Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
28- 29 D 7 LOS DOMINGOS DE Triumph Bonneville Regreso a los orígenes Aparentemente es una moto para nostálgicos, pero que hará disfrutar a todos los que sientan pasión por el mundo de las dos ruedas y un motor clásico POR J. M. PÉREZ LAGO En el interior, Renault ha combinado los acabados de lujo, con aplicación de materiales de alta calidad 3 o el Audi A 4. En cualquier caso, es un reto que la marca gala necesita ganar, pues en la actualidad no pasa por su mejor momento. Para llegar a ese compromiso, y según dice Renault en el comunicado que acompaña a las primeras fotos de Laguna, entre las innovaciones de su desarrollo hay que destacar su chasis reactivo y preciso, que le debe situar en el mejor nivel del mercado. Este resultado ha sido obtenido por un aumento de las flexibilidades de suspensión y por una desmultiplicación reducida de su dirección, para garantizar el confort. En su lanzamiento, el Laguna contará con dos carrocerías, berlina y familiar. Con una longitud de 4,69 metros, el nuevo modelo de Renault ofrece unas proporciones equilibradas que le dan una expresión dinámica. A esta sensación contribuye el largo de los flancos y la línea de la parte trasera inclinada. Con el fin de reforzar una imagen de coche premium cuenta con detalles cromados en los cristales traseros. En las berlinas, la línea del talle se prolonga justo por debajo de las luces traseras a base de luces de diodos que proporcionan una iluminación característica. La gama mecánica se irá completando a lo largo de su lanzamiento, comenzando por un motor de gasolina de 2 litros y 145 CV Se completa la oferta de gasolina con un motor turbo de 2 litros y 170 CV acoplado a una caja de ve, locidades automática de tipo proactiva de 6 marchas. La gama de motores de diésel se apoya sobre dos mecánicas ya conocidas, el 1.5 dCi que dispondrá de 110 CV y el motor 2.0 dCi que cuenta con tres escalones de potencia de 130, 150 y 175 CV aso, ciados desde el lanzamiento a una caja de velocidades automática proactiva de 6 marchas en la versión de 150 CV eguramente muchos os acordaréis de esta moto, bien porque tuvisteis una o tal vez porque vuestro padre o algún conocido la tuviera. Este es mi caso, me acuerdo de mi padre con la gorra, las gafas Climax de aviador, los guantes finos de piel y de todo el ritual para arrancarla; abrir la gasolina, cebar el carburador y buscar el punto muerto superior del pistón para pegarle una buena patada a la palanca de arranque, del petardeo de los escapes y de las vibraciones que hacían que no se viera nítido por los retrovisores. Ahora imagina esa misma moto pero completamente actualizada y optimizada en su funcionamiento, olvídate de los platinos, de los frenos de tambor, del arranque a patada y por supuesto de las vibraciones, sólo su aspecto es retro y lo retro vuelve a estar de moda. No cambia su chasis tubular en acero con el basculante en el mismo material, la horquilla y los amortiguadores traseros, regula- S blesen precarga. El motor es el clásico bicilíndrico en línea, refrigerado por aire y alimentado por carburador. El aspecto exterior es idéntico al original pero ha sido profundamente revisado para ofrecer un funcionamiento mecánico actual. Las llantas son de radios y los frenos de disco, también con neumáticos de dibujo clásico Lo curioso del caso es ver cómo el espíritu de estas motos inglesas se mantiene. Salí a probarla con mis colegas habituales y sus motos de última hornada y mirándolas allí paradas, se puede ver que lo básico permanece más o menos igual. Siempre digo que las motos se deben juzgar según su carácter, e incluso con los criterios actuales, tengo que decir que me gustado como va. Lo primero que hay que tener claro es la clase de moto que es y el uso que le vas a dar, esta Bonnie es para un uso tranquilo, para darte largos paseos disfrutando de la carretera, olvidándote de la moto. Tiene un motor muy elástico, que no necesita cambiar mucho de marcha, empuja muy linealmente y todos los mandos funcionan suaves y precisos, tiene el centro de gravedad bajo y en marcha se siente más ligera de lo que es y cambia de dirección ágilmente, sin duda ayudada por unos neumáticos finos y de perfil triangular. Todo queda en su sitio, se llega muy bien al suelo y el único pero es la suspensión trasera que es un poco seca. Aunque se mantiene fiel a su estilo retro, no estaría de más un indicador de gasolina y un reloj en el espartano cuadro de instrumentos, una pequeña pero práctica concesión a la modernidad. En ciudad también se defiende de maravilla y si la llevas personalizada como nuestra unidad de pruebas, una Sixty 8 con una gran bandera inglesa en el depósito, será el centro de todas las miradas, el catálogo de accesorios es muy amplio y hasta tienes ropa Triumph para ir a juego con ella. Es una moto para todos los públicos, no sólo para nostálgicos, y siempre tendrás la seguridad de tener algo diferente en tu garaje que además nunca pasará de moda. Motor: Bicilíndrico en línea 4 T Cilindrada: 865 c. c. Alimentación: Doble carburador Cambio: 5 velocidades Frenos: Discos 310 mm- 255 mm Ruedas: 100 90 19- 130 80 17 Depósito gasolina: 16,6 litros Altura asiento: 775 mm Peso en seco: 205 kg Precio: 8.590 euros