones para la extender la concienciación sobre el cambio climático? -Absolutamente. Hemos hechos documentales para la BBC y hemos puesto en marcha una gran exposición, que sólo en Londres y Liverpool ha sido visitada por 250.000 personas. Lo más importante es implicar a mucha gente, conseguir que no perciban el cambio climático como una amenaza tan grande ante la que no cabe más que guarecerse, sino como una oportunidad para contribuir de manera positiva. ¿Qué nuevas expediciones está preparando? -Estamos preparando dos. Una es la primera que hacemos con jóvenes, escogidos por nuestro departamento educacional. Estarán en una estación científica cerca del paralelo 80 para participar en diversos experimentos científicos. Inmediatamente después, con partida de Londres el 9 de septiembre, vamos a llevar a cabo el viaje más ambicioso que hemos realizado hasta ahora. Navegaremos a Groenlandia, comenzaremos en el paralelo 79 e iremos en dirección oeste, avanzando con dificultades debido al hielo. Forman parte del equipo investigadores y artistas de Reino Unido, Canadá, Estados Unidos, India y China. El objetivo es conocer el efecto del calentamiento del planeta sobre ciertas corrientes marinas. ¿Qué se hace con el material artístico producido a partir de las expediciones? -Hemos organizado una exposición itinerante que viaja por todo el mundo. Esta primavera ha estado en Hamburgo. La muestra va cambiando a partir de cada nuevo material. También queremos originar música y ponerla en internet. Ya hay tecnología para que se nos pueda seguir día a día en directo por internet durante la próxima expedición.