Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
10 6 07 OPINIÓN TIRA Y AFLOJA Por César Oroz PILAR CERNUDA Política La guerra de las vallas ue la tarde del martes: al PP le llegó el chivatazo de que los socialistas habían tanteado en el mundo de la publicidad si se podían reservar vallas para el mes de octubre sin tener la seguridad de que fueran a ser utilizadas. La reacción del PP fue lógica: preguntar también si se podían reservar vallas sin la seguridad de que fueran a ser utilizadas en el mes de octubre. Y así están los dos partidos, mirándose de reojo y con todo listo por si hay un adelanto electoral. El que no corre, vuela. Zapatero se mostró muy despectivo cuando se refirió a la noticia- -de este periódico- -de que se había consultado al Vaticano la posibilidad de cambiar la fecha de beatificación de los 500 mártires de la guerra civil española. Puede hacer los desmentidos que quiera, pero desde su propio entorno, o más bien desde el equipo electoral de Ferraz, explicaban ese día que no se pidió exactamente cambio de fecha, sino que se tanteó en medios religiosos si existía la posibilidad de que se pudiera cambiar la fecha de las beatificaciones si se daba el caso de que el presidente decidiera adelantar las elecciones generales para el 28 de octubre, día en que se cumplen 25 años del triunfo apoteósico de Felipe González y que además coincide que es domingo. Así que menos gestos despectivos, señor presidente. La estrategia de Zapatero en esta fase de gravedad extrema es, prioritariamente, tratar de desprestigiar al PP. Manda narices, por no escribir lo que mandaba en tiempos de Federico Trillo. Hay gente en el PSOE que no se sonroja al decir que el PP se alegra de la ruptura de la tregua porque así tiene más pie para criticar a Zapatero, Blanco declaró F que la culpa de lo que pasa la tienen ETA y el PP, y en la reunión del gabinete de crisis del martes pasado se tomó la decisión de que si el Gara publicaba lo que se llaman actas de las reuniones con ETA, la respuesta tendría que ser acusar al PP de dar más credibilidad a los terroristas que al gobierno. Y no es que Gara tenga credibilidad, sino que hasta ahora lo que ha publicado lo habían conta- La estrategia de Zapatero en esta fase de gravedadF. SECO extrema es tratar de desprestigiar al PP. Manda narices do previamente varios medios de comunicación, sabiendo esos medios que tendrían un desmentido del gobierno a pesar de que era rigurosamente cierto. Las fuentes periodísticas- -no nos cansaremos de repetirlo- -suelen ser servicios de información, de ahí la certeza de que los datos iban a misa. Por ejemplo recogieron en su día los encuentros mantenidos con la banda, encuentros desmentidos entonces por el gobierno. Zapatero acaba de reconocer a Iñaki Gabilondo que estos meses ha habido contactos directos e indirectos con la banda terrorista. Pues claro, ya lo sabíamos. Incluso podemos recordar cuáles, dónde y con quiénes. A Zapatero se le ve como noqueado. En el Senado se expresó con una furia nunca vista hasta ahora, exagerada, incluso incómoda, molesta. El PP no es una hermanita de la caridad haciendo oposición, pero ver al presidente de gobierno con un tono tan feroz es preocupante. Como preocupante es también que haya anticipado que no confía en la reunión del lunes para llegar a un acuerdo con Rajoy para pelear juntos contra ETA. Pues sí que es ése el espíritu con el que se debe abordar un encuentro con el líder de la oposición... No se entiende nada, la verdad. Ni la furia presidencial, ni el argumento de que se actúa con De Juana y con Otegi en función de las circunstancias, ni se entiende que se utilicen palabras más duras contra el PP que contra ETA. Es verdad que el PP ha pegado duro al presidente, al PSOE y al gobierno, pero en situaciones graves son el presidente y el gobierno los que deben dar sensación de firmeza, de serenidad, de saber cuál es el terreno que pisan. Y, desgraciadamente, todo eso brilla por su ausencia.